lunes, 27 de febrero de 2017

Está pasando:

Finanzas personales

Estas son las principales comisiones que tienen las hipotecas

  • Los gastos de apertura o por amortización parcial o total son los más comunes
Imprimir

 

Hasta ahora, la Hipoteca Naranja de ING era la única que no tenía comisiones. Bankia abre una nueva guerra en el sector bancario al lanzar su Hipoteca Sin Comisiones. En esta nueva campaña, la entidad financiera elimina todos los cargos asociados a este tipo de préstamos solo por tener los ingresos domiciliados y, además, no exige al cliente la contratación de ningún producto adicional de la entidad para beneficiarse de estas condiciones.

“Desde hoy, quien pida una nueva hipoteca en Bankia solo pagará el préstamo y los intereses correspondientes. Nada más, nunca. Así de sencillo, así de transparente y sin letra pequeña”, explicó ayer el presidente de la entidad José Ignacio Goirigolzarri. Y es que a la hora de contratar un préstamo hipotecario son varias las comisiones que puede cobrar el banco

P¿Qué es la comisión de apertura?¿La aplican todos los bancos?

R. La comisión de apertura es bastante común en este tipo de préstamo. La comisión de apertura es un cargo que permite hacer frente a los gastos que supone para el banco el hecho de poner el dinero a disposición del cliente. Se suele cobrar como un porcentaje de la cantidad solicitada, aunque en algunos casos se establece también un mínimo en euros. Por ejemplo, la Hipoteca de Sabadell tiene una comisión de apertura del 1,5% pero con un mínimo de 750 euros o el mínimo de 600 euros de la Hipoteca variable BBVA. Bankinter, Popular, Abanca, Liberbank y Oficina Directa no tienen comisión de apertura.

P. Este tipo de gasto ¿también se carga habitualmente en las de tipo fijo?

R. En cuanto a las fijas, la mayoría cobra esta comisión. La más baja es la de Bankoa que carga un 0,1%, con un mínimo de 100 euros hasta el 1,5% que cobra Sabadell, la más alta.

P. ¿Qué es la comisión de desistimiento o de tipos de interés?

R. La mayoría de los bancos aplica una comisión por desistimiento o tipos de interés en este tipo de préstamos hipotecarios. Cuando un consumidor decide devolver parte de su hipoteca antes de tiempo (amortización parcial) o cancelar su préstamo y darlo por finiquitado (amortización total), tendrá que pagar unas comisiones que dependen de dos factores, el año en el que se firmó su hipoteca y el tipo de interés (fijo o variable). En base a estos dos factores, los gastos a los que tendría que hacer frente, tanto si la amortización es total, como si es parcial son en el caso de las hipotecas variables firmadas hasta diciembre de 2007, supondrían una comisión por amortización anticipada que será, como máximo, del 1% del dinero que le quede por devolver. Mientras que en las fijas, el consumidor deberá pagar una comisión por amortización anticipada aunque, en este caso, no hay un límite legal: habrá que pagar el porcentaje que se haya acordado previamente con la entidad. En cuanto a las hipotecas firmadas después de diciembre de 2007, en el caso de las variables se aplica la compensación por desistimiento y está limitado por ley: si la amortización anticipada se produce en los cinco primeros años de vida de la hipoteca no podrá ser superior al 0,5% de la cantidad que se devuelva; y si se produce después, no podrá superar el 0,25%.

P. ¿Y qué pasa con las hipotecas firmadas después de diciembre de 2007?

R. En cuanto a las hipotecas firmadas después de diciembre de 2007, en el caso de las variables se aplica también la compensación por desistimiento y está limitado por ley: si la amortización anticipada se produce en los cinco primeros años de vida de la hipoteca no podrá ser superior al 0,5% de la cantidad que se devuelva; y si se produce después, no podrá superar el 0,25%. Respecto a las fijas, la entidad podrá cobrar al cliente dos tipos de comisiones. La de compensación por desistimiento, que al igual que en las hipotecas variables, está limitado: un 0,5% de la cantidad que se devuelva durante los cinco primeros años; o un 0,25% si el trámite se produce después. O en segundo lugar, la compensación por riesgo de tipo de interés y que solo se podrá aplicar si la devolución del préstamo supone una pérdida de dinero para el banco. Esto se produciría si, por ejemplo, en el momento de la devolución de la deuda, el tipo de interés que se cobra por las nuevas hipotecas en el momento de la amortización es menor al que paga el cliente. Varían entre los bancos, pero oscilan entre el 0,25% y el 5%. Sin embargo, hay entidades que no aplican esta comisión. Popular, Abanca, Sabadell y BMN son algunas de ellas. Además, en algunos casos es negociable con el banco. Caixabank dice que es un gasto que forma parte de la negociación global con el cliente al contratar la hipoteca”.

P. ¿Hay más comisiones asociadas a las hipotecas?

R. Aunque cada vez es menos habitual, la entidad puede cobrar una comisión conocida como de estudio. Remunera a la entidad bancaria por las gestiones y análisis que debe realizar para verificar su solvencia y los términos de la operación solicitada. Suele cobrarse como un porcentaje sobre el importe solicitado. Además, el banco o la caja también le puede exigir al cliente comisiones por servicios específicos distintos del estudio y/o apertura. "Por ejemplo, si usted pide que se emita un cheque bancario por el capital inicial del préstamo, tendrá que pagar la comisión correspondiente", según recoge el portal del cliente bancario del Banco de España.



Buscador de bolsas y mercados

Ibex35

Nasdaq

Eur / USD

seguir a cinco días

Recibe más contenido de Cinco Días. Suscríbete a nuestras newsletter aquí

Cinco Días

Cinco Días

Cinco Días



Booking.com

BLOGS

Por qué no ganará Marine Le Pen

Liberalismo social

Alexandre Muns

Europa marcha atrás a varias velocidades

La UE, del revés

Bernardo de Miguel

Se van cumpliendo las previsiones

Invertir con éxito

AFI

<

1 de 3

>
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00

Webs de PRISA

cerrar ventana