martes, 21 de febrero de 2017

Está pasando:

A fondo

Apple, ¿a la espera de la remontada en 2017?

  • Prevé unos ingresos de entre 76.000 y 78.000 millones de dólares para su primer trimestre fiscal, que finalizará en diciembre.
Imprimir
iPhone 7

Un iPhone 7 de Apple, lanzado el pasado septiembre. (Efe)

El año 2016 se le ha atragantado a Apple. La compañía venía de marcar un récord en su ejercicio fiscal de 2015, cuando ganó 53.840 millones de dólares (el mayor beneficio obtenido por una empresa en un solo año en la historia) y este martes anunció que registra su primera caída de ingresos y beneficios anual desde 2001. La empresa dice adiós a un ejercicio fiscal del que seguramente querrá pasar página pronto, pese a que sus cuentas ofrecen cifras que muchas empresas querrían para sí, pues ha sufrido una caída del resultado neto del 14,4% frente al ejercicio anterior, hasta 45.690 millones de dólares, y sus ingresos también han retrocedido un 7,7%, a 215.640 millones.

Apple ha encadenado en su cuarto trimestre fiscal su tercer trimestre consecutivo de caída de ventas de su producto estrella, el iPhone. Un producto que le reporta algo más del 60% de su facturación y que se ha convertido este año en su talón de Aquiles, pues por primera vez desde que se estrenó en 2007 ha mostrado síntomas de agotamiento. Entre julio y septiembre, la compañía vendió 45,5 millones de iPhones, ligeramente por encima de lo previsto por los analistas, aunque un 5% menos que en el mismo periodo de 2015. Eso sí, estas ventas suponen una subida del 13% si se compara con el trimestre anterior.

En ingresos, el icónico teléfono generó unas ventas de 28.160 millones de dólares en el cuarto trimestre fiscal de 2016, un 13% menos respecto al mismo periodo de 2015, pero igualmente un 17% más si se compara con el periodo de abril a junio de 2016. Esta dependencia de Apple del iPhone se volvió a sentir en los resultados del último trimestre, cuando los ingresos de la compañía cayeron un 9%, hasta 46.852 millones de dólares, y su beneficio decreció un 19%, a 9.000 millones de dólares.

El iPhone no es el único dispositivo de la compañía que ha sufrido caída de ventas en 2016: el iPad retrocedió un 6% en unidades (aunque gracias al lanzamiento del iPad Pro, más caro, generó unos ingresos de 4.255 millones de dólares) y los Mac cayeron un 14% en unidades y un 17% en ingresos, hasta 5.740 millones. La compañía intentará impulsar las ventas de estos equipos con la presentación de nuevas máquinas este jueves.

Por su parte, el iWatch, del que la compañía no desvela datos en detalle, no parece haber resultado tan exitoso como Apple y algunos analistas preveían. Según los últimos datos de IDC, la empresa que dirige Tim Cook se mantiene como líder indiscutible, pero sus ventas habrían caído un 70% en el último trimestre.

  • China, un dato preocupante

Por geografías, China, que se había presentado como la gran esperanza para el impulso de las ventas de Apple, ha fallado. Los ingresos en este país bajaron un 30% en el cuarto trimestre, hasta 8.785 millones de dólares. Un dato preocupante para la compañía de la manzana, pues se suma a otra caída del 33% en el trimestre anterior. Así las cosas, China ha pasado de ser el segundo mayor mercado para la multinacional a ser el tercero tras EE UU y Europa.

Pese a estos sinsabores, 2017 apunta como el año de la remontada de Apple. La compañía confía en recuperar brillo con los nuevos modelos de iPhone (el 7 y 7 Plus lanzados a mediados de septiembre). De hecho, ha anunciado que espera volver a la senda del crecimiento y alcanzar unos ingresos de entre 76.000 y 78.000 millones de dólares durante su primer trimestre fiscal, que finalizará en diciembre. Una cifra muy por encima de los 50.600 millones registrados en el mismo trimestre de 2015 y superior a las expectativas de los analistas, que esperaban que la firma situara las previsiones alrededor de los 74.000 millones.

Estos datos se interpretan como una señal de que las ventas del iPhone 7 en sus dos versiones están siendo mejor de las esperadas. Aunque la compañía no ha dado información al respecto, Tim Cook, su consejero delegado, sí dijo el martes que están “entusiasmados” con la respuesta del público a estos productos, "que ha sido superior a la oferta", incluso en China.

También se espera con gran entusiasmo el futuro iPhone 8 (se rumorea que incluso podría pasar a llamarse directamente iPhone 10), porque con ese terminal la empresa celebrará el décimo aniversario del estreno de su móvil. El mercado da por hecho que Apple se guarda algún as en la manga en cuanto a las innovaciones que aportará el terminal, que incentivará que los usuarios quieran cambiar sus iPhones actuales, algo que ya no hacen con tanta frecuencia como venían haciendo. Y esto es un fenómeno que no solo afecta a Apple sino a todos los fabricantes de smartphones.

Además, el primer trimestre del nuevo ejercicio fiscal de Apple tiene otra carta a favor de este gigante tecnológico: el fiasco del Galaxy Note 7 de Samsung. Este terminal estaba llamado a competir de tú a tú con el iPhone 7 durante la próxima campaña de Navidad y meses posteriores, pero su retirada del mercado podría impulsar las ventas del último iPhone. Aunque también existe el riesgo de que los clientes se decanten por otros terminales Android, como el recién presentado Pixel de Google o el inminente Mate 9 de Huawei, entre otros.

La nota negativa del asunto es que se está experimentando una desaceleración general en el mercado de los teléfonos inteligentes, que lógicamente afectará también a Apple, que afronta desde hace ya algún tiempo una intensificiación de la competencia, en particular de sus rivales chinos.

  • A la espera de una innovación radical

De cara a 2017, Apple sigue teniendo el reto de despejar las dudas sobre su capacidad de innovación. Los avances hechos en su teléfono y otros dispositivos de la compañía no parecen suficientes. El mercado quiere una innovación radical por parte de la empresa fundada por Steve Jobs y estará pendiente de su esperada apuesta por el coche conectado y autónomo, como una vía para diversificar sus ingresos. También seguirá muy cerca cómo Apple impulsa su oferta de servicios para poder aprovechar los más de 1.000 millones de dispositivos que utilizan su sistema operativo, y ahí podría haber algunas sorpresas ligadas a la inteligencia artificial y el machine learning. Por ahora, esta línea de negocio está resultando muy exitosa. Con iTunes, iCloud, Apple Music, App Store y Apple Pay tirando de ella fue la única que creció entre julio y septiembre. Concretamente, un 24% frente al mismo periodo de hace un año, alcanzando unos ingresos de 6.325 millones de dólares.Ya supone el 13,5% de los ingresos de la multinacional, que sigue siendo la empresa con mayor capitalización bursátil, con un valor de 574.054 millones de dólares, a cierre de este miércoles.



Comentarios Normas

comentarios

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

¿Por qué registrarse?

  • Comenta las noticias
  • Asiste a nuestros eventos
  • Participa en concursos
  • Gestiona comunicaciones, newsletters y alertas
  • Recibe novedades de Cinco Días

seguir a cinco días

Recibe más contenido de Cinco Días. Suscríbete a nuestras newsletter aquí

Cinco Días

Cinco Días

Cinco Días

BLOGS

La innovación radical del negocio

Convertir la novedad en valor

Francisco González Bree

No asciendo en mi trabajo

El blog de trabajo y empleo

Euribor empleo

Un poco de sentido común

El blog del Euribor

Euribor

<

1 de 3

>
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00

Webs de PRISA

cerrar ventana