jueves, 30 de marzo de 2017

Está pasando:

El IPC crece el 9,6% desde marzo de 2008

Los impuestos suponen el 47% de alza de los precios desde que empezó la crisis

  • Desde 2012 los precios han bajado, si se excluye el efecto fiscal
Imprimir

A pesar de la grave depresión sufrida por la economía española desde 2008, y de los episodios de caída de precios registrados en 2009 y en los últimos 12 meses, la cesta de la compra en España se ha encarecido. Concretamente, ha aumentado un 9,6% desde marzo de 2008, cuando la economía española dejó de crecer (cerró aquel trimestre con un 0% de PIB).

Pero la subida está lejos de ser homogénea. Con los datos del INE, algunas partidas han bajado precios de forma más que llamativa. Sobre todo se trata de bienes y servicios tecnológicos de poco impacto en la cesta de la compra, con caídas de más del 50% en equipos fotográficos, informáticos o de imagen y sonido. Pero también arrojan fuertes caídas de los precios los servicios telefónicos: un 16%, o las prendas de vestir, un 8%. En estos apartados la mayor competencia en un entorno de crisis sí ha abaratado la cesta de la compra.

No obstante, las familias han visto encarecerse de forma muy significativa gastos que difícilmente pueden dejar de pagar: los recibos de la luz han aumentado un 45% desde 2008, los del gas un 31% y los del agua un 29,8%; los tres están entre las tres partidas (de un total del 80) que más han aumentado desde marzo de 2008. Se trata en los tres casos de precios regulados, y aunque sobre el papel la luz y el gas estén liberalizados, los precios del mercado libre no suelen suponer grandes ahorros para el consumidor.

También se ha encarecido notablemente el transporte: los carburantes han aumentado de precio un 22%; el transporte aéreo un 59%, los viajes por carretera un 26% y en tren otro 25%. No obstante, el artículo que más se ha encarecido en estos años de crisis es uno cuyos consumidores tienen muy difícil dejar de adquirir. El tabaco ha aumentado de precio un 70%, siete veces más que la cesta de la compra nueva.

En el precio del tabaco, claro está, lo que más cuenta son los impuestos. Y esta es otra característica de la evolución de los precios durante la crisis: Hacienda ha encarecido más la cesta de la compra que cualquier otra partida: el IPC a impuestos constantes ha aumentado el 5,5% desde marzo de 2008, frente al 9,6% general. Es decir, cuatro puntos de inflación durante la crisis se deben a los impuestos.

La mayor parte de esta subida de impuestos se concentra a partir de 2012, cuando apurado por las cifras de déficit y presionado por Bruselas, el Gobierno de Mariano Rajoy sube el IVA, aplica el copago a los medicamentos y dispara el coste de las tasas universitarias. Este cambio se nota en el IPC a impuestos constantes: entre finales de 2011 y agosto de 2014 los precios bajan, si se excluye el efecto de los impuestos (un 0,15% en términos de IPC armonizado), pero crecen más del 2,5% en términos generales.



seguir a cinco días

Recibe más contenido de Cinco Días. Suscríbete a nuestras newsletter aquí

Cinco Días

Cinco Días

Cinco Días

BLOGS

Cuando es casi imposible seguir a los índices

El color de los mercados

Renta 4

<

1 de 3

>
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00

Webs de PRISA

cerrar ventana