martes, 2 septiembre 2014

Está pasando

La compañía pierde un millón de usuarios en su tercer trimestre fiscal

El ingreso por cliente de Vodafone España baja un 39% desde el inicio de la crisis

  • Vodafone anunció ayer que sus ingresos por servicios en España bajaron un 11,3%. Los ingresos por voz bajaron un 20%, mientras que la cartera de clientes disminuyó en un millón. La crisis y la caída de precios en el móvil como consecuencia de la guerra de tarifas siguen penalizando a la filial, que ha visto como el ingreso mensual por cliente (arpu) bajaba hasta 21,1 euros, un 39% menos que antes de la crisis.
Temas relacionados:

Tiempos difíciles para Vodafone España. La crisis y la guerra de precios en el mundo del móvil siguen penalizando las cuentas de la compañía española. En este escenario, el ingreso mensual por cliente (arpu) de la empresa se situó en su tercer trimestre fiscal, concluido en diciembre, en 21,1 euros, un 39% menos que en el mismo periodo del año 2007, justo antes del comienzo de la crisis, cuando el arpu se situó en 34,7 euros.

Fuentes del sector advierten de que esta tendencia generalizada en el sector español de las telecos es consecuencia del menor consumo y de la bajada de precios en la industria del móvil. En este sentido, Vodafone señaló que el arpu de los clientes de contrato cayó un 3,4% interanual en su tercer trimestre, por un descenso del 14,1% de los usuarios de prepago.

En este escenario, Vodafone España registró una caída de los ingresos por servicios en su tercer trimestre fiscal del 11,3% hasta 1.098 millones de euros. Una bajada con la que la compañía prolonga descenso en el volumen de negocio. Y es que en el trimestre que acabó en diciembre de 2008, primer año de crisis económica, los ingresos por servicios de Vodafone España ascendieron a 1.328 millones de libras (unos 1.550 millones de euros).

Debilidad por la crisis

En su presentación ante los inversores en Londres, la operadora británica advirtió de nuevo sobre la debilidad de la economía en España y de su impacto en la confianza de los consumidores. Vodafone, además, señaló que esta evolución del negocio en España es consecuencia de la menor base de clientes por la decisión de la compañía de eliminar los subsidios en la compra de terminales, el aumento de la presión competitiva y el incremento de la popularidad de las ofertas convergentes que hay en el mercado.

Los ingresos por voz en el tercer trimestre se desplomaron cerca de un 20%% hasta 520 millones de libras (en torno a 602 millones de euros). A su vez, la operadora cerró el trimestre con 15,34 millones de clientes móviles, frente a los 16,34 millones de usuarios a la conclusión del trimestre anterior, y los 17,65 millones que tenía a final del mismo periodo del pasado ejercicio.

En esta línea, la filial española indicó que "durante el trimestre la base de clientes de prepago se redujo en 718.000". Vodafone insiste en que la reducción del prepago es consecuencia en gran medida de la eliminación de los subsidios a los terminales.

Los ingresos en el negocio de datos subieron un 17,5% hasta 182 millones de libras gracias al crecimiento del ratio de penetración de los smartphones (se situó en el 47,3% de la base total de clientes móviles, 11,8 puntos porcentuales más que un año antes), mientras que la facturación del área de la telefonía fija disminuyó un 8% por la fuerte competencia en el sector.

Nuevas ofertas

Con respecto a las nuevas ofertas convergentes, Vodafone España afirmó también que, al cierre del trimestre, solo 45 días después del lanzamiento, el número de usuarios de los planes RED y Base superaba los 500.000. Según fuentes del sector, una parte importante de ellos corresponde a clientes que ya eran de la propia Vodafone, que al atraerlos hacia este tipo de ofertas, está protegiendo su cartera de clientes.

Estas cuentas corresponden al trimestre inmediatamente anterior a la presentación del expediente de regulación de empleo en Vodafone España, que puede afectar a un máximo de 900 trabajadores (el 21% de la plantilla), y que la empresa ha justificado en la fuerte caída de sus ingresos en los últimos años.

El grupo británico mantiene previsiones

Los ingresos del grupo Vodafone cayeron un 1,8% en el periodo entre octubre y diciembre de 2012 hasta 11.388 millones de libras, mientras que los ingresos por servicios disminuyeron un 2,6%. Sin el recorte en las tarifas de interconexión móvil, esta última magnitud habría descendido apenas un 0,4%.

La compañía, no obstante, mantuvo sus previsiones para este año del beneficio operativo ajustado y el flujo libre de caja. Vodafone redujo su deuda en un 8,6% hasta 23.300 millones de libras (unos 27.300 millones de euros), gracias al dividendo de 2.400 millones procedente de Verizon Wireless, de la que posee un 45% del capital, percibido por el grupo británico a final de 2012.

En este contexto, las acciones de Vodafone subieron ayer casi un 1,2%, frente a un descenso del 1% del FTSE 100 británico.

LOS ESPECIALISTAS

El traje beige de Obama

Vistiendo a Gatsby

Elitista

¿SUBIRAN ALGUNA VEZ LOS TIPOS DE INTERES?

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00