sábado, 22 de noviembre de 2014

Está pasando

Directivos en verano

Los españoles, los que primero besan

  • El 72% de los varones se lanza en la primera cita. Los italianos son también atrevidos
  • El 6 de julio es el día internacional del beso robado, proveniente de la tradición británica

"¿Cómo sería tu primer beso ideal?”, pregunta una madre a su hijo de nueve años. “Bajo la lluvia, porque es más romántico”, contesta el niño. Una anécdota en primer persona contada por María Garay, dating coach (o consejera) del portal de citas Meetic, empresa que recuerda que mañana es el “día internacional del beso robado”, una peculiar fecha proveniente de la tradición británica del siglo XIX. ¿Qué diferencias culturales existen entre los europeos a la hora de sellar los labios en una primera cita?

Resulta que los españoles son los más atrevidos. El  59% ve apropiado dar un beso en la primera cita. Más fríos son los alemanes (44%), los suecos (52%) e incluso los italianos (54%). “Es algo cultural. Tenemos un carácter latino, más extrovertido y más cálido. El español es más besucón”, señala esta experta. Las diferencias educativas llevan a que en Japón un beso apasionado se da en el cuello o en las manos, explica Garay. Oque en Rusia los hombres se saluden con uno en la boca o en la Polinesia frotando la nariz.

Sorprende, sin embargo, la diferencia entre sexos en España. Los varones ven adecuado lanzarse a los labios en la primera cita en un 72% de los casos, pero solo el 45% de las españolas lo aprueba. ¿Mojigatería femenina? “Es de nuevo algo cultural. Tradicionalmente, los hombres han dado siempre el primer paso.También es algo generacional. Las jóvenes están más liberadas”. De hecho, entre 18 y 24 años, el 66% lo percibe como oportuno.

Una de las claves, en una primera cita, es notar las señales que emite la pareja para atreverse. No todo el mundo las percibe. La consejera de Meetic recomienda cierta espontaneidad. “Cada cita es diferente. Unos buscan dulzura, otros pasión, deseo o excitación. Hay que anticipar el momento y también ayuda visualizar previamente el momento”. En general, aconseja observar los signos no verbales. “Hay que fijarse en la intensidad de la mirada, porque por ejemplo las pupilas se dilatan, o si la otra persona se acerca, o te toca con la mano.

También fijarse en que se crean ciertos silencios, donde se acumula la energía, o que no se aparte cuando te acercas. Hay que estar atento a lo que estás viviendo. Se debe estar relajado y sobre todo hay que arriesgarse un poco”.

Lo que nadie niega son las recompensas por lanzarse a ese primer beso. “Es saludable. Todo son beneficios”, bromea Garay. “Es el mejor ejercicio para el rostro, ya que se movilizan hasta 30 músculos, aumenta el riego sanguíneo y genera endorfinas que producen la sensación de placer”. ¿Alguien se atreve?

Llega el ‘coach’ para citas

¿Qué errores no debe cometer en la primera cita? ¿Qué lugar elegir? ¿Cómo abordar a la otra persona a la que apenas conoce? Dudas universales para el primer encuentro. Pero ahora se puede contar con una ayuda, la del dating coach, o entrenador de citas, un papel que interpretó Will Smith en la película Hitch. María Garay es de profesión life coach, quien ayuda a las personas a enfocarse a conseguir sus objetivos en la vida: laborales, familiares o de pareja.

En una web de citas como Meetic, esta experta está comenzando a abordar las dudas de los usuarios, como una herramienta más para ayudar a ligar entre personas que solo se conocen por internet. “Cada uno debe buscar su camino. Yo les invito a la reflexión”, revela esta coach dating.

LOS ESPECIALISTAS

Social Media en la PYME.

USS Enterprise

Carlos Rosales

Cuando Iberia perdió el vuelo

Idearium

ESADE Business & Law School

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00