sábado, 1 noviembre 2014

Está pasando

La operación, en la que entra Microsoft, se valora en 18.026 millones

Michael Dell y Silver Lake pactan la compra de Dell para reinventar el grupo

  • El tercer mayor fabricante de PC del mundo dejará de cotizar en el Nasdaq si finalmente se cierra la operación de compra de Dell, que debe ser aprobada aún por los accionistas. Michael Dell y Silver Lake, además de Microsoft, han presentado una oferta para adquirir el 100% de la empresa, que queda valorada en 24.400 millones de dólares (18.026 millones de euros). El objetivo: reinventar el grupo en la era post-PC.
Temas relacionados:

Michael Dell. "Sin productividad no se va muy lejos en los negocios"

BLOOMBERG

El tercer mayor fabricante de PC del mundo Dell dejará de cotizar en el Nasdaq si finalmente los accionistas de la compañía aceptan la oferta presentada por el grupo de inversores que encabeza su fundador Michael Dell y la firma Silver Lake. La operación de compra, en la que también participa Microsoft, valora la multinacional en 18.026 millones de euros.

El consorcio está pagando 13,65 dólares (10,08 euros) por acción en efectivo a los accionistas actuales de la compañía. Cifra que supone una prima de cerca del 25% con respecto al precio de cierre de la sesión del 11 de enero, último día de cotización antes de que comenzasen los rumores en los medios de comunicación sobre esta transacción. Además, supone una prima del 35% con respecto al valor de empresa de Dell, fijado también el pasado 11 de enero y del 37% con respecto al precio medio de cotización en los 90 días previos a esa fecha.

Los inversores prevén adquirir todas las acciones de Dell, salvo las que están en manos del propio fundador y de ciertos directivos de la compañía. Michael Dell posee en torno al 14% del capital.

El fabricante de PC dejaría la Bolsa tras casi un cuarto de siglo. Según Reuters, la compra está siendo financiada con dinero en efectivo de Michael Dell, de Silver Lake y de la firma MSD Capital, así como con un préstamo de 2.000 millones de dólares (1.477 millones de euros) de Microsoft y la financiación de cuatro bancos (Bank of America Merryll Lynch, Barclays, Credit Suisse y RBC Capital Markets). Se espera que la transacción finalice antes de que acabe el segundo trimestre del año fiscal de 2014 de Dell.

La operación ha contado con la participación de importantes bancos de inversión. JP Morgan y Evercore Partners han asesorado al consejo de administración de la firma informática; Goldman Sachs ha asesorado a Dell; mientras que BofA Merrill Lynch, Barclays, Credit Suisse y RBC Capital Markets han sido los asesores financieros de Silver Lake.

Menos presión

La transacción fue aprobada la noche del lunes por el consejo de administración de Dell, que desde hace tiempo busca reinventarse. La salida de Bolsa de Dell es aplaudida por diferentes analistas que consideran que este movimiento beneficiará a la compañía, que no tendrá que estar retratándose ante el mercado con las obligadas presentaciones de resultados trimestrales. "Cuando las compañías están inmersas en un proceso de transformación, con lento crecimiento y buscando lanzar nuevos productos, es complicado ser un grupo cotizado", decía a Bloomberg hace unos días Stephen Pagliuca, responsable de gestión de Bain Capital.

Dell, que ha visto como la china Lenovo le ha arrebatado la segunda posición en el ranking de fabricantes de PC (Dell tiene un 10,7% frente al 14,8% de Lenovo y el 16% de HP), busca nuevas vías de crecimiento, pues ni siquiera la vuelta hace cinco años de Michael Dell al frente de la compañía le ha servido para recuperar el brillo que tuvo antaño (los títulos de la firma llegaron a cotizar en marzo de 2000 en 58,13 dólares, que otorgaban al grupo una capitalización bursátil de 102.600 millones). En 2001, Dell, que fue fundada en 1984, llegó a ser fabricante líder del mercado de PC.

Tras la operación, el fundador de Dell se mantiene como principal accionista de la firma. Dell, que presentará resultados el 19 de febrero, buscará previsiblemente ser menos dependiente de los PC, ahora que las tabletas y los smartphones son los grandes ganadores, aunque los compradores de la multinacional no han desvelado aún sus planes concretos. En esta línea, Dell lleva tiempo haciendo compras en otras áreas, como la del software, con la adquisición entre otras de Quest Sofware por 2.400 millones. Aún así, su negocio de PC más servidores sigue siendo el que más ingresos le genera. "La operación abre una nueva y excitante etapa para Dell", sentenció su consejero delegado y fundador.

La compra de Dell es la mayor desde que se inició la crisis financiera y la adquisición más elevada de una tecnológica desde la compra en 2006 de Freescale Semiconductor por un grupo de entidades privadas lideradas por Blackstone Group por 17.600 millones.

Advertencias de que la oferta es baja

Diversos despachos de abogados, representando a accionistas de Dell, han solicitado a las autoridades judiciales de EE UU que investiguen la operación ante un posible conflicto de intereses por la presencia en la misma de Michael Dell, fundador y consejero delegado de la propia empresa.

Según Bloomberg, otros inversores podrían rechazar la compra al considerar bajo el precio de 13,65 dólares por acción que están ofreciendo Dell y Silver Lake. Por ejemplo, la gestora Southeastern Asset Management, dueña de un 7,5% de Dell, compró sus acciones en la empresa entre 2005 y 2007 con un rango de precios de entre 19,91 y 41,54 dólares.

LOS ESPECIALISTAS

HOY EN JAPON

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

"Pensamiento dinámico" y trabajo en equipo, claves de un buen análisis

Inteligencia competitiva

Cátedra de Servicios de Inteligencia y Sistemas Democráticos

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00