domingo, 21 septiembre 2014

Está pasando

Dota al plan de estímulo a la compra de coches de 175 millones

El Gobierno prorroga el plan PIVE por cuarta vez

  • La vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría anuncia su aprobación tras el Consejo de Ministros
  • El sector estima que el mercado crecerá en 2014, con este impulso, "por encima del 10%"

Turismos y camiones en la radial R3 de Madrid

JOSÉ HUESCA (EFE)

La industria del automóvil respira aliviada una vez más. Pese a que las expectativas al respecto del respaldo del Ejecutivo al sector eran altas, nadie ha puesto la mano en el fuego por la renovación de los planes hasta el anuncio político de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría. Ella ha sido la encargada de comunicar la aprobación del Plan PIVE 5, de ayudas a la compra de vehículos, con una dotación de 175 millones de euros, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros del viernes.

Este monto permitirá la renovación de 175.000 vehículos del parque automovilístico español, cuya edad media supera los 10 años. La vicepresidenta ha valorado que, gracias a estos planes de estímulo, ya se han renovado 365.000 coches y se han ahorrado 127 millones de litros de combustible en el país. Además, ha resaltado los impactos positivos que han tenido en la economía y en el medio ambiente.

Para las asociaciones del sector Anfac, Ganvam y Faconauto, este plan permitirá impulsar las matriculaciones “por encima del 10% durante el año que viene”. De este modo, se venderán “más de 800.000 unidades” frente a las 722.703 comercializadas en 2013.

En este sentido, el Gobierno espera que estas ayudas tengan un impacto en el empleo de cerca de 4.500 nuevos puestos de trabajo. Según Saenz de Santamaría, los anteriores planes han permitido la creación o mantenimiento de hasta 10.000 empleos, incluyendo fabricantes, componentes y distribución.

“La producción de coches en España ya ha superado los dos millones de unidades en 2013”, ha resaltado la vicepresidenta, destacando que el 60% de los coches acogidos al plan “son de producción nacional”. Para mantener estas tasas, es muy relevante estimular la demanda interna a través de estos planes, que “son de especial importancia”.

En este sentido, hizo hincapié en que el automóvil es un sector “pujante y atractivo” para la inversión extranjera. De hecho, las inversiones comprometidas en las fábricas españolas ya se elevan “a 3.500 millones en los últimos años”, a los que “se sumarán otros 1.500 millones en 2014”, dijo.

La vicepresidenta señaló que, desde septiembre de 2013 el mercado automovilístico acumula un crecimiento “excepcional” del 30% cada mes. El mercado ha cerrado el año pasado con un incremento de las ventas del 3,3%, hasta las 722.703 unidades, según los datos de las asociaciones del sector Anfac, Faconauto y Ganvam. Es el primer alza de las matriculaciones desde 2010 y las cifras siguen estando muy alejadas de los picos de mercado de 2005-2007: 1,6 millones de vehículos vendidos al año.

Según la vicepresidenta, “sectores como el del automóvil están contribuyendo a que España supere la mayor recesión de su Historia” y son fundamentales para el crecimiento de la inversión extranjera, que se ha multiplicado por tres en dos años.

“Consideramos importante apoyar a sectores que crean empleo, dinamizan la economía y atraen inversión extranjera, generando al mismo tiempo ganancia de competitividad”, concluyó Sáenz de Santamaría.

Sáenz de Santamaría ha dicho que este tipo de planes potencian la inversión extranjera y ha avanzado que hasta septiembre de 2013 ha hecho que ésta se multiplicara por tres.

Impactos positivos por valor de 2.000 millones

El plan PIVE5, aprobado este viernes por el Consejo de Ministros y dotado con 175 millones de euros, tendrá un efecto dinamizador sobre la economía española de cerca de 2.000 millones de euros, según la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac).
La organización explicó que este impacto beneficioso permitirá aumentar el PIB nacional y señaló que servirá para incrementar en un 10% las matriculaciones de automóviles en España durante el presente ejercicio.
Asimismo, la patronal de los fabricantes de automóviles apuntó que este programa de incentivo a la compra de vehículos a cambio de achatarrar uno antiguo tendrá un efecto fiscal positivo sobre las arcas públicas de alrededor de 700 millones de euros.
De estos casi 700 millones de euros, 500 millones de euros corresponderán a los ingresos derivados del IVA y del Impuesto de Matriculación y 195 millones de euros, corresponderán a otros ingresos en comercialización, financiación o transporte.
Este Plan, que impulsará la adquisición de 175.000 vehículos nuevos en España, generará una demanda adicional o adelantada de 80.000 unidades, “que no se hubiera producido de no existir un Plan como este”.
El PIVE 5, según Anfac, ayudará también a reducir las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera en 270.000 toneladas, debido a la sustitución de coches antiguos más contaminantes por otros nuevos más seguros y eficientes.
El Plan PIVE 5 permitirá el achatarramiento de 175.000 vehículos y generará un ahorro de consumo de combustible de 126 millones de euros y 90 millones de litros, lo que implica un impacto social “muy importante” para Anfac.

LOS ESPECIALISTAS

EL FUTURO QUE TENEMOS POR DELANTE

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

GameStop se va de España.

USS Enterprise

Carlos Rosales

Los más influyentes en la red en Perú

El Pulso de LatAm

d+i Llorente & Cuenca

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00