domingo, 31 agosto 2014

Está pasando

Crecen las discrepancias a medida que se acerca la fecha límite

Montoro presiona a los expertos para acelerar la reforma fiscal

El ministro de Hacienda junto a los expertos designados para la reforma del sistema tributario español.

EFE

Así lo aseguran fuentes del grupo de sabios que eligió el departamento de Cristóbal Montoro en julio y que tienen de margen hasta el 28 de febrero para entregar su propuesta.

Las discrepancias internas entre los nueve miembros del comité de expertos ha ralentizado el ritmo de trabajo y ha elevado la probabilidad de que los sabios de Montoro agoten todo el plazo concedido por el Ejecutivo. Sin embargo, Hacienda ya ha advertido que rechaza ese escenario y ha exigido que la propuesta se presente cuanto antes. La próxima semana o la siguiente como muy tarde.

La premura que reclama Hacienda puede que ayude a desencallar el trabajo de la comisión de expertos, dividida en ciertos aspectos de la reforma fiscal. La gran batalla entre los sabios es si presentar una propuesta de máximos y radical u optar por un trabajo que pueda ser más fácilmente asumible por el Ministerio de Hacienda. En cualquier caso, la realidad es que el departamento de Montoro ya ha trazado las grandes líneas de la reforma fiscal que pretende llevar al Parlamento antes de verano.

Así, digan lo que digan los expertos, el Ejecutivo mantendrá su hoja de ruta. El Ministerio de Hacienda lleva meses elaborando informes sobre el efecto en la recaudación de distintas medidas tributarias. La voluntad del Gobierno es que cuando se celebren las elecciones de 2015 ya hayan entrado en vigor algunas rebajas fiscales –especialmente en el IRPF–. Sin embargo, Hacienda es consciente de que el margen para reducir los impuestos es limitado en la medida en que el Ejecutivo debe rebajar cada año el déficit hasta lograr que se sitúe en el 2,8% en 2016. Precisamente por este motivo, algunas de las rebajas fiscales que se aprobarán entrarán en vigor de forma paulatina durante los próximos tres años.

La idea del Ejecutivo es rebajar el IRPF, fijar deducciones para las familias con hijos y reducir los beneficios fiscales en el impuesto sobre sociedades. Esta última medida podría acompañarse con una rebaja del tipo nominal del impuesto. La rebaja de los impuestos directos se compensará con subidas fiscales al consumo.

LOS ESPECIALISTAS

Fiascos Van Rompuy

La UE, del revés

Bernardo de Miguel

El altavoz del Marketing de Escucha Activa: 7 claves de éxito

Tu ADN Digital

Luis Ferrándiz, Nicolás Infer y Nacho Prada

Amazon y el videojuego en directo. ¿El nuevo El Dorado?

Convertir la novedad en valor

Francisco González Bree

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00