lunes, 27 de marzo de 2017

Está pasando:

Quieren captar 27 millones de euros

Menorca sueña con convertirse en una filial de Silicon Valley

  • El programa Menorca Millennials reúne ‘startups’ por valor de 137 millones
Imprimir
Menorca sueña con convertirse en una filial de Silicon Valley

Hombre luce una camiseta del programa Menorca Millennials bajo el eslogan Start-up heroe.

La innovación y el emprendimiento se han dado cita durante más de 20 días en la isla de Menorca. Allí, 20 startups seleccionadas de entre más de 300 candidaturas de todo el panorama internacional han convivido con asesores, inversores y patrocinadores en busca de convertir su talento en proyectos de éxito. Se trata del programa Menorca Millennials, un club para los mejores emprendedores del mundo que espera convertir la isla en una suerte de filial de Silicon Valley.

“Vivimos en un mundo acelerado. Trabajamos muy duro, pero no tenemos un respiro para ver el rumbo de nuestro proyecto. Por eso elegimos Menorca. Creamos la primera desaceleradora del mundo”, explica Ricard Garriga, cofundador del proyecto.

Pero este espacio para relajarse, paradójicamente, se ha convertido también en un acelerador de negocios y de las relaciones empresario-inversor. “Fuimos a la isla porque acabábamos de sacar nuestro producto y Menorca Millennials juntaba a muchos inversores en un mismo lugar, lo que permitía tratar con todos ellos en lo que de otra forma hubiera llevado años. Era una oportunidad única”, cuenta Luis Iván Cuende, cofundador de Stampery, un servicio online para dar validez legal a todo tipo de documentos sin pasar por el notario.

Menorca Millennials se ha presentado como una oportunidad para los emprendedores, pero también para algunos de los mayores inversores del mundo, como Blue Run Ventures, actualmente en el top 5 de fondos de Silicon Valley. “Hoy en día, con los inversores pasa mucho que quieren poner su dinero en una empresa de base tecnológica, pero surgen tantas nuevas que no saben en cuál”, señala Garriga.

El club ha funcionado como un filtro para los inversores, consiguiendo reunir a “las 20 mejores startups del mundo”, seleccionadas por un grupo de expertos que agrupa a conocidos nombres del entorno empresarial como Juan Pi Llorens, consejero de BBVA y expresidente de IBM, o Javier Martínez, director del área de desarrollo internacional del Atlético de Madrid. Según comenta Garriga, “por participar en este programa, por ser señaladas por estos expertos como las mejores, las 20 empresas participantes se han revalorizado hasta aproximarse, en conjunto, a los 137 millones de euros”.

En Menorca ha habido hueco para los más diversos negocios, desde una web que permite contactar con un traductor en cualquier parte del mundo, Blavelverse, hasta una startup aeronáutica que está desarrollando un coche volador, FuVeX. Patrocinadores, socios y empresas han calificado la experiencia millennial como “un auténtico éxito” y ya se ha anunciado que habrá una segunda edición en el verano de 2016. “Los fundadores tenemos un gran amor por Menorca y ahora queremos que su nombre quede ligado al emprendimiento de la máxima calidad”, concluye Garriga.

La experiencia es la llave para entrar en el club

Pese a que Menorca Millennials reúne empresas con base tecnológica de sectores que nada tienen que ver entre sí, no todo el mundo es susceptible de entrar siquiera en la preselección del programa. “Es vital que sean empresarios que ya hayan tenido una startup anteriormente. Los inversores lo quieren así porque se trata de negocios mucho más seguros”, justifica Ricard Garriga, cofundador del proyecto, sobre este requisito que impusieron.

La razón de todo esto es que, según las datos que manejan importantes fondos de capital, como Blue Run Ventures, el 85% de las empresas que se crean acaba fallando. En cambio, si se trata de lo que denominan second time entrepreneur (un emprendedor que ya ha levantado capital con anterioridad), la cifra de fracaso se reduce únicamente a un 25%.

“Aparte de este filtro, los expertos que se encargaron de la selección de las startups tuvieron en cuenta que el producto fuese disruptivo, pero también las cualidades del equipo encargado de desarrollarlo, es decir, si estaban o no capacitados para llevarlo a buen término”, explica Garriga.

En la isla, inversores y emprendedores compartieron mucho más que trabajo. Las excursiones, charlas motivacionales y actividades lúdicas formaron parte del día a día.

Las empresas buscan captar 27 millones de euros

La isla del Lazareto fue el colofón final del programa Menorca Millennials. Las 20 startups, junto a los socios y fundadores, navegaron por el puerto de Mahón a lo largo de todo un día como ceremonia de despedida.

Al atracar, las empresas tuvieron unos minutos para terminar de atraer a los pocos indecisos que, tras 20 días de convivencia, no tuvieran claro cuáles eran las startups en las que deseaban colocar su dinero.

Los nuevos empresarios se encuentran ahora en el proceso de conseguir fondos y se han marcado el objetivo de captar entre todas alrededor de 27 millones de euros. De hecho, algunas ya han conseguido cerrar operaciones. Este es el caso de HomeSwipe, empresa dedicada a agilizar la búsqueda de apartamentos de compra o alquiler, que cuenta ya con el visto bueno de Tim Draper, uno de los primeros inversores de Skype.

En un primer momento, la idea era acompañar a los emprendedores en un road show por las principales ciudades europeas para captar capital internacional de quienes no habían formado parte de la experiencia millennial como socios. Sin embargo, la expectación generada en torno a estas 20 empresas ha sido tal que los propios inversores tomaron la decisión de acercarse a la isla.

Y es que no es casualidad que se eligiera este lugar para el cierre de la primera entrega del programa. Antiguamente, los lazaretos eran lugares que se utilizaban para tener en cuarentena a los viajeros que mostraban, o se creía que podían mostrar, síntomas de enfermedades contagiosas como la lepra. “Este lugar, que servía para que los enfermos quedaran aislados del resto, nos dio la idea de que podíamos meter allí a los mejores emprendedores para apartarles un poco del día a día, que no deja que centren su atención en sacar lo máximo de su proyecto”, cuenta Ricard Garriga, cofundador de Menorca Millennials. “No se hizo todo en Lazareto porque era imposible desde el punto de vista logístico, pero quisimos rendirle un homenaje terminando esta primera edición en donde comenzó todo”, explica.



Comentarios Normas

comentarios

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

¿Por qué registrarse?

  • Comenta las noticias
  • Asiste a nuestros eventos
  • Participa en concursos
  • Gestiona comunicaciones, newsletters y alertas
  • Recibe novedades de Cinco Días

Buscar directivos y empresas

Directivos

Empresas

en colaboración con:

Infoempresa

seguir a cinco días

Recibe más contenido de Cinco Días. Suscríbete a nuestras newsletter aquí

Cinco Días

Cinco Días

Cinco Días

BLOGS

Rajoy dice no a la Europa de Merkel

La UE, del revés

Bernardo de Miguel

La semana en los mercados

El blog del Euribor

Euribor

El IBEX "aguanta el tipo"

El puente

Alexis Ortega

EL PAPEL DEL MERCADO

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

<

1 de 3

>
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00

Webs de PRISA

cerrar ventana