miércoles, 16 abril 2014

Está pasando

Los sindicatos mantendrán la amenaza de huelga

Iberia espera la mediación antes de tramitar el ERE

  • El órgano mediador SIMA tiene previsto reunir entre este miércoles y el jueves a Iberia y los seis sindicatos del personal de tierra y TCP, tras la ruptura de negociaciones en torno al plan de ajuste. La aerolínea aguanta, por tanto, sin presentar el esperado ERE, mientras los sindicatos avisarán de un escenario de huelga a partir del día 18.
Temas relacionados:

Los sindicatos que se han sentado en los tres últimos meses en la mesa de negociación del ajuste de Iberia, en representación del personal de tierra y tripulación de cabina de pasajeros (TCP), esperaban a última hora de ayer la llamada del SIMA. Se sentarán con la dirección de Iberia mañana miércoles, o a mucho tardar el jueves, con una estrategia consensuada por las distintas organizaciones para demostrar mala fe de la compañía a lo largo de un proceso de negociación que concluirá con un recorte de producción y plantilla.

Iberia, por su parte, tiene fijado ese encuentro como hito previo a la presentación de un ERE que podría afectar hasta a 4.500 personas y que irá acompañado de unas medidas de recorte de producción que dejarán en tierra a 25 aviones de un total de 88.

En primer lugar, CC OO, UGT, USO, Sitcpla, Asetma y CTA, acreditarán ante los mediadores hasta dónde habían cedido en Iberia, que arrancó el proceso en noviembre con una propuesta de 4.500 bajas.

El segundo paso de las fuerzas sindicales será demostrar que la dirección de Iberia, representada en las negociaciones por el responsable de Recursos Humanos, José Luis Romero, carecen de autoridad ante el consejo de IAG, holding que engloba a Iberia y a British Airways y que es quien decide en última instancia sobre el calado del ajuste. Y en tercer lugar, la plataforma que actúa por más de 18.000 trabajadores de Iberia tratará de desmontar la última propuesta de la aerolínea, presentada el 31 de enero. Ante los árbitros del SIMA expondrán que la empresa no dio pie a negociar al calificarse la propuesta de finalista y rematando con una reunión del consejo de administración al día siguiente, 1 de febrero. Por otra parte, los sindicatos mantienen desde hace días que el plan de Iberia, en el que supedita la recuperación de producción a determinados niveles de beneficio neto operativo (300 millones en 2015) "es irrealizable".

Al tratarse de un acto de mediación sobre un conflicto que puede derivar en alteración de la producción de la empresa, los representantes de la plantilla están obligados a comunicar al SIMA si están dispuestos a ir a la huelga y cuándo. Al respecto, fuentes sindicales aseguran que la respuesta será afirmativa y que la fecha orientativa será el 18 de febrero.

El 10 de diciembre, y ante el SIMA, los sindicatos desconvocaron una primera huelga de seis jornadas entre el 14 y el 21 de diciembre. Pero esta vez aprecian "nulas posibilidades de alcanzar un acuerdo con Iberia".

Rechazo sindical

La última propuesta de la compañía, rechazada por los sindicatos, incluía un recorte de capacidad del 10% y ponía sobre la mesa 3.147 despidos, frente a los 4.500 del plan inicial. Además, incluía un ERE temporal para otras 580 personas en 2013 y 283 en el año 2014. Iberia se la llevará al SIMA como muestra de flexibilidad.

En materia salarial, la empresa estaba dispuesta a aplicar una rebaja del 11% para los empleados de tierra, frente a un 23% inicial, y del 23% para los TCP, en comparación con el 35% de noviembre. Una postura que ha sido tachada de "falacia" por parte de los sindicatos, quienes argumentan que los deslizamientos propuestos por Iberia suman 12 puntos a los citados recortes salariales.

El papel de la CNMV y la retirada de aviones

- Los sindicatos han barajado en los últimos días intentar involucrar a la CNMV en la presión a la dirección de Iberia. Bajo el punto de vista de alguno de los altos representantes de la plantilla, la aerolínea está haciendo constantes anuncios de ajuste de rutas que no está anticipando al mercado a través de las pertinentes comunicaciones al regulador.

- Los representantes de los 20.000 empleados de Iberia manejan informes que señalan que la empresa estaría ganando algo más de 300 millones de euros al cierre de septiembre, frente a los casi 300 millones en números rojos, "si estuviera bien gestionada". Los beneficios más notables se conseguirían en base a una flota más eficiente (199 millones) y en los ingresos por el tráfico de pasajeros (140 millones) si se recuperara la producción cedida a Vueling y Air Nostrum.

- En el frente sindical se señala que Iberia ha prescindido desde finales de diciembre de más de una decena de aviones. La empresa reconoce que ha dejado de renovar distintos contratos de alquiler, pero añade que en febrero llega el primero de los ocho nuevos Airbus A330 adquiridos y que serán destinados al largo radio. Aún es una incógnita si la empresa ejecutará su opción de compra sobre otras ocho aeronaves.

- Air Europa sigue creciendo allí donde deja hueco Iberia, lo cual es aprovechado por los sindicatos para subir el tono de las críticas hacia la dirección de la compañía. El último paso de la aerolínea de Juan José Hidalgo ha sido comprometer tres frecuencias semanales entre España y Uruguay. El acuerdo con el país suramericano, que recibe 170.000 viajeros europeos al año (48.000 españoles), entrará en vigor el próximo 3 de junio.

LOS ESPECIALISTAS

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00