jueves, 17 abril 2014

Está pasando

Acuerdo de Consejo de Ministros

Trabajar y recibir el 50% de la pensión, desde abril

  • El Ejecutivo prevé endurecer las jubilaciones anticipadas y parciales
  • La reforma persigue rebajar el coste para la Seguridad Social

Emilio Naranjo (EFE)

La ministra de Empleo, Fátima Báñez.

El Gobierno prevé aprobar hoy en el Consejo de Ministros los nuevos límites a las jubilaciones anticipadas y parciales. En esta reforma también darán el visto bueno a poder compatibilizar el salario y hasta el 50% de la pensión si se sigue trabajando más allá de la edad de jubilación. Estas novedades estarán incluidas en un Real Decreto que estará en vigor previsiblemente el 1 de abril, tal y como preveía el Gobierno.

De esta forma, el Ejecutivo da una de cal y otra de arena a los trabajadores de cara a su jubilación. Por una parte, tratará de que los ciudadanos vean más atractivo seguir en su puesto de trabajo una vez cumplida la edad legal de retiro. Para ello, harán por primera vez compatible seguir trabajando al tiempo que cobran hasta el 50% de la pensión a la que tenían derecho en el momento de haber podido acceder a su jubilación.

La cotización que se abonará desde ese momento será “simbólica” del 8% por contingencias comunes e incapacidad temporal;y se repartirá un 6% la empresa y un 2%, el trabajador. Si bien esta cotización no servirá para mejorar la futura pensión, ya que cuando el trabajador se jubile, cobrará el 100% de la pensión que había generado hasta el momento de cumplir la edad legal de retiro.

Por otro lado, endurecerá el acceso a la jubilación temprana. La ley diferenciará entre este tipo de retiro forzoso (para trabajadores despedidos) o voluntario. En ambos casos se pasará a exigir 33 años cotizados desde los 30 actuales. Además, el Real Decreto que se aprobará hoy retrasará la edad de acceso en el caso de la forzosa de los 61 a los 63 años, de forma que sea siempre cuatro años antes que la legal. Si bien esto se hará de forma progresiva, a la vez que el retraso de la edad legal de los 65 a los 67, que entró en vigor en enero.

El retiro anticipado voluntario se retrasará hasta los 65 años, también paulatinamente, junto al retraso de la edad ordinaria que alcanzará los 67 en 2027.

En cuanto a la penalización que tiene esta modalidad de pensión, se fijarán previsiblemente unos coeficientes penalizadores para la jubilación anticipada forzosa que podrían oscilar entre el 6% (si se han cotizado más de 44,5 años) y un 7,5%, con un mínimo de 38,5 años cotizados. En el caso del retiro anticipado voluntario, los coeficientes serán aún más duros, en el entorno del 8% anual, con toda probabilidad.

LOS ESPECIALISTAS

Legislatura desaprovechada

La UE, del revés

Bernardo de Miguel

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00