domingo, 21 de diciembre de 2014

Está pasando

Acuerdo de la UE

La CE podrá forzar a un país a pedir el rescate financiero

  • La Unión logra pactar un endurecimiento del Pacto de Estabilidad de la UE
  • Revisará por adelantado los presupuestos de todos los países miembros

Con casi nueve meses de retraso sobre el calendario previsto, los 27 socios de la UE y los representantes del Parlamento Europeo alcanzaron hoy un acuerdo prácticamente definitivo sobre dos nuevos Reglamentos de disciplina presupuestaria.

Antes de entrar en vigor, los dos textos tendrán que ser ratificados formalmente por el pleno del Parlamento y por el Consejo de Ministros de la UE, pero ese trámite ya no plantea objeciones políticas y podrá completarse en las próximas semanas.

“Esto significa que la zona euro ya podrá beneficiarse durante el ciclo presupuestario de 2014 de un marco político más eficaz”, señaló ayer el comisario europeo de Asuntos Económicos, Olli Rehn.

Uno de los Reglamentos faculta a la Comisión Europea a proponer la intervención de un país cuando su situación financiera “suponga un riesgo para la estabilidad financiera de la zona euro”.

Bruselas evitaría así la resistencia de las capitales a pedir el rescate, una situación que ya se produjo en el caso de los rescates completos de Irlanda y Portugal o en el de la banca española.

El eurodiputado del grupo Popular, Jean-Paul Gauzés, aseguró que “con estas normas, hubiéramos evitado los problemas en algunos países que llegaron a amenazar al conjunto de la zona euro”.

La aplicación de esta norma planteará, sin embargo, un serio dilema político entre los intereses del Gobierno de turno y la posición de sus socios en la zona euro. Y su aplicación práctica será muy delicada en casos como el vivido por España a finales de 2012, cuando el rescate parecía inevitable desde el punto de vista de Bruselas mientras que el Gobierno de Mariano Rajoy consideró más apropiado esperar antes de tomar la decisión.

El otro Reglamento obliga a los socios europeos a presentar en otoño el proyecto del presupuesto para el siguiente ejercicio. Bruselas lo revisará antes de su aprobación en los respectivos parlamentos. Y aunque no podrá vetar su aprobación ni exigir cambios, la CE dispondrá de la posibilidad de emitir un dictamen declarando el proyecto incompatible con el Pacto de estabilidad y con las recomendaciones dictadas en el marco de la supervisión presupuestaria europea.

Los legisladores confían en que un varapalo político de tal magnitud abortaría por sí solo el proyecto de presupuestos. Pero también es cierto que el Reglamento se planteó a finales de 2011. Y que desde entonces, la crisis ha forzado un proceso de integración aún mayor y ya se negocia también la posibilidad de extender la vigilancia comunitaria a las reformas estructurales, que cada país deberá detallar en un “contrato” firmado con Bruselas.

Crecimiento

Las negociaciones de los últimos meses han permitido, según el Parlamento Europeo, enmendar los dos Reglamentos para compaginar disciplina presupuestaria y crecimiento.

Los recortes exigidos por Bruselas deberán respetar, en la medida de lo posible, las partidas de educación y sanidad, así como las inversiones que generen crecimiento y empleo.

“La austeridad no está dando los resultados deseables, así que no puede ser la única respuesta a la crisis”, señaló la eurodiputada socialista Elisa Ferreira.

LOS ESPECIALISTAS

¿SE ACUERDAN DE LOS TIEMPOS COMPLICADOS?

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00