jueves, 24 abril 2014

Está pasando

Debate sobre el estado de la nación

El Gobierno moviliza 45.000 millones en crédito para pymes

  • Avanza que el déficit se ha reducido en 21.000 millones por debajo del 7%
  • El ICO, la banca, y un sistema de pagarés cotizadas ayudará a financiar las empresas
  • Las pymes dejarán de adelantar el IVA de las facturas no pagadas

(Efe)

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy , llega al Congreso de los Diputados.

Nada de brotes verdes, ni nubes pasajeras ni anticipos primaverales. La realidad social es terriblemente dura. Para los que piden cierta relajación porque el proceso de cambio ya está en marcha mi respuesta es: ni un minuto de relajación y sosiego. Esto no ha hecho nada más que empezar y el camino para lograr el gran objetivo de esta legislatura, la creación de empleo, será duro”, quiso dejar claro ayer el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante su discurso en el debate sobre el estado de la nación. Pese a ello, el presidente consideró que el rubicón de los mayores sacrificios se ha pasado y es el momento de lanzar una nueva tanda de reformas estructurales que compensen los ajustes con incentivos al crecimiento. Una batería de medidas de la que pymes y autónomos serán los principales beneficiados.

Iniciativas estas que se enmarcan en el principal logro esgrimido por Rajoy, la reducción del déficit público en más de 21.000 millones en 2012 –desde los 95.266 millones de partida– hasta situarlo por debajo del 7% del PIB, según aseguró. Las cifras no incluyen el déficit originado por el rescate a la banca, que Bruselas permite no computar en la senda de la reducción fiscal. Si bien España habría incumplido el objetivo de estabilidad, fijado en el 6,3%, pasar del 8,96% al entorno del 6,9% supone el mayor recorte registrado desde 1987. Y desde luego, es inédito con una economía cayendo al 1,4%.

Se auditará el patrimonio de los altos cargos

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, propuso un gran pacto contra la corrupción y apuntó que el Ejecutivo elaborará una Ley Orgánica reguladora del ejercicio de las funciones políticas. En ella, se establecerá las escalas de retribución, los sistemas de protección social, la compensación por cese y se reforzará la Oficina de Conflicto de Intereses. Además, Rajoy señaló que todos los altos cargos deben someterse a un auditoría a fin de determinar si se ha producido un “un incremento injustificado de patrimonio” o si se detectas rentas que no casan con las percepciones recibidas. Esta medida también podría extenderse a los diputados y senadores. Por otra parte, el presidente del Gobierno también avanzó una reforma del Código Penal para endurecer los casos de corrupción. Rajoy evitó hablar durante su primer intervención de ningún caso concreto de corrupción, aunque insistió en la necesidad de incluir a los partidos políticos y sindicatos dentro de la Ley de Transparencia que se está tramitando en el Congreso. Además, se dotará de mayores recursos al Tribunal de Cuentas, el órgano encargado de supervisar las cuentas de los partidos.

“No puedo afirmar que con ello acabemos definitivamente con la corrupción porque aunque mejoremos la regla, siempre haya quien encuentra un resquicio para vulnerarla”, declaro Rajoy. Y, a pesar de todos los escándalos que salpican a la clase política, rechazó la idea de “que en España hay un estado generalizado de corrupción”. Y finalizó: “Esto es una insidia”.

“El sistema financiero es a la economía como el sistema circulatorio al cuerpo humano, si no fluye el riego sanguíneo no hay vida”, ilustró Rajoy, aduciendo que el esfuerzo acometido en la reforma financiera para normalizar el flujo de crédito, “no es suficiente”. Bajo esta premisa, tal y como les adelantó CincoDías, el presidente avanzó que ha diseñado un conjunto de medidas, especialmente focalizadas en las pymes, destinadas a reducir los costes de intermediación financiera y apoyar la liquidez de las empresas, por 45.000 millones de euros. Esta cifra incluye los 22.000 millones con los que ya se dotaron las líneas del Instituto de Crédito Oficial (ICO), que serán potenciadas. En paralelo, el Ejecutivo ha logrado el compromiso de las entidades financieras “saneadas” para aportar otros 10.000 millones, lo que ya se ha traducido en algunos programas concretos anunciados esta semana por Popular, Sabadell y Bankia, por ejemplo. En tercer lugar, se reforzarán los sistemas públicos de garantía y avales, a través de las estatales CERSA y CESCE, para facilitar el acceso a otros 1.720 millones.

“La financiación no bancaria está en España en niveles muy inferiores a la de países no desarrollados”, añadió después Rajoy, para aseverar que el Gobierno pretende corregir esta anomalía con la creación de un Mercado Alternativo de Renta Fija (MARFI). Una plataforma de emisión de bonos y pagarés cotizados que permitirán a las pymes obtener unos 3.300 millones de financiación en los mercados. También se potenciará la captación de liquidez vía gestoras de capital riesgo por valor de unos 2.176 millones.

Por último, el Ejecutivo amplía el plan de pago a proveedores sobre las facturas anteriores a enero de 2012 para acelerar el pago a las pymes acreedoras, con la dotación de 2.700 millones de euros.

El IVA no se adelantará

En el pago de facturas, sin embargo, la principal novedad es que el Gobierno ha decidido atender a una reclamación histórica de pymes y autónomos, evitándoles hacer frente al pago del IVA por las facturas que no hayan cobrado aún. La medida, que entraría en marcha en enero de 2014, beneficiaría a 1,3 millones de autónomos y a otro millón de pymes, aquellas con un volumen de negocio inferior a dos millones, según cálculos de Economía. Del lado fiscal, además, se incentivará la inversión en I+D+i, incluso si los beneficios son insuficientes o se producen pérdidas.

LOS ESPECIALISTAS

TIEMPO DE REFLEXION...PASADO

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00