martes, 2 septiembre 2014

Está pasando

La tasa de cobertura se sitúa en el 87,8%, un dato sin precedentes

Las exportaciones, en máximos de 41 años por la caída de salarios y precios

  • Las ventas al exterior aumentaron un 3,8% hasta los 222.635 millones
  • Economía achaca la mejoría a la fuerte reducción de costes laborales

El sector exterior sigue emitiendo buenas señales, pese a la recesión que vive la zona euro, a la que destinamos casi el 50% de las ventas al exterior. En 2012, las exportaciones españolas se elevaron a 222.643 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 3,8% con respecto al ejercicio anterior y el nivel más alto de la serie histórica, iniciada en 1971. Es un ritmo superior al registrado por Francia (3,1%), Alemania (3,6%) o Italia (3,7%) en el mismo año.

Durante la presentación de los resultados, el secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz, justificó el avance por tres factores: la mayor competitividad de las empresas españolas, el incremento de la base exportadora y la apertura hacia otros mercados fuera de la zona euro. Y enfatizó el impacto positivo que ha tenido, a su juicio, el descenso de los costes laborales unitarios y la moderación de los precios en la competitividad de las empresas. “Los datos del Banco de España apuntan a que el pasado ejercicio se ganó un 2,6% más de competitividad, frente al 1,4% de 2011”, apuntó García-Legaz. Preguntado por si la reforma laboral, en vigor desde febrero de 2012, ha sido determinante en esa mejora de la competitividad, el secretario de Estado de Comercio fue claro. “Estamos mejorando más la competitividad después de la reforma laboral que antes de la misma. Un buen ejemplo es el convenio colectivo firmado por las grandes empresas de la distribución, en el que se apuesta por la moderación salarial a cambio de conservar empleo. Es una vía para ganar competitividad frente a la tradicional de destruir empleo”, subrayó.

En ese mayor dinamismo de las ventas al exterior también ha jugado un papel relevante el incremento de la base exportadora, con más de 130.000 compañías que venden con regularidad sus bienes y servicios a otros países. Pese al incremento del 12% con respecto a lo registrado en 2011, García-Legaz apuntó que es necesario seguir incrementando ese número. “Aún son pocas las empresas que exportan. El reto es aumentar la base exportadora española y conseguir que las compañías que se han animado a exportar no bajen la guardia cuando llegue la recuperación económica y se replieguen al mercado interior”, advirtió.

Frente al declive de la zona euro, donde las exportaciones cayeron un 2,7%, las ventas fuera de esa región crecieron una media de un 11%, con incrementos muy importantes en África (un 30,6%), Asia (14,3%) o América (14,1%). García-Legaz destacó el crecimiento experimentado en naciones como EE UU, México, Marruecos, Indonesia o Corea del Sur.

El Ejecutivo prevé que los buenos resultados de 2012 se mantendrán este ejercicio. Y para ello se basa en que, pese al deterioro sufrido por la zona euro en el último trimestre de 2012, noviembre y diciembre han sido los dos mejores meses del año en términos de balanza comercial. “Hemos entrado en 2013 con un empuje muy positivo”, recalcó García-Legaz. El déficit comercial cayó un 33% y cerró en 30.757 millones. Desde que se inició la crisis, el desfase entre exportaciones e importaciones se ha corregido en 70.000 millones.

LOS ESPECIALISTAS

¿SUBIRAN ALGUNA VEZ LOS TIPOS DE INTERES?

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00