jueves, 27 de noviembre de 2014

Está pasando

En un auto dictado esta semana

Un juez español impide a la gran banca de EE UU entrar en Gecina

  • JP Morgan, Bank of America, Merryl Lynch y Goldman Sachs pretendían ejecutar las garantías aportadas por Joaquín Rivero a la banca acreedora, que no son otras que las acciones que mantiene en Gecina, la mayor inmobiliaria francesa.
Temas relacionados:

El juez Francisco de Borja Villena, del mercantil número ocho de Madrid, ha desbaratado una operación fraguada por la gran banca estadounidense para hacerse con parte del capital de la francesa Gecina, una de las mayores inmobiliarias europeas.

En un auto fechado el pasado martes, al que ha tenido acceso este diario, el magistrado acuerda mantener la suspensión cautelar "de toda forma de ejecución" de las garantías aportadas por la sociedad Alteco, de Joaquín Rivero, a la banca acreedora, es decir, el 16% de Gecina que el empresario español mantiene en la inmobiliaria francesa.

Joaquín Rivero y la familia Soler presentaron a principios de octubre concurso de acreedores para sus sociedades Alteco y Mag Import, con un pasivo de 1.625 millones de euros. Los empresarios controlan a través de estas dos firmas el 31% de Gecina.

A pesar de la situación concursal en la que se encontraban las sociedades, la banca acreedora trató de ejecutar las garantías y acceder al capital de Gecina. Pero el juez impidió la ejecución, advirtiendo en un auto dictado en octubre de que ello significaría "incurrir en un delito de desobediencia a la autoridad".

Los bancos que aparecían en el auto del juez dictado en octubre como acreedores de Rivero eran Banca Cívica, CAM, Banco Castilla La Mancha, Banco de Sabadell, Banco de Valencia, Banco Pastor, Banco Popular, Bankia, Caixa Geral de Depositos, Eurohypo, Natixis, NCG y The Royal Bank of Scotland.

En el auto del juez de esta semana, aparecen otros bancos como acreedores: Natixis, Popular, Caixa Geral de Depositos, Merryl Lynch, Bank of America, Eliseo Finance, Bankia, Goldman Sachs e Hypothenken Bank.

Advertencia de opa

Las nuevas entidades financieras que aparecen ahora, algunos de los mayores bancos del mundo, se han subrogado en la posición de acreedor que ostentaban los anteriores bancos, la mayoría españoles. En noviembre estas entidades enviaron al juez escritos de oposición a la medida cautelar que impedía ejecutar las garantías (las acciones de Gecina). El pasado 18 de enero se celebró vista, habiendo resuelto ahora el juez mantener las medidas cautelares.

El magistrado explica que las entidades financieras sostienen que liberando la medida cautelar podrían adquirir los títulos de Gecina e indican que dada "la especial solvencia de las entidades demandadas, éstas podrían hacer frente a cualquier indemnización de daños y perjuicios que finalmente pudiera derivar de permitir la ejecución de la prenda". Sin embargo, señala el magistrado, "realizar dicho juicio resulta muy problemático" y advierte de que dado el importante número de acciones de Gecina que obtendrían "podría requerir la formulación de una opa".

Gecina es una de las mayores inmobiliarias francesas con un patrimonio valorado en 11.600 millones de euros. En 2005 la española Metrovacesa, estando presidida por Joaquín Rivero, adquirió la mayoría del capital, en una operación valorada en más de 5.500 millones de euros. En la actualidad Metrovacesa tiene el 27% de la inmobiliaria francesa, Joaquín Rivero el 16% y la familia Soler el 15%. El valor de los activos de Gecina, a 30 de junio de 2012, ascendía a 11.600 millones de euros (el de los activos de Metrovacesa, incluyendo su 27% en Gecina, asciende a 7.593 millones). La acción de Gecina cotiza a 82,5 euros. El valor de mercado del grupo es de 5.179 millones. En los nueve primeros meses de 2012 registró 243,4 millones de beneficio.

Blackstone, una operación poco transparente

Blackstone, la mayor sociedad de capital riesgo del mundo, y la entidad canadiense Caisse de Depot et Placement du Quebec, están aparentemente detrás de la gran banca estadounidense que pretende ejecutar las garantías de Joaquín Rivero y entrar en el capital de Gecina.

Blackstone informó, el pasado 6 de noviembre, de que Blackstone Real Estate Partners Europe III y Ivanhoe Cambridge (vehículo de inversión en inmobiliario de Caisse de Depot et Placement du Quebec) habían adquirido aproximadamente el 40% de la totalidad de los prestamos de los bancos a las sociedades de Rivero y la familia Soler, propietarias en conjunto del 31% de Gecina. Así se publicó en la prensa española, francesa y británica.

Pero en el auto del juez español dictado esta semana no aparecen como acreedores de Rivero ni Blackstone ni la firma canadiense, y sí otros bancos estadounidenses (JP Morgan, Bank of America, Goldman Sachs y Merryl Lynch).

Expertos en materia concursal y financiera consultados estiman que el hecho de que Blackstone comunicara la adquisición de la deuda garantizada con acciones de Gecina, y que ahora no figure como acreedor en el auto del juez, pudiera significar que la firma de capital riesgo está empleando a esos bancos estadounidenses como fiduciarios, quizá por motivos fiscales.

La falta de transparencia con la que está actuando Blackstone en esta operación es manifiesta, dado que la sociedad de inversión estadounidense tampoco ha informado sobre el precio al que supuestamente adquirió el 40% de la deuda bancaria garantizada con títulos de Gecina.

LOS ESPECIALISTAS

¿SECULAR?

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00