jueves, 23 octubre 2014

Está pasando

Novapesca Trading tiene como objeto social la inversión en acciones

Sousa cesó en febrero en una filial que debía 585 millones a Pescanova

(EFE)

El presidente de Pescanova, Manuel Fernández de Sousa-Faro, durante la reunión de la junta general de accionistas que la empresa de 2012.

Manuel Fernández de Sousa, presidente de Pescanova, cesó poco antes del anuncio de preconcurso del grupo como primer ejecutivo de la sociedad Novapesca Trading. Esta filial, con un negocio de un millón de euros, tenía deudas con empresas del grupo Pescanova por 585,4 millones.

 El consejo extraordinario de la compañía ratificó ayer por unanimidad la reestructuración de su política financiera, según un hecho relevante remitido a la CNMV. El pasado 4 de febrero, Manuel Fernández de Sousa, presidente de Pescanova, y Alfonso Alfredo García Calvo dimitieron de sus cargos como administradores de la sociedad Novapesca Trading, del grupo Pescanova. Durante los primeros días de febrero, Fernández de Sousa abandonó sus cargos ejecutivos en varias filiales de la compañía gallega, pero los datos de Novapesca son especialmente relevantes por la abultada deuda que mantenía al cierre de 2011 con empresas del grupo.

La Xunta ofrece su apoyo

A. O.

El consejero de Economía e Industria de la Xunta de Galicia, Francisco Conde, afirmó ayer que el Ejecutivo gallego está dispuesto a apoyar tanto “institucional como económicamente” a Pescanova, aunque insistió en esperar a conocer las “necesidades reales” de la empresa. “Estamos esperando que se puedan concretar cuáles son las necesidades reales que tiene Pescanova y, lógicamente, la Xunta acompañará a Pescanova, al igual que está acompañando a otras empresas en la medida de sus capacidades”, respondió Conde, a preguntas de los medios, durante una visita al Laboratorio de Consumo, en declaraciones recogidas por EP.

En este sentido, abogó por “esperar a que se concrete cuáles son esas necesidades”, ha dicho, en referencia a los detalles del consejo de administración que ayer celebró la compañía. En cualquier caso, Conde destacó que la Xunta está siguiendo “con mucha atención” la situación de Pescanova, que ha calificado como “empresa clave” para el tejido productivo de Galicia. “La Xunta acompañará en la medida de sus posibilidades en esta situación de dificultad que tiene Pescanova”, incidió Conde, quien se mostró dispuesto a facilitar “todo tipo de ayuda tanto institucional como económica” a la empresa gallega. El senador del PP Enrique López Veiga mostró ayer su deseo de que Pescanova mantenga su actividad “más o menos como está” y dijo que “sería una pena” una hipotética pérdida del peso gallego en la multinacional pesquera, al mismo tiempo que calificó de “trascendente” que mantenga su sede social en Chapela, informó Efe.

El objeto social de Novapesca Trading es el de adquisición y transmisión de acciones, así como la administración “de toda clase de negocios”, según las últimas cuentas de la firma depositadas en el Registro Mercantil, correspondientes al año 2011. De acuerdo a esas cuentas, Novapesca Trading contabiliza como inmovilizado material cinco buques. La sociedad terminó el año 2011 con una deuda total de 808 millones de euros. De esa cantidad, 585,4 millones corresponden a deudas con empresas del grupo Pescanova, 110 millones más de lo que debía en 2010, y otros 220,8 millones a deudas con acreedores comerciales. Novapesca Trading indica en sus cuentas de 2011 que está exenta de la obligación de establecer cuentas consolidadas ya que pertenece al grupo Pescanova.

Hoy se reúnen representantes de 45 bancos acreedores

A pesar de la relevante deuda de la sociedad, las cuentas de Novapesca Trading no están auditadas. Sin embargo, otras sociedades dependientes de Pescanova, con cifras de deuda mucho menores, sí lo están (por la consultora BDO, que audita a la matriz). Novapesca Trading explica en dichas cuentas que el 30 de junio de 2012 se reunió la junta universal de socios de la empresa (aparentemente, tan solo Fernández Sousa y García Calvo) y que fueron adoptados por unanimidad aprobar las cuentas y dejar constancia de que Novapesca Trading “puede formular las cuentas anuales de forma abreviada y no está obligada a someter sus cuentas a verificación de auditor, de conformidad a los artículos 257, 258, 261 y concordantes de la Ley de Sociedades de Capital”.

La empresa terminó el ejercicio 2011 con una cifra de negocio de 1,1 millones y un beneficio de 0,5 millones. En las semanas anteriores a la comunicación oficial de los problemas internos por parte de Pescanova se produjeron movimientos corporativos y accionariales que a día de hoy resultan llamativos por sugerir que respondían a los acontecimientos que ahora vive el grupo. Tras el anuncio del preconcurso, el 1 de marzo, ha habido más movimientos accionariales.

El 14 de febrero pasado el Borme de Pontevedra publicaba la dimisión como presidente de Manuel Fernández de Sousa de varias filiales de Pescanova, Insuiña, Frivipesca Chapela, Pescafresca, Pescanova Alimentación y Frigodis. La medida podría responder al interés del ejecutivo de alejarse de los primeros cargos de administración de las empresas de cara a una hipotética declaración de concurso de acreedores. Pocos días antes, el 6 de febrero, un histórico de Pescanova, Alfonso Paz- Andrade, vendía en Bolsa 75.000 acciones de la compañía por un precio de 16,6 euros por título. Desde que la empresa anunciara su decisión de solicitar preconcurso, el pasado día 1 de marzo, el valor de la acción del grupo se ha desplomado, cotizando ahora por debajo de los seis euros.

Paz Andrade fue consejero delegado de Pescanova hasta 2007 y entró en el consejo de la empresa junto conManuel Fernández de Sousa en 1977. Los dos son descendientes de los fundadores del grupo, José Fernández y Valentín Paz Andrade.

También durante los primeros días de febrero otros accionistas llevaron a cabo operaciones sobre la acción de Pescanova. La sociedad Silicon Metals Holding, con sede en Nueva York, participada por sociedades en Isla Caimán y Delaware, adquirió más de un millón de títulos del grupo, sobrepasando el 5% del capital, “como consecuencia de la suscripción del aumento del capital de Pescanova que fue acordado por el consejo de administración y que quedó inscrito en el Registro Mercantil el 3 de agosto de 2012”, según informó a la CNMV.

 

El 13 de febrero, Capital Research and Management Company, de Los Ángeles, California, compró unas 200.000 acciones de Pescanova, incrementando su participación en la empresa hasta el 3,4%. En Los Ángeles tiene su sede el grupo especializado en reestructuraciones de deuda Houlihan Lokey. Pescanova comunicó al mercado que contrataba los servicios de esta firma el pasado día 6 de marzo, y cinco días después informaba de que dejaba en “suspenso” la contratación de la firma estadounidense.

El 7 de marzo, día en el que las acciones de Pescanova repuntaron un 21%, Luxempart, una sociedad de Luxemburgo, representada por François Tesch y José Carceller, según datos de Pescanova, se desprendió de bonos convertibles de la compañía, en concreto de 172.890 títulos, por los que ingresó 4,1 millones de euros, inferior al precio de ejercicio, en 2019, que sería de 28,92 euros. Luxempart, que no desvela el comprador de dichos bonos, mantiene tras la operación 414.938 títulos. Y ayer se supo, por los registros de la CNMV, que otro fondo, Fidelity International Limited , que admite estar domiciliado en “paraíso fiscal”, ha superado el 1% del capital de Pesc

Consejo y reunión de acreedores

Según un hecho relevante remitido por la sociedad a la CNMV, ayer el consejo de administración extraordinario ratificó por unanimidad la línea de reestructuración de su política financiera”. Además “analizó con los auditores y la información aportada el progreso de los trabajos referentes al hecho relevante comunicado a la CNMV el día 12 de marzo de 2013” –en esa comunicación la empresa puso en duda la fiabilidad de sus cuentas– y, “entre otros asuntos, se dio cuenta de la normalidad que la empresa mantiene tanto en sus centros fabriles nacionales como en sus operaciones pesqueras y de acuicultura en el extranjero. Por otro lado, hoy está prevista en Madrid una reunión de 45 entidades financieras acreedoras de Pescanova para decididir que acciones tomar a futuro.

LOS ESPECIALISTAS

¿POR QUE LOS TIPOS DE INTERES REALES SON TAN BAJOS?

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

La amenaza del ébola y la innovación de proceso

Convertir la novedad en valor

Francisco González Bree

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00