martes, 29 julio 2014

Está pasando

A fondo

¿Sería Blackberry-Lenovo buena pareja?

Reuters

Yang Yuanquing, consejero delegado de Lenovo.

Blackberry volvió a ser noticia este lunes. No por su nueva apuesta tecnológica y las posibles ventas de sus nuevos smartphones –la compañía está inmersa en un duro proceso de reinvención– sino porque sus acciones se dispararon casi un 15% tras conocerse que el consejero delegado de Lenovo, Yang Yuanquing, había reconocido al diario francés Les Echos que la compra del fabricante de teléfonos móviles canadiense es una opción a considerar.

Las declaraciones no se echaron en saco roto porque llovían sobre mojado. Ya, el pasado mes de enero, el director financiero del gigante chino había manifestado que Lenovo estaba evaluando adquisiciones y que Blackberry estaba en su radar.

¿Una operación descabellada? ¿Serían Blackberry y Lenovo un buen matrimonio? Sobre el papel sí, porque Lenovo, que ya ha logrado conquistar la segunda plaza en el ranking de fabricantes de PC y que ha desembarcado con fuerza en el negocio de las tabletas, también quiere jugar en la primera liga de los smartphones. Y sabe que para lograrlo debe imprimir velocidad en su estrategia. Más cuando hay empresas con cuotas de mercado tan importantes como Apple y Samsung.

También para Blackberry esta operación podría ser una salida. Es cierto que la compañía busca su resurrección con su nuevo sistema operativo Blackberry 10 y sus smartphones Z10 y Q10, pero sabe que no tiene margen de error (algo parecido a lo que le está pasando a Nokia con su apuesta por Windows Phone). La firma es consciente de que si sus nuevas propuestas no logran el éxito deseado deberá buscar otras opciones, y su venta y el licenciamiento de su sistema operativo podrían ser esas salidas.

Ciertamente, la operación tendría sus riesgos –no dejan de ser dos grandes compañías, con culturas muy distintas–. Además, el Gobierno canadiense parece que debería aprobar esta adquisición extranjera, y no le resultará fácil dejar que una de sus empresas más emblemáticas caiga en manos de una firma china, pero parece que ambas empresas saldrían fortalecidas.

Blackberry permitiría a Lenovo tener un sistema operativo propio y diferenciarse así de sus rivales asiáticos. Solo LG tiene uno, tras comprar WebOS

Por un lado, Blackberry reforzaría la posición de Lenovo en dispositivos móviles (la llama era post-PC). Es cierto que la multinacional china ya tiene una importante posición en este mercado, es el segundo fabricante por ventas de móviles en China solo superado por Samsung, también es muy fuerte en India y, sin llegar a este nivel, tiene una buena penetración en Brasil y otros mercados emergentes.

Como aseguran algunos analistas como el español Jaime García Cantero, Lenovo no es ni mucho menos ajeno al entorno móvil y ha sido capaz de alinear su estrategia a mercados asiáticos de altísimo crecimiento, hasta ahora básicamente utilizando Android para sus smartphones.

Pero, la compra de Blackberry le permitiría algo que parece cada vez más clave en el negocio móvil: tener un sistema operativo propio, lo que le diferenciaría de sus rivales asiáticos (ninguno de ellos tenía sistema propio hasta hace unas semanas, pero LG acaba de comprar a HP webOS, lo que parece indicar una tendencia a querer diferenciarse con sistema propio sin renunciar a otros dispositivos con sistema operativo de terceros, como Android o Windows Phone.

Respecto a Blackberry –que resulta curioso ver como los rumores tienen más impacto en su cotización que sus nuevos lanzamientos–, la compra por Lenovo le daría el músculo financiero de la compañía china, actualmente en muy buena posición financiera. Además, la operación le permitiría reforzar su presencia en mercados emergentes y tal vez recuperar posiciones en el sur de Asia (Tailandia, Indonesia, incluso Singapur), que fueron mercados muy importantes para la compañía y donde ha sido relegado por Apple y sobre todo Samsung y LG.

La decisión de compra parece, en cualquier caso, más un tanteo que una posición en firme. Al menos, por lo que ha trascendido. Entre otras cosas porque parece razonable que Blackberry quiera tomarse su tiempo para ver cuán exitosos son su BB10 y sus nuevos smartphones, antes de tomar una decisión, que supondría tirar la toalla como empresa independiente. Y Lenovo también ha dejado claro que antes de dar ese paso quiere estudiar bien el mercado y sobre todo el peso real de Blackberry en el negocio.

Ninguna, pues, quiere dar pasos falsos. En cualquier caso, de ocurrir finalmente la compra de Blackberry por parte de Lenovo –no olvidemos que también se ha rumoreado que Amazon y Microsoft podrían estar interesadas en su adquisición– algo habría a favor de una operación de tal magnitud. Lenovo, que elevó sus beneficios un 34% durante el último trimestre, ya compró la unidad de PC de IBM (que ha resultado muy exitosa) y ello le da una experiencia no solo en absorciones sino en cultura organizativa occidental que sería crítica en el proceso.

De todos modos, seguro que mientras deshojan la margarita, no perderán de vista a sus adversarios. Samsung, sin ir más lejos, anuncia este jueves su nuevo Galaxy S IV.

 

LOS ESPECIALISTAS

ESPERANDO AL FOMC

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Donde no hay análisis hay errores o la importancia de la inteligencia (una vez más)

Inteligencia competitiva

Cátedra de Servicios de Inteligencia y Sistemas Democráticos

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00