domingo, 20 abril 2014

Está pasando

Aseguran que en el consejo de administración del jueves no se voto ni ratificó la reestructuración financiera

Los consejeros críticos con la gestión dicen que el presidente de Pescanova miente a la CNMV

  • Fernández Sousa envía un nuevo hecho relevante acusando a Carceller y Luxempar de mentir
  • Explica que no hay convocado ningún consejo de administración la semana que viene
  • Subraya que sí se dio luz verde a la reestructuración de la deuda
  • La banca acreedora crea un comité para negociar la refinanciación

Demetrio Carceller, presidente de Damm y segundo accionista de Pescanova.

Los principales accionistas de Pescanova cruzaron el viernes comunicados ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores ofreciendo un espectáculo propio de los programas que durante la sobremesa emiten algunas cadenas de televisión.

A las 14.09 horas del viernes el regulador del mercado publicó un comunicado enviado por Grupo Damm, con el 6,1% de Pescanova, y el fondo Luxempart, con el 5,8%, en el que indicaban que en el consejo celebrado el jueves no habían ratificado ni votado la línea de reestructuración financiera de la compañía.

Respondían así al comunicado de Pescanova del jueves por la noche, firmado por Manuel Fernández de Sousa, con el 14,4%, en el que se aseguraba que el consejo de administración del grupo había acordado “por unanimidad ratificar la línea de reestructuración de su política financiera”. Damm y Luxempart añadían en su nota que está previsto una reunión del consejo de administración la próxima semana.

Pescanova se encuentra en preconcurso de acreedores desde el pasado 1 de marzo. El grupo, que no ha presentado todavía sus cuentas de 2012, admitió el pasado día 12 ante la CNMV que había detectado “discrepancias entre su contabilidad y las cifras de deuda bancaria”.

A las 15.46 horas del viernes la CNMV publicó un comunicado de Pescanova, esta vez firmado por el secretario del consejo, César Mata, en el que en respuesta al enviado por Carceller y Luxempart, insistía en la veracidad del comunicado enviado el jueves, y desmentía una reunión prevista para la próxima semana del consejo de administración.

Reunión de la banca

Los acreedores suman una lista de 45 entidades, de las que 35 mantuvieron el viernes en Madrid una reunión en la sede en la capital de Deutsche Bank para tratar la crisis en el grupo de congelados. El próximo martes volverán a sentarse.

Los bancos, explican fuentes financieras, acordaron crear un comité de seguimiento liderado por CaixaBank, Sabadell, Popular, Bankia, Deutsche Bank, Royal Bank of Scotland (RBS) y Novagalicia. Este pool designará a un asesor jurídico y otro financiero que sirvan de intermediarios ante Pescanova.

De acuerdo a las mismas fuentes, aproximadamente, el grupo tendría una deuda total de 2.500 millones de euros. CaixaBank, Sabadell, Novagalicia y Popular tendría préstamos concedidos a Pescanova de más de 150 millones de euros. Entre 125 y 150 millones estarían Bankia y Deutsche Bank. Entre 100 y 125 millones, BBVA y Caixa Geral. Entre 75 y 100 millones, RBS, Commerzbank y Ceiss. Entre 50 y 75 millones, Rabobank, Banesto, Banco Espirito Santo, Kutxabank, BPI, HSBC y Catalunya Banc.

Las fuentes financieras aseguran que la banca no trató el viernes el relevo del presidente del grupo. Distintas fuentes consultadas por este diario mantienen que varias entidades financieras querrían ver a Antonio Basagoiti, consejero de Pescanova desde 1996 y actual presidente de Banesto, ocupando el puesto de Fernández de Sousa.

 

LOS ESPECIALISTAS

El asno y el buey

El GEFE

María Graciani

Legislatura desaprovechada

La UE, del revés

Bernardo de Miguel

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00