domingo, 25 de septiembre de 2016

Está pasando

Defiende renegociar con Bruselas la senda de consolidación fiscal

Rajoy confirma que España incumplió el objetivo de déficit

  • España cerró el año con un déficit del 4,5% frente al objetivo del 4,2%
  • Bruselas rechaza las peticiones para suavizar la senda de consolidación fiscal
  • Enviar a LinkedIn
  • Enviar a Google +
El déficit público en España

 El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se alineó ayer con el PSOE y Ciudadanos cuando defendió renegociar con Bruselas una senda de reducción del déficit menos exigente. El jefe del Ejecutivo confirmó que España incumplió el año pasado el objetivo de estabilidad y presentó sus líneas prioritarias para negociar un futuro Gobierno liderado por él y con el apoyo de PSOEy Ciudadanos.

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, coincidieron en la reunión que mantuvieron esta mañana en la necesidad de suavizar la senda de consolidación fiscal. Ambos dirigentes se intercambiaron propuestas que sus respectivos equipos negociadores debatirán a lo largo de las próximas semanas.

Rajoy presentó un documento con una batería de objetivos y propuso cinco pactos de Estado. Durante su comparecencia ante la prensa, señaló que España cerró el año pasado con un déficit público del 4,5% del PIB, lo que significa que se rebasó el objetivo de estabilidad impuesto por Bruselas del 4,2% del PIB. Rajoy no se detuvo en esta cifra, aunque es la primera vez que el Gobierno reconoce que en 2015 se incumplió el objetivo. A lo largo de la anterior legislatura, todos los años se rebasó el límite con la salvedad de 2013.

El Eurogrupo rechaza suavizar los objetivos de déficit

Las peticiones desde España para flexibilizar los objetivos de déficit público fueron recibidas con desdén en la reunión de los ministros de Finanzas de la zona euro. El presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, señaló que en un contexto como el actual de elevada volatilidad en los mercados, suavizar la senda de consolidación fiscal sería un error, informa Bernardo de Miguel.

El comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici, alertó de que España habrá incumplido el objetivo de estabilidad si se confirma que cerró con un déficit del 4,5% del PIB. Bruselas exigía cerrar con un desfase máximo del 4,2%. Moscovici también se mostró contrario a ofrecer mayor flexibilidad. Y defendió que el nuevo Gobierno deberá adoptar medidas de ajuste para reconducir la situación. Según la hoja de ruta marcada por la Comisión Europea, España debería cerrar este año con un déficit público del 2,8%, lo que significaría cumplir el Pacto de Estabilidad por primera vez desde 2007. Teniendo en cuenta el desvío registrado este año, la ausencia de Gobierno y las tensiones en los mercados, parece improbable lograr el objetivo.

El primer ministro italiano, Matteo Renzi, se rebeló ayer contra la Comisión Europea y afirmó que durante los últimos años la Unión Europea se ha “equivocado” de rumbo y que una política económica basada en la austeridad “no basta”, destacando que en estos momentos Europa está “peor que hace ocho años”. En una misiva publicada en el diario La Repubblica, Renzi elogió las políticas expansivas seguidas por Estados Unidos.

El presidente del Gobierno en funciones defendió que su partido es favorable siempre a la estabilidad presupuestaria. “No tener déficit es lo que nos hace libres”, señaló con vehemencia. Sin embargo, a continuación se mostró favorable a negociar con Bruselas una flexibilización de la senda de reducción del déficit. “Lo que se pide que se haga en un año se puede hacer en dos”, señaló. Ello supone un cambio respecto a la postura defendida hasta ahora. El PP se une así a PSOE y Ciudadanos, que proponen que la obligación de rebajar el déficit por debajo del 3% del PIB se retrase un año hasta 2017.

El presidente del Gobierno recordó que la Comisión Europea permite cierta flexibilidad en la senda de consolidación fiscal si los Estados miembros adquieren compromisos para llevar a cabo reformas en la dirección que exige Bruselas. Si bien PP, PSOE y C’s coinciden ahora en negociar un mayor margen fiscal, lo fundamental pasa por pactar reformas que permitan ablandar a los duros tecnócratas comunitarios. Y en esto no hay acuerdo.

Rajoy insistió en que el mejor escenario para el futuro de España y la recuperación económica sería formar un Gobierno liderado por él y con el apoyo de PSOE y Ciudadanos. El documento con las líneas prioritarias del PP incluye medidas para “consolidar la recuperación económica, defender la unidad nacional, fortalecer el Estado de bienestar, luchar contra el terrorismo y mejorar la transparencia”. El documento huye de medidas concretas y Génova defiende que supone un punto de partida para iniciar una negociación.

El PP mantiene que votará en contra cualquier candidato que no sea Rajoy y el PSOE asegura que no apoyará bajo ningún concepto a un candidato popular. Así, la posibilidad de una coalición a tres junto a Ciudadanos resulta imposible si no hay un cambio de postura. Rivera defendió ayer que su partido seguirá negociando con los socialistas la investidura de Sánchez y, al mismo tiempo, mantendrá reuniones con el Partido Popular. La formación naranja reclama que ambos partidos abandonen la “guerra fría”. Rajoy y Sánchez se reunirán mañana en el Congreso, sin embargo, ambos mantienen que sus posiciones son firmes y no se modificarán.

Ciudadanos rechaza sumarse a un pacto con los socialistas en el que también se encuentre Podemos. Rajoy defendió que el PSOEsolo puede gobernar con los votos de Podemos y los apoyos de partidos independentistas. Alertó de que esa alianza dejaría a España en manos de un Ejecutivo “radical”, lo que perjudicaría a la economía.

El ejemplo de Portugal

El presidente del Gobierno señaló que la prima de riesgo de Portugal, donde los socialistas gobiernan con el apoyo de formaciones comunistas, supera los 400 puntos. Rajoy sugirió que ese sería el futuro que esperaría al país si miembros de Podemos se sentaran en el Consejo de Ministros.

El presidente de CEOE, Juan Rosell, y el secretario general de CC OO, Ignacio Fernández Toxo, se mostraron ayer favorables a flexibilizar el objetivo de déficit. Durante un debate organizado por El Mundo, Rosell señaló que a los empresarios les gusta más la coalición que hay en Alemania que la alianza de izquierdas que existe en Portugal. La canciller alemana, Angela Merkel, pactó una gran coalición con los socialistas germanos. Rajoy repite ese ejemplo para defender las virtudes que tendría un Gobierno en el que participaran los dos grandes partidos, PP y PSOE.

Si ambas formaciones insisten en su negativa a facilitar un Gobierno liderado por el otro, el escenario de unos nuevos comicios es cada vez más plausible. Todas las formaciones aseguran que no quieren llegar a esta situación. Será la próxima semana cuando el presidente del Congreso, Patxi López, anunciará la fecha de la investidura, que podría celebrarse a inicios de marzo. Si Sánchez no logra su objetivo de formar Gobierno, Rajoy insiste en que intentará aunar apoyos para someterse también, con el beneplácito del rey Felipe VI, a la investidura.

 

Renzi asegura que España crece porque incumple el déficit

El primer ministro italiano, Matteo Renzi, afirmó ayer que durante los últimos años la Unión Europea se ha “equivocado” de rumbo y que una política económica basada en la austeridad “no basta”, destacando que en estos momentos Europa está “peor que hace ocho años”.

En una misiva publicada en el diario La Repubblica, Renzi abordó la política económica de la Unión Europea y el debate sobre el posible nombramiento de un superministro. “El problema hoy de la economía de la Unión Europea no es el superministro sino la dirección”, defendió Renzi, subrayando que durante los últimos años “Europa se ha equivocado de rumbo”. Una situación ante la que el primer ministro italiano instó a “hacer escuchar” la voz del país transalpino.

En este sentido, Renzi comparó las trayectorias económicas emprendidas por la Unión Europea y Estados Unidos durante los últimos ocho años de presidencia de Barack Obama. “Estados Unidos ha apostado por el crecimiento, la inversión y la innovación”, indicó. Por su parte, Europa apostó por “la austeridad, la moneda y el rigor. A nivel económico, Estados Unidos está mejor que hace ocho años y Europa está peor”, aseguró. “Obama ha hecho bien, Barroso no”, sentenció Renzi en referencia al expresidente de la Comisión Europea.

“La austeridad no basta”, advirtió Renzi, repasando los países de la UE que han registrado crecimiento pese a haber incumplido su objetivo de déficit. Entre ellos incluyó a España, afirmando que “ha acompañado el crecimiento con un déficit medio de casi el 6%”.

LOS ESPECIALISTAS

La semana en los mercados

El blog del Euribor

Euribor

Ver

© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00

Webs de PRISA

cerrar ventana