domingo, 26 octubre 2014

Está pasando

Breakingviews

Dubái prueba su memoria

Dubái ha redescubierto su apetito por los grandes diseños. Una réplica del Taj Mahal cuatro veces más grande que el original, la mayor noria del mundo, muchos megacentros comerciales, y unos 100 hoteles nuevos son algunos ejemplos de la cascada de extravagantes proyectos para atraer turismo. Pero los problemas con la deuda de su último boom debería reducir el riesgo de un gasto desorbitado.

 

La estrategia no es la que condujo al emirato al borde de la quiebra en 2009, cuando Dubái se quedó con una burbuja inmobiliaria alimentada por la deuda y una serie de adquisiciones en el extranjero con valoraciones agresivas. Los indicadores económicos han mejorado. Mientras los precios inmobiliarios sigan por debajo de su máximo, hay margen para nueva inversión en comercio y turismo. Los ratios de ocupación hotelera estuvieron en el 90% el año pasado y los centros comerciales en las zonas centrales están llenos.

Dubái está aprovechándose de su relativa fortaleza en infraestructuras y de ser un refugio seguro en la zona. La ciudad Estado disfruta de unos 10 millones de visitantes al año, cinco veces su población. El número de turistas podría crecer si Dubái puede convencer a una buena parte de los 58 millones de pasajeros que aterrizaron en su aeropuerto internacional en 2012.

Pero Dubái no ha detallado cómo financiará todo. A los acreedores del conglomerado Dubai World y del promotor inmobiliario Nakheel les han prometido el reembolso del 100% de sus préstamos, pero hasta 2015 no empezarán a recuperarlos, como parte de un plan de reestructuración multimillonario. Dubái recaudó 1.250 millones de dólares en los mercados de deuda pública el año pasado. El proyecto de una isla con la noria más grande del mundo costará solo 1.600. Los bancos locales están demasiado expuestos a las entidades del Gobierno. Tampoco está clara la facilidad con la que podrán prestar los extranjeros a empresas del Gobierno de Dubái.

La región no puede permitirse otro boom y otro desplome. A menos que la memoria sea escasa, la restricción de los préstamos puede ayudar a prevenir en esta ocasión.

 

LOS ESPECIALISTAS

¡BEACON! Tecnología de corto alcance para móviles

Tu ADN Digital

Luis Ferrándiz, Eduardo Vázquez y Nacho Prada

Rajoy no sueña con Europa

La UE, del revés

Bernardo de Miguel

¿LES GUSTA EL ORO?

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00