martes, 16 septiembre 2014

Está pasando

Catalunya Banc negocia la ampliación de horarios en paralelo a su ERE

La banca nacionalizada apuesta por las tardes para relanzar su negocio

  • Bankia implantará 20 oficinas con horario vespertino este año, NCG tiene ya 102.

Una sucursal de Bankia, en Madrid.

PABLO MORENO.

Recuperar el horario comercial de tarde, una práctica que estaba vedada en el sector financiero durante los últimos años a excepción de los jueves en el caso de las cajas, se ha convertido en uno de los pilares maestros de la estrategia de relanzamiento de la banca nacionalizada. Novagalicia fue la primera en dar el paso el pasado mayo extendiendo la jornada de una quinta parte de sus oficinas.

Ayer, tal y como adelantó CincoDías, Bankia confirmaba que pone en marcha las llamadas oficinas ágiles, con un horario ininterrumpido de 08.15 a 18.00 horas. La otra entidad en manos del FROB, Catalunya Banc, está tratando con sus representantes sindicales la posibilidad de ampliar sus horarios de atención a clientes en paralelo a las conversaciones que mantiene para acordar un ERE, según revelan fuentes cercanas a la negociación.

“Se está produciendo una reducción general del número de oficinas y esto conlleva un cambio del modelo de distribución”, explicaban ayer desde una entidad financiera, aduciendo que el proceso de reestructuración que atraviesa el sector inevitablemente obliga a plantear una transformación del modelo de oficinas tradicional. De momento, es la banca nacionalizada la que ha tomado la iniciativa.

El caso más sintomático de esta evolución es el que acaba de dar Bankia que, más allá de la ampliación de jornada comercial, ha diseñado un nuevo modelo de sucursal, la llamada oficina ágil. La idea es que estos centros de jornada continua absorban la labor de ventanilla, menos rentable, de las oficinas de su zona y deriven a estas, que seguirán operando de 08.15 a 14.15, las operaciones de mayor calado.

Se seleccionarán como oficinas ágiles a aquellas situadas en el centro de núcleos urbanos rodeadas por al menos tres o cuatro sucursales tradicionales a menos de 10 minutos de distancia a pie. Los nuevos centros estarán dotados de entre cuatro y ocho cajeros automáticos, unos seis puestos de caja de atención rápida y ocho empleados.

Estas sucursales se ocuparán de comercializar productos básicos, como cuentas corrientes, depósitos a plazo, emisión de tarjetas, así como de atender las transacciones más habituales de caja como el pago de recibos o impuestos.

De momento Bankia cuenta con 11 oficinas ágiles: cinco en la provincia de Valencia (cuatro en la capital y una en Alzira), tres en la Comunidad de Madrid (dos en la capital y una en Alcalá de Henares), dos en Castellón y una en Palma de Mallorca.

La intención de la entidad que preside Ignacio Goirigolzarri, sin embargo, es abrir otras nueve antes de fin de año: dos en Sevilla, y una en Málaga, Las Palmas, Segovia, Barcelona, Hospitalet, Santa Coloma y Mataró. En función de la respuesta de este nuevo modelo de centro, la firma podría ir abriendo “tantas como se estimen para cubrir las zonas con mayor concentración de clientes transaccionales”.

La iniciativa adoptada por Novagalicia es diferente aunque cuantitativamente mucho más ambiciosa. La fusión de las cajas gallegas estableció un horario especial desde mayo, de 08:30 a 14:30 y de 16:30 a 19:00, para 102 de sus 550 sucursales.

Al contrario de lo que ocurre en Bankia, estas oficinas de horario ampliado no efectúan operaciones de ventanilla en horario de tarde –a excepción de los jueves en que abre toda la red– periodo que dedican a actividades comerciales. El éxito de este formato, en el que el 40%_de las operaciones de dichas sucursales se efectúa ya por las tardes, ha llevado a Novagalicia a plantear la extensión de horario a 190 oficinas para 2014.

Catalunya Banc, finalmente, no ha dado el paso aún pero acaba de situar la extensión de horarios sobre el tapete. Jueves a parte, la posibilidad de abrir en horario de tarde viene condicionada por el convenio de cajas a alcanzar un acuerdo explícito con el 50% de la representación sindical. Un pacto que la entidad está intentando alcanzar en paralelo a la negociación del ERE que ultima como paso previo a su subasta, según confirman fuentes cercanas al proceso.

LOS ESPECIALISTAS

¿QUE LE FALTA A JAPON?

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00