martes, 2 septiembre 2014

Está pasando

Conflicto laboral

El mediador en Iberia es un crítico con la reforma laboral

  • La labor del catedrático de Derecho del Trabajo Gregorio Tudela no es vinculante
  • La aerolínea mantiene el 14 de marzo para iniciar el ajuste de personal
  • Los sindicatos siguen adelante con el calendario de movilizaciones

(RTVE)

Gregorio Tudela, mediador en el conflicto de Iberia

Sindicatos y dirección de Iberia aceptaron ayer a un pacificador, propuesto por Fomento, que trate de desbloquear las negociaciones del plan de ajuste. Se trata del catedrático de Derecho privado, social y económico de la Universidad Autónoma de Madrid, Gregorio Tudela. A la vista de esta nueva fase del proceso, los representantes de la plantilla pidieron que se frenen los 30 días del periodo de consultas del ERE que afecta a 3.807 empleados (19,6% de la plantilla), un extremo al que se ha opuesto el consejero delegado de Iberia, Rafael Sánchez Lozano. Las espadas siguen en todo lo alto. El 14 de marzo arranca la reestructuración, con o sin acuerdo, y los sindicatos no renuncian al calendario de diez jornadas de huelga en marzo.

 

Representantes de las plantillas de tierra y tripulantes de cabina de pasajeros (TCP) se negaron a sentarse ayer con la dirección para seguir tratando el ERE por ser convocados en una jornada de huelga. El mediador fue aceptado en una reunión, en dependencias de Fomento, dirigida por el secretario de Estado de Infraestructuras Rafael Catalá. A la cita acudieron Rafael Sánchez Lozano, Francisco Rodríguez (UGT), José Antonio Herranz (CC OO) y Justo Peral (Sepla).

El mandato dado a Tudela es lograr el acuerdo entre empresa y trabajadores antes de que el 4 de marzo arranque el segundo ciclo de cinco jornadas de huelga en la aerolínea. Un fracaso en este ejercicio de diplomacia conduciría, con toda probabilidad, al arbitraje que hasta ahora ha tratado de eludir el Gobierno. Se da la circunstancia de que Tudela fue uno de los 55 catedráticos de Derecho del Trabajo que en marzo de 2012 firmaron un manifiesto contra la reforma laboral. Entonces criticaron la iniciativa del Gobierno por "convulsionar la práctica totalidad de los elementos esenciales del modelo constitucional de relaciones laborales". Tudela y sus 54 compañeros aseguraban que se había "mercantilizado sin miramiento alguno el trabajo", se habían dado "poderes exorbitantes al empresario" y se destruían "las bases fundamentales del poder contractual colectivo".

Sobre la regulación del despido, los catedráticos de Derecho del Trabajo de universidades de toda España opinaban un año atrás que "obedece realmente a un diseño destinado a otorgar fáciles y baratos mecanismos de liquidación y ajuste de plantillas". Tudela Cambronero debe bregar ahora con un ERE en Iberia con condiciones de la reforma laboral.

La aerolínea también pretende renunciar a 25 aviones para rebajar la producción un 15% y centrarse en rutas rentables. Con negociaciones abiertas desde noviembre, cuando Iberia presenta su Plan de Transformación, la mediación del SIMA consiguió un acuerdo de mínimos el 17 de diciembre que terminó saltando por los aires el 31 de enero. Iberia llegó a ofrecer prejubilaciones para la práctica totalidad de las bajas, se comprometía a no segregar las actividades de handling y mantenimiento en los próximos cuatro años, y reducía el recorte de producción al 10%.

Los trabajadores, por su parte, accedían a importantes rebajas salariales y a incrementar la productividad, pero exigen la integración de Iberia Express en la matriz y piden garantías de crecimiento que la empresa no está dispuesta a dar. Iberia elevará su producción si en 2015 llega a un 7,6% de ebit sobre ventas, frente a los más de 300 millones de pérdidas actuales. Las fuerzas sindicales, por su parte, pretenden llevar ese objetivo a 2017.

Gregorio Tudela: “Es el caso más complejo al que me he enfrentado”

Asegura que tiene un conocimiento medio o alto sobre la batalla laboral en Iberia y cree poder reconducir la situación en los próximos días. En conversación telefónica con CincoDías, el catedrático de Derecho Gregorio Tudela dice afrontar la mediación “más compleja” de su vida. En los últimos meses ha sido crítico “con distintos aspectos de la reforma laboral”.

Pregunta. ¿Cómo surge su nombre para intermediar entre Iberia y los sindicatos en el que será el mayor ajuste desde que se ha aprobado la reforma laboral?

Respuesta. Supongo que mi nombre sale del acuerdo entre las partes y me satisface que empresa y sindicatos hayan aceptado esta mediación.

P. ¿Ha participado en algún reto semejante como pacificador?

R. De esta complejidad no, pero tengo experiencia en la mediación. De hecho, fui secretario general de la Universidad Autónoma entre 1990 y 2000, y en la actualidad soy catedrático del Derecho del Trabajo.

P. Con un ERE que será ejecutado el 14 de marzo y diez jornadas de huelga por delante, el tiempo apremia...

R. Intentaremos que empresa y sindicatos acerquen las posturas allí donde están alejadas. No puedo hablar de plazos, pero confío en que el conflicto se reconduzca antes de que acabe el mes. Ya he hablado con las partes y lo primero que he hecho es agradecerles la confianza.

P. Pero su opinión no será vinculante, no estamos hablando de un laudo obligatorio...

R. Insisto en que mi labor será poner a las partes de acuerdo. Si la mediación no llega a buen término es muy posible que vayan a un arbitraje.

P. ¿Estaba al tanto de los detalles del plan de ajuste de Iberia y de las diferencias con los representantes de la plantilla?

R. Le aseguro que he seguido muy atentamente este caso a través de los medios de comunicación, tanto por interés personal como por mi posición de catedrático de Derecho del Trabajo. Podríamos decir que tengo un nivel de conocimiento medio-alto, pero necesito entrar ahora al detalle.

P. Usted fue de los 55 catedráticos de Derecho del Trabajo firmantes de un manifiesto contra la reforma laboral en marzo de 2012. ¿Un año después mantiene esa posición crítica?

R. Sigo siendo crítico con algunos aspectos de la reforma laboral, pero considero que hay que dejarla rodar al menos un año más para enjuiciarla. El hecho es que las circunstancias económicas que rodean a la nueva regulación son extremas.

P. ¿Le parece que las empresas han tomado exclusivamente la reforma como un instrumento para despedir con indemnizaciones de 20 días por año trabajado?

R. Solo le diré que el marco normativo lo permite.

LOS ESPECIALISTAS

¿Cómo afrontar septiembre en renta variable?

La ventana a los mercados

Cortal Consors

Sobre la intuición

De talentos y talantes

Antonio Pamos

UNA SEMANA ENFOCADA EN EL ECB

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Fiascos Van Rompuy

La UE, del revés

Bernardo de Miguel

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00