viernes, 18 abril 2014

Está pasando

Análisis técnico

¡Agárrense los machos!

  • El matador Ibex se viste de coraje para enfrentarse a las duras resistencias mientras Europa espera detrás de la barrera. En Wall Street máxima expectación, el Nasdaq se asomó a los 3.200 puntos.

El general De Gaulle no pudo romper los 3.700/10 puntos en la sesión de ayer. Junto al Emperador europeo y al César italiano, son los selectivos que faltan por confirmar la superación de las resistencias del corto plazo. Si hoy lo consiguen, abrirían la puerta a la continuación del actual impulso que se frenó brillantemente sobre la antigua resistencia de los 3.600 puntos y que ha funcionado como soporte por el principio de polaridad. Clave no perder esos niveles junto a la directriz alcista desarrollada desde el verano pasado. De momento todo encaja en un posible pullback para testear la rotura de tan importantes niveles. LOS OSOS RESISTEN A LA LEGIâN FRANCESA

CH.F.

Atarse los machos es uno de los últimos gestos que hace un torero, para terminar el ritual de cubrirse con el traje de luces. Es un instante oculto y hondo, advierte que el diestro ya está preparado para ir a la plaza para enfrentarse a su propio destino en el ruedo. Los machos son los cordones que se sujetan al calzón o taleguilla del lidiador. Coloquialmente es una frase de gran uso dentro y fuera de España, teniendo matices como; échale coraje o ármate de valor para enfrentarte a algo difícil que se pronostica engorroso y complejo.

Algo parecido ha hecho el Campeador en los dos últimos días. Se ha engalanado de valentía desde los 8.000 puntos, llevando a toda la cuadrilla europea hasta la plaza. Una vez allí, salió al ruedo en solitario, empezando a dar pases hasta alcanzar y superar las 8.300 puntos. El resto de Europa, a excepción del Káiser alemán y el Gentleman inglés, se situó detrás de resistencias a ver como el selectivo español resolvía la complicada faena, antes de saltar con valentía al albero. A cierre quedó todo preparado para la suerte suprema.

Un último esfuerzo del Campeador y toda Europa podría lanzarse junto a él para llevarse los trofeos y batir las primeras resistencias tras la corrección. En el gran rodeo alcista protagonizado por los selectivos americanos, continúa el agotamiento que ya mostraba el general Custer en la sesión precedente. El Nasdaq Composite logró perforar los 3.200 puntos intradía pero no al cierre, aumenta la emoción. Terminó cuatro puntos por debajo.

NASDAQ 100 3.534,532 0,040%
Petroleo Brent 110,230 0,073%
Oro 1.294,800 0,035%
Plata 19,580 -0,051%
EUR x USD 1,3819 0,036%
IBEX 35 10.292,400 0,240%
DAX XETRA 9.409,710 0,990%
CAC 40 4.431,810 0,590%
EUROSTOXX 50 3.155,810 0,530%
DOW JONES 16.408,540 -0,100%

S&P 500 1.864,850 0,140%
FTSE 6.625,250 0,620%

La sesión fue de nuevo de claro dominio alcista el Campeador. Tras abrir ligeramente al alza y descender a consolidar los 8.200 puntos, los alcistas atacaron con exquisita rapidez desde los 8.230 a los 8.285/300 puntos. El centelleante ataque se chocaba con la resistencia y volvía a los niveles de inicio del impulso dos horas más tarde. A las doce de la mañana todo quedaba en tablas. La duda era si se trataba de un pullback al fuerte impulso o una sólida respuesta bajista desde la resistencia para echar abajo al Campeador. El descenso lineal y muy canalizado, con martillos y dojis en velas de pequeño minutaje, parecía indicar que los toros retomarían el mando. Y así fue, se revolvían con fuerza para volver al asedio de la resistencia durante toda la mañana. Pero los osos no cedían los 8.300 puntos, ni siquiera se tocaban.

Fue de nuevo tras la apertura de Wally, cuando los alcistas lograron romper la férrea barrera para alcanzar máximos sobre los 8.343 puntos. Un postrero ataque bajista antes del cierre, dejaba al Campeador sobre la misma resistencia y la media móvil de las 50 sesiones. Terminaba la sesión en los 8.306 puntos con un valiente ascenso del +0,87%, dibujando una peonza verde de largas sombras en sus extremos. El cuerpo real de la peonza no supera el pequeño canal alcista desarrollado desde los 7.985 puntos, pero sí la sombra superior de la vela. Hay intenciones de seguir con el ascenso pero surgen dudas.

No ver al resto de selectivos europeos romper sus respectivas resistencias, dejó la figura de incertidumbre. La media móvil de las 20 sesiones comienza a detener el descenso frenando su inclinación. El volumen de negociación se mantuvo similar al día anterior, no termina de despuntar. Habrá que estar muy atentos hoy. La falta de decisión de sus homólogas y el posible agotamiento en Wall Street, pueden animar a los osos a salir para cortar la valentía del matador español. Sólo si logran perforar los 8.200 puntos darían aviso.

Europa

El Emperador europeo no logró rematar la faena a pesar de tenerlo todo de cara y llegar a superar los 2.660 puntos durante la sesión. Se trazaron máximos seis puntos más arriba pero los alcistas no se atrevieron a tomar la resistencia. La media móvil de las 50 sesiones impuso mucho respeto y los osos lo aprovecharon, impidiendo el éxito poco antes de cerrar la jornada. El triunfo se escapó en los últimos instantes, el hueco de primeros de año sigue sin ser rebasado. El Eurostoxx dibuja una clara peonza verde de incertidumbre como el Campeador que termina en los 2.656 puntos. También la media móvil de las 20 sesiones comienza a mostrar signos de detener el descenso. La subida quedó limitada a un +0,30%. Les faltó valor a las tropas del Emperador.

No dudó el Kaiser alemán frente a la resistencia y a diferencia del resto de sus homólogas superó el hueco de inicios de año junto la media móvil de las 50 sesiones. Los blindados lograron abrir el cerrojo bajista, cerrando la sesión por encima de los 7.711 puntos con un ascenso del +0,67%. Dibuja la vela del día, una peonza con cuerpo real más sólido que sus homólogas y menos sombras en sus extremos. Queda encajonada entre las dos medias móviles. La de 20 sesiones se gira al alza. Si hoy el Dax logra superarla, quedará despejado el camino para acceder a los 7.800 puntos, en busca de la directriz decreciente dejada tras los últimos máximos.

Gran sesión del Gentleman británico a pesar del pequeño ascenso del +0,33%. Consigue superar los últimos máximos y rozar los 6.400 puntos. Intradía alcanzó los 6.384 puntos para cerrar la sesión sobre los 6.359 puntos. Una vez rota la bandera de consolidación y conquistado el marubozu bajista que inició los descensos, toda apunta a un nuevo tramo al alza. Los bajistas no encuentran la forma de detener a los cuerpos especiales ingleses que continúan despejando el camino al resto de Europa. También deja trazada una peonza verde que en su caso no parece de duda, sino más bien previa a la rotura de los mencionados 6.400 puntos. La vela no tiene el mismo significado por encima que por debajo de resistencias.

El general De Gaulle no se atrevió a cruzar los 3.700/10 puntos y la legión francesa se quedó a las puertas. Ascendió un +0,32% hasta los 3.691 puntos, dibujando una peonza como el resto de selectivos que supera y se asienta sobre la media móvil de las 50 sesiones. Faltó un pequeño esfuerzo más para alcanzar la media de las 20 sesiones que se ha detenido el descenso. Los alcistas no deben detenerse ahora en el Cac y buscar la conquista de resistencias tras la corrección. Veremos si la peonza no provoca dudas y los toros rompen el muro para acceder de nuevo a los 3.800 puntos.

Tampoco el César italiano consiguió romper la resistencia de los 16.800 puntos. Alcanzó máximos sobre los 16.793 puntos en la sesión y acabó en los 16.712 puntos con un ascenso del +0,41%. No acompaña la fuerte subida de su compañero de fatigas y muestra menos ímpetu que el Campeador, en el intento de reducir los fuertes descensos producidos por la corrección. Mientras no consiga coger el ritmo del selectivo español, la divergencia de momento alcista de las legiones deja en entredicho la recuperación. Dibuja un extenso doji abriendo grandes dudas por debajo de la media móvil de las 50 sesiones.

Wall Street

Al otro lado del Atlántico no se resuelve el importante momento por el que pasan los selectivos americanos. El general Custer alcanzó nuevos máximos en los 1.524 puntos para terminar cerrando plano con una marginal subida del +0,06% sobre los 1.520 puntos. Dibuja un doji que vuelve a sugerir ligero agotamiento a la espera de la decisión de la tecnología. Habrá que ver si el S&P 500 no se desespera y termina buscando apoyo sobre los 1.500 puntos y la media móvil de las 50 sesiones.

EL Nasdaq Composite lo intentó pero no pudo a cierre romper los 3.200 puntos. Alcanzó máximos en los 3.205 puntos para cerrar la sesión en los 3.196 puntos con un ascenso del +0,33%. Dibuja también un doji en lo más alto que deja duda y un gran suspense para hoy. Toda la renta variable pendiente de ver la siguiente vela que trazará hoy el mundo del chip tras la figura de incertidumbre. Está en juego un posible gran impulso. ¿Pero, hacia que lado? Quizás hoy se resuelva el enigma. Los alcistas llevan ventaja, esos cuatro puntos que arrancó a la resistencia durante la sesión suenan a gloria.

La frase de hoy nos la deja César Luís Menotti. Jugador y entrenador de fútbol argentino. Como director técnico alcanzó la cumbre de su carrera cuando llevó a la selección de su país a ganar por primera vez la Copa Mundial de Fútbol de 1978. "Se puede dejar de correr o dejar de entrar en juego durante largos minutos; lo único que no se puede dejar de hacer es de pensar". Veremos si Europa piensa confirmar la rotura de resistencias en su conjunto y Wall Street vuelve a entrar en juego con el Nasdaq empiezando a correr por encima de los 3.200 puntos.

LOS ESPECIALISTAS

El asno y el buey

El GEFE

María Graciani

Legislatura desaprovechada

La UE, del revés

Bernardo de Miguel

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00