viernes, 19 de diciembre de 2014

Está pasando

Primera aseguradora que afronta despidos por la crisis económica

La caída del negocio lleva a Caser a anunciar un ajuste de su plantilla

  • La dirección de Caser comunicó el viernes pasado a representantes sindicales que en las próximas semanas pondrá en marcha un "proceso de racionalización de su estructura", por la caída del negocio. La compañía, participada por varias cajas, será la primera aseguradora obligada a realizar despidos por la crisis económica.
Temas relacionados:

Sede central de Caser en Madrid. Caser diversifica inversiones con una división de capital riesgo

CINCO DÍAS

Las turbulencias en los acuerdos de bancaseguros y la caída del negocio durante el pasado ejercicio han pasado factura a Caser. La compañía de seguros dirigida por Ignacio Eyres, que hasta 2011 pudo mejorar su beneficio y aumentar su plantilla, comunicó la semana pasada a los representantes de los trabajadores que las perspectivas de negocio para este ejercicio van a obligar a la entidad a acometer un proceso de "racionalización de su estructura".

Fuentes sindicales dan por descontado que en las próximas semanas Caser anunciará un Expediente de Regulación de Empleo (ERE). "La reforma laboral les facilita la utilización de esta herramienta y seguro que recurren a ella", apuntan.

Caser, que tiene por accionistas a más de una decena de cajas de ahorros (algunas de ellas nacionalizadas), tenía al cierre de 2011 una plantilla de 3.300 empleados, de los que 1.946 se dedicaban al negocio asegurador y el resto a otras actividades (como residencias de la tercera edad y hospitales).

Un portavoz oficial de la compañía reconocía ayer que la dirección ha comunicado al personal la puesta en marcha de un proceso de racionalización de estructuras, que afectará fundamentalmente a los empleados vinculados con el negocio de seguros. "El objetivo prioritario de la empresa será la salvaguarda del empleo", asegura.

Además de la ralentización de la concesión de seguros durante el pasado ejercicio (el volumen de primas contratadas cayó un 6% respecto en 2012), Caser también se enfrenta a un desafío propio: la transformación del negocio de bancaseguros.

Alianzas de bancaseguros

Caser, además de contar con varias cajas de ahorros como accionistas (junto con dos mutualidades de seguros francesas), tiene numerosas alianzas con este tipo de entidades para distribuir sus pólizas. Sin embargo, con la reorganización del sector bancario, los nuevos grupos surgidos tan solo pueden contar con un único aliado asegurador por ramo de negocio (vida y no vida), con lo que Caser está viendo amenazados algunos acuerdos que mantenía desde hace años.

Así ha ocurrido con la joint venture que tenía con Cajasol y Cajacanarias (integradas posteriormente en Banca Cívica). Tras la absorción de Banca Cívica por parte de CaixaBank, el grupo catalán llegó a un acuerdo para comprar el 50% que no controlaba en esas filiales, por lo que pagó 215 millones de euros a Caser. Aunque a corto plazo esta inyección de fondos supone un importante alivio para la cuenta de resultados de Caser, también implica la pérdida de alrededor del 10% de volumen de primas de la compañía, lo que podría explicar que la entidad haya decidido prescindir de parte de la plantilla.

Otras alianzas de bancaseguros de Caser también están en el aire, como la que tenía con Caixanova (ahora parte de la nacionalizada Novagalicia).

El ajuste de personal que acometerá Caser es el primero que afronta una gran aseguradora española.

Caser aún no ha presentado sus cuentas de 2012, pero hasta el pasado ejercicio logró mejorar el beneficio año tras año. En 2011 obtuvo un resultado atribuido de 92,7 millones; 81,2 millones en 2010, y 60,4 millones en 2009. En cuanto a su volumen de negocio, la entidad ha crecido en primas durante toda la crisis (2.398 millones en 2009; 2.566 millones en 2010 y 2.778 en 2011).

Dudas sobre la dimensión del ajuste

Ni las fuentes sindicales consultadas, ni el portavoz oficial de Caser pudieron ofrecer ayer una estimación sobre el impacto que tendrá sobre la plantilla de Caser el ajuste que está preparando la compañía aseguradora. "Aún está muy verde el proceso", apuntan desde la entidad. Los representantes de los trabajadores confían en el proceso negociador y esperan que el volumen de empleo pueda mantenerse lo máximo posible.

LOS ESPECIALISTAS

¿SE ACUERDAN DE LOS TIEMPOS COMPLICADOS?

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00