sábado, 20 septiembre 2014

Está pasando

Análisis técnico

¡Más madera, es la guerra!

  • Europa clausurada por desplome. Ha resultado brillante la estrategia bajista, divide y vencerás. Después de asolar el Ibex y el Mibtel, le tocó el turno al resto de índices europeos. Wall Street resiste el ataque, de momento.

El selectivo español sucumbió en la sesión de ayer y los alcistas perdieron el soporte del corto plazo en los 8.167 puntos. Los osos dejaron trazada una segunda envolvente de gran calibre en la rotura y se perdieron los niveles 8.000. El deterioro ha sido muy severo y rápido. La sobreventa es alta y podría desarrollar un vulnerable rebote de cierta entidad, antes de ver los 7.500 puntos. Mientras no se recupere el soporte perdido, no hay que fiarse de las reacciones alcistas. Por debajo de los 7.850 puntos, los osos iniciarían el ataque al soporte clave, los mencionados 7.500 puntos. AMENAZA CUMPLIDA EN EL CAMPEADOR

CH.F.

Se destapó la gran táctica del ejército bajista. Efectiva e inteligente forma de vencer al adversario atacando uno a uno. Comenzaron la semana pasada incendiando la Bolsa de Milán y arrasando a las legiones. A veces, el mercado emite pequeñas señales que terminan posteriormente en grandes alarmas. Nadie pareció asombrarse en Europa del movimiento de tropas. Nosotros desgraciadamente si y así lo comentamos, aquello no era normal. ¿Sería el Ibex el siguiente? Nos preguntamos. No tardamos mucho en obtener respuesta. Los osos se desplazaron por el Mediterráneo al amparo de la noche para asaltar al Campeador, en dos días lo sometían.

Se empezaba a mostrar la jugada el jueves. A cierre mensual se perdía el primer soporte de los 8.520 puntos terminando en los 8.343. Una posible estrella fugaz desplegada en gráfico mensual era una seria advertencia en el Ibex y dimos aviso junto a la continuación de la maldición de los tres cuervos negros. Pero algo no encajaba, Europa y Wall Street seguían imparables. Era la trampa de la ingeniosa estrategia. Ya el viernes, el marubozu semanal del Campeador lo dejaba claro, unido a un diabólico aumento del volumen de negociación. Algo perpetraba el ejército de los osos. Faltaba por ver si se atreverían con los pesos pesados europeos.

Finalmente, ayer aprovechando el desconcierto, se adentraron en el corazón de Europa para su conquista. Los desplomes fueron tan evidentes como el éxito de la estrategia. Los bajistas toman el control del corto plazo en nuestro continente. Chapó. Pero no todo está perdido, aún tienen que derribar a general Custer y al Séptimo de Caballería en Wall Street. Las guerras y las tendencias no se ganan en dos días.

NASDAQ 100 4.100,093 -0,070%
Petroleo Brent 96,340 -0,073%
Oro 1.216,190 -0,735%
Plata 17,760 -3,844%
EUR x USD 1,2831 -0,704%
IBEX 35 11.001,900 0,100%
DAX XETRA 9.799,260 0,010%
CAC 40 4.461,220 -0,080%
EUROSTOXX 50 3.273,250 0,060%
DOW JONES 17.279,740 0,080%

S&P 500 2.010,400 -0,050%
FTSE 6.837,920 0,270%

El Campeador capituló el corto plazo con la pérdida del soporte clave de los 8.167 puntos de manera trágica. Se inició la sesión con muchos nervios. Después del extenso doji dibujado en gráfico diario el viernes salvando la trinchera, había probabilidades de ver una reacción del ejército alcista. Lo intentaron tras volver a perder el soporte en los primeros compases de la jornada. De ceder casi un -1%, el Campeador volvía a quedarse prácticamente plano. Había esperanzas, pero fue un mero espejismo. Los bajistas volvían a sacar la artillería pesada y esta vez perforaban definitivamente el hueco de los 8.167 y dejaban atrás la vela doji con una furia endiablada.

El ataque fue demoledor, los osos no se detuvieron hasta la zona de los 8.041 puntos. Desde allí, los alcistas intentaron rearmarse en dos ocasiones para minimizar los daños. Eran niveles desde donde se podía iniciar un postrero contraataque, para salvar los 8.167 puntos. Pero no lograron traspasar los 8.100 puntos. Tras la apertura de Wally en números rojos, el descalabro fue a más en Campeador. Cedían los 8.041 puntos y con ellos los 8.000. A cierre de sesión, la devastadora venganza bajista terminaba en los 7.919 puntos, con un hundimiento del -3.77%. El Ibex caía noqueado.

El importante soporte ha sido fulminado con un salvaje segundo marubozu bajista, sólido de principio a fin. El volumen de negociación descendió sensiblemente, aunque se mantuvo alto. No parece de momento que vaya a remitir el ataque, los zarpazos de los osos son de extrema violencia. La sobreventa podría provocar una reacción alcista, ya es muy alta y el rebote no debe tardar en llegar. Pero hasta no ver algún tipo de figura que sugiera un contraataque en condiciones, todo indica que volverían los descensos tras el vulnerable rebote. Perdido el 23,80% de retroceso Fibonacci, en los 8.090 puntos, de la subida previa desde los 5.900 puntos, el siguiente nivel lo marcan los 7.670 puntos con el 38,20% de retroceso. Coincide con el mínimo de la vela doji que dio inicio al último impulso que alcanzó los 8.755 puntos. Veremos cuando remite la furia bajista.

Europa

El Emperador europeo cayó ayer en la certera emboscada un -3,13% hasta los 2.625 puntos, dibujando un extenso marubozu sin sombra alguna. Perdidos los 2.686 puntos el ejército bajista aniquiló a sus oponentes deteniéndose sobre la directriz acelerada. Cerraron el hueco de los 2.659/2.635 puntos, cruzando la media móvil de las 50 sesiones. La media de 20 se gira a la baja. Los osos quedan a las puertas de los 2.600 puntos. Si consiguen conquistarlos, cosa muy probable viendo la dureza del ataque, se adentraran hasta el gap entre los 2.559/546 puntos. Por debajo de esos niveles, espera la directriz inferior del canal alcista sobre los 2.500 desarrollado desde los 2.068 puntos. La corrección se ha iniciado también en Eurostoxx.

Los blindados alemanes cedieron un -2,49% hasta los 7.638 puntos, dibujando también una extensa envolvente bajista en forma de sólido marubozu sin sombras. El Káiser logró defender la parte baja del lateral sin perderlo por escasos cuatro puntos. Los osos no perforan la media móvil de las 50 sesiones. Pero viendo el escenario tras la enérgica ofensiva parece, complicado que resistan los soportes. Más abajo esperan los 7.500/478 puntos. El asalto a los máximos históricos se aleja irremediablemente. Nos preguntábamos ayer, si el Ibex adelantaba el fracaso del asalto a los 8.000/150 puntos. Ya tenemos respuesta. Veremos si se produce el milagro en el Dax y el ejército alcista logra mantener el lateral.

El potente selectivo inglés fue el menos damnificado en la debacle de ayer. El Gentleman perdió un -1,58% hasta los 6.246 puntos, dibujando una vela similar a sus homólogas, extenso marubuzo bajista. Ha confirmado un doble techo en los máximos sobre 6.354 puntos que debería llevarle a visitar los 6.186 puntos. Nivel por donde discurre la media móvil de las 20 sesiones. Perdido ese nivel, las fuerzas especiales británicas tendrán que defender como sea los 6.000/100 puntos. El Footsie es junto al Dax la esperanza en Europa. De su fortaleza depende que la ofensiva bajista sea detenida en breve plazo o agrave seriamente el escenario.

El bravo general De Gaulle perdió un -3,01% hasta los 3.659 puntos. La legión no resistió el severo ataque perdiendo el lateral y trazando la vela del día, sólido marubozu sin sombras. Los bajistas no consiguieron cerrar la parte inferior del hueco sobre los 3.641 puntos. Pero sí la media móvil de las 50 sesiones por la mínima. Habrá que ver si los toros logran detener a sus adversarios sin perder los 3.600 puntos. Por debajo, el ejército bajista iría en busca de la directriz inferior del canal alcista. Perdida esa zona sobre los 3.550 puntos, los descensos podrían acelerarse mucho.

El mayor varapalo ayer lo recibió el César italiano. Segunda gran envolvente bajista que llevó a las legiones romanas hasta la zona del hueco de los 16.574/273 puntos. La ofensiva bajista se detuvo en los 17.539 puntos, sujetándose sobre la media móvil de las 50 sesiones. El desplome fue del -4,50%. Cerrando el gap y la directriz inferior del canal alcista sobre esos niveles, los osos estarían en disposición de atacar los 15.000 puntos y la media móvil de las 200 sesiones. Las legiones no deben perder más terreno o la situación será extremadamente delicada en el Mibtel.

Wall Street

El general Custer cedió un -1,15% hasta los 1.495 puntos. Dibuja como en los selectivos europeos una sólida vela marubuzo que unida a la envolvente alcista anterior, forma gemelas bajistas. Pauta que sugiere un posible descenso para testear la rotura de los 1.474 puntos. Pero de momento, los toros han encajado bien el golpe visto en Europa y no se dejaron llevar por el pánico. Mientras se mantenga por encima de la media móvil de las 20 sesiones, las esperanzas de los alcistas se mantienen de no poner en riesgo el soporte.

La tecnología cedió con más intensidad que su homóloga. El descenso del Nasdaq fue del -1,51% hasta los 3.131 puntos, dibujando de igual modo una sólida y extensa envolvente bajista. Mantiene el lateral entre los 3.124/161 puntos. El asalto de los osos se detuvo sobre la media móvil de las 20 sesiones. Veremos si aguantan los toros o se repliegan hasta los 3.076/100 puntos. En Wally no se ha dicho la última palabra y mientras ellos resistan, los osos no obtendrán la confirmación de la victoria.

Bill Shankly, jugador y entrenador de fútbol británico que consiguió sus mayores éxitos entrenando al Liverpool dijo una vez. "Si estás en el área de penal y no sabes qué hacer con la pelota, métela en la red y ya discutiremos las alternativas más tarde". Habrá que esperar y ver si los bajistas logran meter el balón en la red del equipo americano. En un Europa ya lo han hecho, pero la victoria a de ser completa si quieren ganar el campeonato de la corrección.

LOS ESPECIALISTAS

EL FUTURO QUE TENEMOS POR DELANTE

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

GameStop se va de España.

USS Enterprise

Carlos Rosales

Los más influyentes en la red en Perú

El Pulso de LatAm

d+i Llorente & Cuenca

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00