domingo, 20 abril 2014

Está pasando

La confianza y la financiación siguen siendo las asignaturas pendientes

España e Italia, en el disparadero de los mercados por la crisis política

  • Las caídas de los últimos días y el ascenso de la prima de riesgo de España e Italia se han visto acelerados por la inestabilidad política. Los escándalos que azotan a los países periféricos hubieran tenido un menor efecto en los mercados si no hubiese coincidido con niveles de resistencia, según señala la mayoría de los analistas.
Temas relacionados:

El ánimo comprador que imperaba en los mercados a comienzos de año hacía presagiar que la recuperación se encontraba a la vuelta de la esquina. Sin embargo, la realidad es bien distinta. Los problemas siguen siendo los mismos que hace unos meses. Nada ha cambiado y a los elevados costes de financiación que tienen que soportar países como España e Italia se suma la inestabilidad política de los últimos días.

El pasado 25 de enero el Ibex 35 cerraba en los 8.724 puntos, el nivel más alto registrado en lo que va de 2013. Tras la subida del 3,2%, impulsada por los buenos datos que llegaban desde el otro lado del Atlántico y animada por una mejora de la confianza de los inversores extranjeros respecto a España, llegó el momento de la corrección. La recogida de beneficios lleva a la Bolsa española a las pérdidas y a día de hoy el índice de referencia se sitúa en la barrera de los 8.000 puntos.

Pero los descensos de las últimas sesiones no solo se explican desde el punto de vista de la corrección. El levantamiento de las prohibiciones a corto así como el escándalo político sobre la supuesta financiación irregular del partido gobernante han confluido, originando así lo que algunos bautizan como "tormenta perfecta". Esta es la opinión que sostiene Luis Benguerel, analista de Interbrokers, para el corto plazo.

En el medio y largo, el experto cree que lo que está sucediendo generará incertidumbre, derivando así en un mayor nerviosismo. En principio, Benguerel resta importancia a las noticias que proceden del ámbito político. Sin embargo, si estas cobran fuerza en el exterior el principal problema al que se enfrentaría España sería a la sustitución del ejecutivo actual por un gobierno tecnócrata, tal y como ya ocurrió en Italia. Este hecho si sería preocupante ya que según indica Benguerel "nos dirían lo que tenemos que hacer, sin margen de maniobra".

Rafael Romero, director de Inversiones de Unicorp Patrimonios, y Fernando Hernández, director de gestión de Inversis Banco, coinciden en señalar que la inestabilidad política ha cobrado una mayor importancia debido a que la Bolsa se encontraba en niveles de resistencia. Así, Hernández cree que "si este asunto hubiera salido a la luz en un momento menos alcista su efecto sobre los mercados podría haber sido menor". "Las dudas de los últimos días se mezclan con la búsqueda de valores refugios, algo en lo que España siempre sale perdiendo" indica Romero.

La confianza es la clave

En última instancia se trata de una cuestión de confianza y como señala Romero "siempre es mucho más fácil perderla que conseguirla". Además, el experto piensa que "es necesario algo de tiempo para ver cómo evoluciona la investigación judicial. El caso Bárcenas seguirá sobrevolando el ambiente en los próximos meses". No obstante, si el resto de los mercados lo hacen más o menos bien y los indicadores macroeconómicos revelan un cambio de tendencia, España, el Ibex y la deuda irán al rebufo.

Fernando Hernández señala que en los próximos 15 días serán jornadas de turbulencias a la espera de conocer los resultados electorales de Italia. "Está claro que al mercado no le gusta Berlusconi" señala. En los últimos días el candidato del Partido del Pueblo de la Libertad ha ido ganando fuerza respecto a las formaciones de centroizquierda. A ello ha contribuido el rescate de Banca Monte dei Paschi di Siena después de descubrirse algunas irregularidades en la gestión. Pero si el caso español parece complicado, la política italiana puede dar grandes sorpresas.

Los problemas siguen siendo los mismos

Aunque en la actualidad se busque la justificación en los problemas políticos, algunos creen que no es más que una cortina de humo. Rafael Romero reitera que las dificultades económicas siguen siendo las mismas que hace seis meses¬. "España sigue financiándose a tipos muy elevados pese a que en las últimas emisiones todo apuntaba a una mejoría. En el fondo ese rayo de luz se debía a que se trataba de subasta a corto", añade. La rentabilidad del bono a 10 años continúa estando por las nubes. El rescate está sobre la mesa y podría ser una buena alternativa ya que la parte más complicada, es decir, los deberes se están llevando a cabo. La ayuda sería una bocanada de aire al permitir una financiación más barata, según fuentes de mercado.

El escenario idóneo para Romero sería aquel en el que la prima se situase en los 200 puntos y no en los 380 de esta mañana. Para que esto ocurra, la petición de ayuda tendría que despolitizarse. Sin embargo, a día de hoy con la que está cayendo parece algo improbable.

LOS ESPECIALISTAS

Las exportaciones no van bien

El economista observador

José Carlos Díez

Legislatura desaprovechada

La UE, del revés

Bernardo de Miguel

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00