jueves, 31 julio 2014

Está pasando

Rajoy también espera que Bruselas suavice el objetivo de déficit

Hollande pide a Merkel medidas de estímulo y reclama rebajar los objetivos de déficit

  • El presidente francés, François Hollande, reclamó hoy relajar los objetivos de déficit y poner coto a la austeridad, en un claro mensaje a la canciller alemana, Angela Merkel.
Temas relacionados:

De qué sirve poner objetivos de déficit demasiado ambiciosos si se sabe de antemano que se van a incumplir. Con este argumento, Hollande trató hoy de impulsar un cambio en la política económica. No se trata de dar un giro de 180 grados. El presidente francés, que hoy ha intervenido en la Eurocámara, sabe que la recuperación "pasa necesariamente por el desendeudamiento y la mejora de la competitividad". Sin embargo, también defendió que el saneamiento de las cuentas públicas "debe adaptarse a las situaciones nacionales y aplicarse con discernimiento a lo largo del tiempo. Si no, condenaríamos a Europa a la austeridad sin fin".

Hollande, al igual que hizo Rajoy, pidió que sea Alemania quien aborde medidas para fomentar la demanda, una posibilidad que tienen vetada la mayoría de países europeos con graves desequilibrios en sus cuentas, entre ellos España. En el mejor de los casos, España cerró el año pasado con un déficit -sin tener en cuenta las ayudas a la banca- del 7%. El principal desvío respecto al objetivo del 6,3% se registró en la Seguridad Social y las comunidades autónomas. Con todo, Castilla-La Mancha ha anunciado hoy que cerró 2012 con un déficit del 1,5% frente al 7,3% registrado en 2011.

Con los mercados escudriñando cada paso del Gobierno de Rajoy, la capacidad de España para lanzar políticas de estímulo es nula. Ello es así, incluso si Bruselas rebaja el objetivo de déficit para este año, una decisión que, en caso de adoptarse, se anunciará en febrero o marzo. A día de hoy, España se ha comprometido a cerrar el ejercicio con un desfase del 4,5%. Teniendo en cuenta que el déficit en 2012 se movió en torno al 7%, ello equivale a un ajuste de 2,5 puntos de PIB en un escenario de recesión económica. Resulta cuanto menos improbable cumplir con esa exigencia.

LOS ESPECIALISTAS

EEUU, el 4% de PIB, y el retorno a la prosperidad

EEUU y mercados emergentes

Jorge Díaz-Cardiel

Bruselas golpea a Rusia (con cuidado)

La UE, del revés

Bernardo de Miguel

Sin trampa ni cartón

El color de los mercados

Renta 4

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00