Conflicto

Competencia obliga a Carceller a dimitir del consejo de Cepsa

Demetrio Carceller, consejero independiente de Cepsa, se verá obligado a dimitir del consejo de la petrolera por un dictamen del Tribunal de Defensa de la Competencia, que aprecia riesgo de efectos nocivos para el libre mercado en la operación de compra de la red de gasolineras de Shell por parte de Disa, propiedad de Carceller. Además, Disa no podrá abrir más gasolineras en Canarias en cinco años.

Cepsa perderá a corto plazo uno de sus dos consejeros independientes. Demetrio Carceller, presidente de la cervecera Damm y presente también en el consejo de Sacyr Vallehermoso, deberá abandonar la petrolera por un dictamen del Tribunal de Defensa de la Competencia, pendiente de ser asumido por el Gobierno.

El organismo, en un informe de 90 páginas emitido el 20 de diciembre y comunicado ayer a las partes, estima que la operación de compra de la red de gasolineras propiedad de Shell a Disa, llevada a cabo el pasado mes de septiembre, podría causar efectos nocivos para la competencia. Disa Corporación Petrolífera forma parte del conglomerado de empresas propiedad de la familia Carceller.

Una de las condiciones que establece el Tribunal para autorizar la adquisición por parte de Disa de las 338 estaciones de servicio de Shell es la prohibición de cruzar los consejeros. 'Durante un periodo de cinco años, a computar desde la fecha que determine el Consejo de Ministros, Disa no podrá tener como miembros en su consejo de administración o en los de sus empresas filiales a miembros del consejo de administración, directivos o personas con poder de representación de sociedades del Grupo Cepsa'.

Un portavoz de Disa aseguró ayer que Carceller está dispuesto a dimitir de sus cargos en Cepsa. 'Cada vez que se hablaba de Disa en el consejo, Demetrio salía de la sala, siempre ha sido cuidadoso con este tema', afirmó el portavoz. Competencia explica en su pormenorizado informe que 'la operación origina claros incentivos a la concertación, cuanto menos tácita, entre Disa y Cepsa'.

Según el informe, 'Disa depende en el aprovisionamiento de Cepsa (...), y al no tener Disa imagen propia, depende de la enseña de Cepsa para abanderar las estaciones de su red, siendo significativo que el acuerdo de licencia de marca se incorpore al clausurado del contrato de compra exclusiva de productos petrolíferos'.

El dictamen de Competencia también establece la prohibición de que Disa incremente el número de estaciones de servicio en su red en la Comunidad Canaria durante cinco años.

Además, obliga a la empresa a presentar ante el Servicio de Defensa de la Competencia 'un calendario vinculante para la implantación de una bandera propia'. Economía también vigilará los precios de venta al público de los carburantes en las estaciones de servicio de Canarias, 'especialmente en la red de Disa'.

El expediente de Competencia se abrió el pasado 25 de octubre, más de un mes después de que la petrolera angloholandesa Shell vendiera a Disa su red de 338 estaciones de servicio y su participación del 5% en la Compañía Logística de Hidrocarburos (CLH). Esta participación incrementó al 10% la presencia de Disa en CLH, y le permitía incluso nombrar dos consejeros en la compañía. Sobre este punto, Competencia afirma que 'el incremento de la participación de Disa en CLH hasta el 10% no implica deterioro de la competencia del mercado, ya que 'la entidad resultante se mantiene como accionista minoritario en el seno de CLH'.

Prórroga

El Servicio de Defensa de la Competencia podrá prorrogar la restricción sobre los consejeros de Disa y Cepsa, tras pedir un informe previo a la Comisión Nacional de la Energía. El plazo de la prohibición será de cinco años cada vez.

Abanderado de la operación BBVA

Demetrio Carceller ha asegurado en varias ocasiones que pertenece 'a un grupo familiar que lleva tres generaciones vinculado a Cepsa'. Sin embargo, la participación de Disa en Cepsa es un misterio. Carceller, hasta ahora, sólo ha declarado que posee 60 acciones de Cepsa, aunque nunca ha negado que sus empresas familiares tienen un importante paquete.

La última jugada del empresario es el proyecto de entrada en el capital del BBVA. Junto a Juan Abelló y el presidente de Sacyr Vallehermoso, Luis del Rivero (ambos viejos conocidos de Carceller), el propietario de Disa y también presidente del grupo cervecero Damm intenta desde hace semanas que la operación salga adelante.

El abandono del consejo de Cepsa no supondrá ningún quebradero de cabeza para Carceller, según fuentes cercanas al empresario. La operación de compra de las estaciones de Shell ha situado a su empresa, Disa, en un buen lugar: la compañía canaria, que contaba hasta ahora con 161 gasolineras (149 en Canarias y 12 en la Península) se convierte con esta operación en la cuarta petrolera por número de estaciones de servicio en España, con 499, por detrás de Repsol YPF (3.611), Cepsa (1.517) y BP (618).