jueves, 23 octubre 2014

Está pasando

Lucha contra la evasión tributaria

El 62% del fraude fiscal en Madrid se registra en Sucesiones

  • La Comunidad detecta 546 millones en 2012 de deuda no declarada
  • Los ingresos caen un 13% respecto al año anterior

El consejero de Economía y Hacienda de la Comunidad de Madrid, Enrique Ossorio, junto al viceconsejero de Haciendad, José María Rotellar, y el director general de Tributos, Fernando Prats.

Lograr una gestión tributaria eficaz y asegurar el principio de justicia tributaria”. Bajo este principio, el consejero de Economía y Hacienda de la Comunidad de Madrid, Enrique Ossorio, defendió los resultados del Plan de Lucha contra el Fraude, que permitieron detectar en 2012 una deuda fiscal no declarada de 546 millones de euros frente a los 628,5 millones descubiertos el año anterior. Ello supone un descenso del 13% que fuentes de la Comunidad de Madrid justifican por la caída de los ingresos impositivos. El 62% del fraude descubierto se registró en el impuesto sobre sucesiones y donaciones.

Ossorio destacó que el fraude tributario representa el 34% de la recaudación de los impuestos autonómicos, el porcentaje más elevado desde 2003. En un comunicado, la Consejería de Hacienda apuntó que “en los últimos diez años se ha descubierto fraude fiscal por importe de 4.680 millones”, un importe que equivale a “la subvención de más de una legislatura al usuario del transporte público o a un conjunto de 12 hospitales y 35 kilómetros de metro”.

El impuesto sobre sucesiones y donaciones es, con diferencia, el tributo donde se ha detectado una mayor elusión fiscal. La Comunidad de Madrid descubrió 341,1 millones de fraude en el tributo que grava las herencias y que, en el caso madrileño, está prácticamente exento de tributación en donaciones o herencias que pasan de padres a hijos o entre cónyuges. La importancia relativa del impuesto sobre sucesiones ha ganado peso en los presupuestos autonómicos tras el pinchazo de la burbuja inmobiliaria que, entre otras consecuencias, redujo drásticamente los ingresos de las comunidades por el impuesto sobre transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados. Estos tributos gravan la compraventa de viviendas de segunda mano y la firma de hipotecas. El fraude detectado en Transmisiones ascendió a 73,6 millones en 2012, una cifra que se ha reducido paulatinamente a medida que el sector inmobiliario perdía fuerza en la economía. Por ejemplo, en 2010, la deuda descubierta en Transmisiones alcanzó los 177,9 millones. Por Actos Jurídicos, el fraude detectado en 2012 suma 64,8 millones y en la imposición sobre el juego la cifra se queda en 29,8 millones.

La consejería de Hacienda madrileña defendió que invertir en la lucha contra el fraude resulta rentable en la medida en que, por cada euro invertido en atajar la evasión fiscal, las arcas públicas obtienen 50 euros.

La Agencia Tributaria a nivel estatal, que se ocupa de los grandes impuestos (IRPF, IVA o Sociedades) ya ha adelantado que, en 2012, ingresó 11.500 millones por la lucha contra el fraude, una cifra que representa en torno al 1% del PIB.

LOS ESPECIALISTAS

UNION BANCARIA

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

La amenaza del ébola y la innovación de proceso

Convertir la novedad en valor

Francisco González Bree

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00