Está pasando

Impide el acceso a contenidos

Android sufre la llegada de un malware que secuestra fotos y vídeos de los equipos

La compañía de seguridad ESET ha alertado de una nueva amenaza para equipos Android. Se trata de un nuevo programa malicioso que permite a los hackers bloquear el acceso a contenidos como fotos o vídeos alojados en los dispositivos. Los responsables de esta amenaza extorsionan a las víctimas para que paguen a cambio de terminar con el secuestro de sus contenidos.

Android ha conseguido convertirse en un sistema operativo móvil de referencia, con millones de usuarios en todo el mundo. El éxito del SO móvil de Google no ha pasado desapercibido a los cibercriminales que ven en Android una gran plataforma en la que tener sus redes. Los casos de estafas y programas maliciosos en Android por desgracia son comunes y los ciberdelincuentes son capaces de encontrar nuevas formas con preocupante rapidez.

La última amenaza para Android dada a conocer es del tipo ransomware. Se trata de un sistema extendido en el ámbito de los ordenadores, que consiste en impedir que las víctimas puedan acceder con normalidad a sus equipos. Los hackers que utilizan amenazas de tipo ransomware buscan que los usuarios finalmente accedan a facilitar datos personales o a pagar para conseguir que sus equipos vuelvan a la normalidad.

Un software malicioso de este tipo ha hecho su aparición en Android recientemente, según ha denunciado la compañía de seguridad ESET. La amenaza en cuestión ha sido bautizada como Android/Simplocker y responde a la naturaleza tradicional de las amenazas ransomware.

Los investigadores han comprobado que la amenaza en cuestión es capaz de acceder a los equipos Android y rastrear en sus sistemas de almacenamiento para localizar archivos con extensiones propias de documentos de vídeo, audio o fotografía. Una vez encontrados los archivos, el virus se encarga de cifrar su acceso para que las víctimas no puedan acceder a ellos. De esta manera, los equipos de los usuarios quedan secuestrados ya que no permiten a los usuarios navegar por sus contenidos.

Extorsión a los usuarios

Una vez que se ha cifrado el acceso a los contenidos, las víctimas de esta nueva amenaza reciben un mensaje de los hackers responsables. Según ESET, en los casos identificados el mensaje está en ucraniano. Básicamente se solicita el pago de dinero a cambio de la supuesta liberación de los dispositivos, que se realiza retirando el cifrado que impide el acceso a los contenidos.

Los investigadores que están analizando la amenaza han destacado que hay riesgo de que se pierdan los contenidos cifrados si los hackers responsables pierden las claves para ello. Sin embargo, la recomendación es no acceder a las demandas planteadas a la espera de una solución contra la amenaza.

Casos como este refuerzan la necesidad de mejorar las medidas de seguridad en los dispositivos móviles. Los usuarios pueden contribuir por su cuenta tomando precauciones a la hora de descargar contenidos y navegar y realizando copias de seguridad de la información almacenada en sus dispositivos.