viernes, 24 octubre 2014

Está pasando

Presenta el modele eléctrico Zoe

Ghosn: “La flexibilidad laboral es una gran ventaja para España”

  • Carlos Ghosn, presidente mundial de la alianza Renault-Nissan, cree que la industria del país “estará en una posición más fuerte” tras la crisis.

PATRICIA MELO MOREIRA (AFP)

Carlos Ghosn posa junto a un modelo de Renault Zoe.

En un reducido encuentro con medios, Ghosn destacó la mejora de la flexibilidad en la industria española en los últimos años, y en particular, en la de la automoción. “El español era uno de los sistemas laborales más rígidos que había”, destacó el dirigente de origen brasileño: “era imposible despedir, y muy difícil contratar, invertir… pero ya no es así”. Ahora, los menores costes laborales y una mayor flexibilidad son para Ghosn “una gran ventaja para España. Al final de la crisis, estará en una posición más fuerte en términos industriales”.

Ghosn, que presentó el nuevo Renault Zoe, el nuevo modelo 100% eléctrico del fabricante francés, también hizo hincapié en que España “es uno de los países más avanzados de Europa en cuanto al crecimiento de su competitividad”, y destacó que “los españoles son muy razonables”, insistiendo en el “esfuerzo común” realizado para llegar a acuerdos como el plan industrial firmado hace escasos meses y que establece las nuevas condiciones laborales para las factorías de la marca en Valladolid y Palencia, así como la llegada de un modelo, el Captur, que se fabricará para todo el mundo en la planta pucelana. Tras meses de negociación, Renault también firmaba esta semana el nuevo plan de competitividad para Francia.

Rentabilidad eléctrica

El nuevo Renault Zoe, que saldrá al mercado en la segunda quincena de mayo, es la gran baza fabricante francés en el ámbito eléctrico. Una apuesta que, según Ghosn, “hemos ganado”. Fabricado de forma íntegra en la factoría francesa de Flins, el Zoe es un modelo independiente del Leaf, de la hermana Nissan, aunque Ghosn avanzó que “habrá más puntos en común en la segunda generación de eléctricos de la alianza”.

El Zoe se suma al Fluence, Kangoo y Twizy en la nómina de vehículos eléctricos de la marca del rombo. El esfuerzo inversor de Renault en este campo “ya se ha cubierto y cargado en las cuentas en un 50%”, y ahora la marca concentrará sus esfuerzos en ponerlo en las carreteras. En España un Zoe costará 13.650 euros, descontados 5.500 euros de ayuda para la compra de eléctricos y 2.100 del plan PIVE. Sin ayudas a la compra, el precio, 21.250 euros, sería prohibitivo para un vehículo con una autonomía máxima de 210 kilómetros. Para Ghosn, los costes de estos vehículos son su principal problema a resolver, aunque cree que “el coche eléctrico es rentable, no lo hacemos por ocio”. Una rentabilidad que delimita a cubrir sus costes fijos, pero matiza que será mayor “a medida que los volúmenes crezcan”.

El nuevo modelo se comercializará, de momento, en 11 países europeos. La Unión Europea prevé que para 2020 estén instalados por el continente unos 795.000 postes de recarga, una infraestructura en la actualidad deficiente en la mayoría de los países. “Europa hace planes mejor de lo que los ejecuta”, afirma Ghosn, que aun así cree que será posible lograr ese objetivo, ya que percibe “un compromiso firme por parte de los gobiernos”, que también permitirá que 2015 circulen por la unión hasta 700.000 eléctricos.

LOS ESPECIALISTAS

UNION BANCARIA

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00