lunes, 1 septiembre 2014

Está pasando

Canje por acciones y convertibles

Qué pueden hacer los titulares de preferentes de Liberbank

  • Entre el 29 de abril y el 10 de mayo podrán vender los títulos
  • La entidad debutará en Bolsa el próximo 16 de mayo

(EFE)

Manuel Menéndez, presidente de Liberban. EFE

Liberbank ha planteado unas favorables condiciones a los minoristas propietarios de participaciones preferentes o deuda subordinada (ofrece el 100% de su valor nominal en acciones u obligaciones contingentes convertibles), sobre todo teniendo en cuenta que en el caso de otras entidades financieras se tendrán que aplicar elevadas quitas –en Bankia por ejemplo del 46% en la deuda subordinada y del 39% en preferentes– como punto de partida. Aun así, los expertos prevén que tendrán que asumir pérdidas respecto a sus inversiones iniciales. ¿Cuáles son las alternativas para el particular?

1. Aceptar o rechazar el canje. El plazo voluntario de aceptación del canje comenzó ayer y termina el próximo día 26. De cualquier modo, concluido este periodo el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) podrá hacer otro obligatorio para quien haya decidido no acudir y este sí contará con quitas. Otra opción es acudir a la vía judicial, ya que en el caso de Liberbank no se contempla el arbitraje, un procedimiento que sí han puesto en marcha otras entidades financieras para evitar que en los casos más claros de que estos productos fueron comercializados entre clientes como si fueran depósitos se tenga que pasar por los tribunales.

2. Vender antes de la salida a Bolsa. Completado el canje, en la operación de salida a Bolsa, denominada de listing, se ha incluido un mecanismo (sales facility) para abrir una ventana de liquidez, en la que los minoritarios puedan desprenderse de un 50% de los títulos que reciban hasta un máximo de un millón de acciones, a un precio fijo. Los particulares interesados deberán dar las órdenes de venta entre el 29 de abril y el 9 de mayo. En esta primera fecha se anunciará una banda orientativa del precio de venta, mientras que el día 9 los interesados conocerán ya el precio final. Con ello podrán revocar o confirmar sus órdenes hasta las 15:00 horas del día siguiente.

Con toda probabilidad, esta referencia se situará por debajo del precio de emisión fijado por el FROB de las nuevas acciones, basada en la valoración que ha efectuado de Liberbank, que se ha establecido en 1,1 euros por acción (0,3 euros de nominal y 0,81 de prima de emisión), pero permitirá a los particulares al menos desprenderse de los títulos a un precio determinado.

La propia Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) advertía el miércoles en un comunicado de que “una vez que dichas acciones se admitan a negociación su precio de mercado podría situarse por debajo del valor estimado por el FROB”. Añadía que “el valor de los instrumentos que se entregan a cambio €[...] es superior al valor del mercado de los instrumentos que ahora poseen, aunque para la mitad de los casos inferior a su valor nominal. En esos casos, la venta inmediata en mercado de los valores recibidos implicaría la pérdida sobre el importe originariamente invertido”.

El objetivo de esta medida es, de hecho, evitar una avalancha de papel el día del estreno en Bolsa, que estrangule el valor. Y, aun así, los particulares solo podrán vender el 50% de los títulos que posean.

“En un listing, al no haber una OPV en la que los bancos colocadores muevan volúmenes notables de compraventa, en un primer momento la fijación de precio puede tener un cierto componente teórico y por tanto de riesgo, que se evitaría con unos primeros intercambios de compras y ventas, como ocurrirá en Liberbank”, comentan en una entidad financiera.

3. Esperar al debut en el mercado. Los expertos consideran que, a pesar de la ventana de liquidez abierta por Liberbank con anterioridad a su debut en el mercado, previsto para el próximo 16 de mayo, lo más probable es que el valor continúe con su ajuste a la baja.

“Cuanto más atomizada esté la base accionarial, sin grandes paquetes en manos de inversores institucionales más puede darse este fenómeno”, explican fuentes financieras. En el caso de Liberbank, de los 866 millones de euros en preferentes y deuda subordinada, 549 millones están en manos de inversores particulares.

Y añaden que “la tendencia a la larga puede ser la de un valor con poco movimiento y pérdida de valor, lenta, pero continua”. La experiencia de los últimos saltos al parqué bursátil de entidades financieras no ha sido, además, muy alentadora.

Para intentar fidelizar a los futuros inversores, Liberbank ha prometido una rentabilidad anual adicional del 6% a aquellos titulares que no vendan sus acciones durante los dos primeros años.

4. Canjear por acciones o convertibles. Liberbank ofrece a los particulares la posibilidad de canjear estos productos híbridos por acciones o bien elegir una fórmula mixta del 70% en títulos de renta variable y el 30% restante en obligaciones contingentes convertibles (conocidos como cocos).

La segunda opción, por tanto, aseguraría un rendimiento fijo anual al 30% de la inversión, si bien en este sentido la CNMV advierte también a los minoritarios que “Liberbank podrá discrecionalmente suspender el pago de la remuneración” de las obligaciones convertibles.

LOS ESPECIALISTAS

¿Cómo afrontar septiembre en renta variable?

La ventana a los mercados

Cortal Consors

Sobre la intuición

De talentos y talantes

Antonio Pamos

UNA SEMANA ENFOCADA EN EL ECB

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Fiascos Van Rompuy

La UE, del revés

Bernardo de Miguel

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00