miércoles, 22 octubre 2014

Está pasando

La City

La banca acosa a los notarios

La banca ha activado al máximo los sensores de demanda en el sector inmobiliario. Cualquier atisbo de interés por adquirir un inmueble puede ser la promesa que permita desprenderse del mayor lastre que pesa sobre el sector, el ladrillo, en su balance. Un mal que afecta tanto a las entidades sanas como a las nacionalizadas, que si bien han traspasado la mayor parte de sus activos tóxicos al banco malo, aún conservan ladrillo en su interior. Y, según reconocen en el sector bancario, los notarios se han convertido en una valiosa fuente de información sobre dónde está esa demanda. Hasta el punto de que las entidades financieras les están solicitando datos con todo lujo de detalle sobre los inversores extranjeros que están comprando vivienda. Todo por contactar con el cliente al que poder venderle casas.

LOS ESPECIALISTAS

La amenaza del ébola y la innovación de proceso

Convertir la novedad en valor

Francisco González Bree

ORE

El GEFE

María Graciani

Imagen de Obama hoy, versus legado a largo plazo

EEUU y mercados emergentes

Jorge Díaz-Cardiel

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00