lunes, 21 abril 2014

Está pasando

Los títulos de ambas entidades cayeron un 13% en marzo

Popular y Sabadell se gastan 68 millones en autocartera

  • 44,5 millones de euros ha invertido Popular en acciones propias en marzo
  • 23,6 millones de euros se ha gastado Sabadell en autocartera durante el mes pasado

Ante un descenso en paralelo del 13% durante el mes pasado, Popular y Sabadell han optado por utilizar la misma herramienta para amortiguar las pérdidas. Aprovechando el abaratamiento de sus acciones han sacado el carro de la compra para entrar en su autocartera y gastarse algo más de 68 millones de euros en marzo.

La entidad presidida por Ángel Ron se ha hecho con 77,5 millones de acciones propias durante el mes pasado, según la última notificación a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). El 15 de marzo disponía de 134,9 millones que han pasado ahora a 212,3.

Tomando como referencia el valor de la acción del banco, el precio de la operación asciende a 44,5 millones de euros. Este movimiento se traduce además en un aumento del porcentaje de títulos propios sobre su capital en más de un 50%, hasta alcanzar el 2,56%.

El caso de Sabadell ha sido similar. El pasado mes de marzo, la entidad que preside Josep Oliu se hizo con 16,85 millones de títulos propios. El porcentaje de autocartera sobre su capital también ha aumentado considerablemente: del 1,357% al 2,1%. El coste de la operación, tomando como referencia el precio medio de la acción durante el mes pasado, alcanzaría los 23,6 millones.

Los valores de ambos bancos han sido las principales dianas de los ataques bajistas desde que se levantara el veto a las posiciones cortas el pasado 31 de enero. Popular, tras su exitosa ampliación de capital y un prometedor enero, se dejó un 14% entre febrero y marzo.

Según datos de la Bolsa de Madrid, el número de títulos de Popular prestados ha aumentado un 23,6%, hasta rozar los 500 millones. Sabadell, que en el primer trimestre de 2013 se dejó un 26,5% en Bolsa, vio aumentadas sus posiciones cortas en un 43%. Tras el final de la tregua bajista, el número de títulos prestados pasó de 180 millones a los 495 millones.

No todos los préstamos de valores se destinan a hacer apuestas bajistas (también se usan como cobertura frente a posibles pérdidas) pero suele ser su función principal. Las posiciones cortas, también conocidas como ventas a corto o apuestas a la baja, consisten fundamentalmente en tomar prestadas acciones para venderlas en el mercado y, una vez vencido el plazo pactado con el prestamista, devolverlas. El prestatario confía en que las acciones bajarán de precio, con lo cual, al cabo del tiempo, las recompra más baratas y las devuelve a su propietario inicial embolsándose la diferencia.

Las entidades tienen la obligación de notificar a la CNMV las posiciones cortas individuales que sobrepasen el 0,5% de su capital. Popular ha visto cómo pasaban de 0,39% a principios de febrero a un 1,37% a fecha de 5 de abril. Sabadell ha sufrido aún más desde que se levantó el veto: han experimentado una subida del 84% hasta alcanzar el 3,28% de su capital, lo que a precio de mercado supone una apuesta de 136 millones de euros.

LOS ESPECIALISTAS

Las exportaciones no van bien

El economista observador

José Carlos Díez

Legislatura desaprovechada

La UE, del revés

Bernardo de Miguel

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00