Está pasando:

La Internet que todos conocemos apenas representa el 10% de lo que existe en la red de redes

¿Qué se esconde en la "Deep Web"?

  • Enviar a LinkedIn
  • Enviar a Google +
¿Qué se esconde en la "Deep Web"?

Durante los últimos meses hemos visto cómo se han ido incrementando las menciones en los medios acerca de la Deep Web o Web profunda. Cuando hablamos de Internet, normalmente pensamos en las páginas web que visitamos en nuestro día a día, los distintos canales de información y medios digitales, redes sociales, foros… No obstante, Internet llega mucho más lejos, concretamente más de lo que logramos imaginar. Tal y como ya se sabe, la web superficial o web blanca representa alrededor de un 10 ó 15% de lo que Internet es en realidad, por ello normalmente se representa con un iceberg.

¿Qué es exactamente la “Deep Web”?

Como definición y sencilla, la Deep web es todo aquello presente en Internet que no ha sido indexado por algún buscador, es decir, por Google, Bing y otros servicios, por lo que la única forma de llegar a esa información o contenido es conocer la dirección exacta donde se aloja –es decir, la mayoría de buscadores no podrán ayudarnos a encontrar un contenido específico-. Obviamente, las razones que pueden estar detrás de este hecho pueden ser varias, y no todas ilegales como se intenta hacer pensar generalmente. Además, si tenemos en cuenta que existen protocolos distintos al http que también nos permiten acceder a información alojada en servidores conectados a Internet (y que no está indexada), la “ilegalidad” es aún menor. En la “Deep Web” puede encontrarse contenido multimedia o webs con restricciones de acceso totalmente legales, pero también malware y mucha información indeseable.

No obstante, detrás de este hecho también se escudan todos aquellos que realizan actos ilegales en Internet, sobre todo por la relativa dificultad que conlleva acceder a la Deep Web y sobre todo, de mantener el anonimato y evitar ser rastreados. En el reportaje enlazado os ayudamos a mantener la privacidad y el anonimato en Internet y precisamente es a través de estas herramientas como podemos acceder a la web profunda.

¿Cómo se mantiene el anonimato?

TOR es la gran conocida de este mundo, una red que se basa fundamentalmente en hacer circular la información a través de miles o millones routers de todo el mundo para que la sea “perdida” de vista, lo que nos permitirá navegar por los enlaces .onion de la web profunda y claro está, evitar ser rastreados –o al menos hacerlo más difícil-.

Además, para contactar con los distintos usuarios de la red, lo más normal es que se conozca a alguien habitual de ésta, sobre todo si queremos hablar con otros usuarios en algún foro. No obstante, es típico utilizar servicios de correo electrónico anónimo que se basan en el concepto de cifrado a través de claves públicas y privadas de forma que solo el destinatario y el emisor del mensaje sean capaces de “descifrar” lo que se ha escrito. Además, también es habitual utilizar navegadores alternativos ya que deben evitarse complementos como Flash, bastante habituales en las webs blancas, pues el ordenador puede verse comprometido, así como la información almacenada en éste.

¿Qué tipo de información se encuentra al adentrarse en la “Deep Web”?

Esta red cuenta con una gran cantidad de sitios en los que podemos encontrar todo tipo de ilegalidades. Desde páginas estilo eBay donde podemos comprar gran cantidad de elementos ilegales como drogas, software malicioso o armas a distintos precios, a páginas dedicadas, lamentablemente, a la pedofilia o los asesinatos por dinero –los conocidos sicarios-. No obstante, no se trata de lo único ya que se pueden encontrar vídeos que pueden herir gravemente la sensibilidad de las personas que muestran ejecuciones o torturas a los seres humanos, pero también podemos optar por comprar software malicioso para realizar ataques de denegación de servicio, para captar información bancaria o espiar un ordenador ajeno.