martes, 2 septiembre 2014

Está pasando

Fainé dice que "2013 será mejor que lo que dejamos atrás"

CaixaBank duplica las ventas de su ladrillo en balance, hasta los 1.582 millones

  • El fuerte recorte que los saneamientos inmobiliarios han generado en los resultados de CaixaBank han llevado a la entidad a duplicar su esfuerzo comercial para reducir su stock de vivienda. Su presidente considera que 2013 "será mejor que lo que dejamos atrás" y anuncia un programa de empleo para jóvenes de la Obra Social.

Vista de una oficina de La Caixa en San Sebastián

BLOOMBERG

"¿2012 ha sido bueno? Ha sido un año de cumplimiento, porque el sistema financiero español ha vivido en situaciones desconocidos", ha resumido esta mañana el consejero delegado de CaixaBank, Juan María Nin, durante una presentación de resultados que arroja unos beneficios de apenas 230 millones.

La cifra supone un descalabro del 78,2% respecto a los resultados del año anterior debido, fundamentalmente, al extraordinario esfuerzo de saneamiento inmobiliario afrontado por el sector. En el caso de CaixaBank, 5.749 miallones de euros con cargo a resultados (2.436 millones para el llamado Guindos I; 1.200 millones para el Guindos II y 2.113 millones para otras dotaciones) con los que cumplen el 87% de las exigencias del Gobierno.

Los deberes pendientes se completarán en la primera parte de 2013, pero CaixaBank ha comenzado a cambiar su modelo de gestión inmobiliaria para reducir a marchas forzadas su pesado lastre.

CAIXABANK 4,626 0,890%

Así lo demuestra el hecho de que duarnte 2012 las filiales inmobilairias del grupo, Building Center y Servihabitat han duplicado su actividad pasando de ingresar 796 millones de euros por ventas y alquileres en 2011 a recabar 1.582 millones en el último ejercicio.

Bien es cierto que el esfuerzo en la reducción de su exposición al crédito promotor, que cae un 23,2% en la unidad matriz se ve empañada relativamente por el incremento que supone absorber la carga de Banca Cívica.

Lo peor ha pasado

"2012 ha sido probablemente el peor año de la crisis. No cabe duda de que será un año que pasará a engrosar los libros de Historia por ser el año en que se temió por la supervivencia de la moneda única pero también por los esfuerzos por superarla", ha reflexionado esta mañana el presidente de CaixaBank, Isidro Fainé, en la presentación de resultados anuales de la firma, en Barcelona. "2013 será mejor que lo que dejamos atrás", resumió.

"La confianza de los inversores en España ha mejorado notablemente aunque queda un largo recorrido por andar, vamos por buen camino", ha continuado, alabando los efectos de la recapitalización del sector financiero en la recuperación de la confianza, que aún afrontará, ha dicho, "altibajos".

Obra Social

"Ha sido duro, sobre todo para las familias más vulnerables. La caída del paro marcará el fin de la crisis y aún no hemos llegado. Desde la Obra Social no podíamos ser ajenos a este problema y queríamos reforzar nuestro compromiso sobre todo con esos jóvenes que no pueden trabajar", ha avanzado el también presidente de La Caixa, anunciando que aportarán seis millones de euros "para facilitar la contratación de jóvenes" o su conversión en autónomos "en línea con las medias que prepara el Gobierno.

Según sus propias estimaciones, este proyecto podría beneficiar a unos 10.000, "o si podemos 20.000" jóvenes, facilitando su integración en el mercado laboral. La iniciativa quedaría englobada en la labor de la Obra Social de La Caixa, que mantendrá este año un presupuesto de 500 millones.

Ley de cajas

En cuanto a la nueva ley de cajas de ahorro que prepara el Gobierno y que obligaría a Fainé a elegir entre la presidencia de CaixaBank y la de La Caixa, Fainé se muestra positivo con la nueva normativa.

"Esta legislación completa el marco legal. A mi juicio, la ley de cajas consolida el camino que iniciamos con la reforma en 2011, facilita una mayor solvencia de las entidades y permite diferenciar las competencias del Estado, las comunidades autónomas, el supervisor estatal y, en el futuro, la eurozona", ha asumido.

Integraciones

En cuanto a la integración de Banca Cívica y Banco de Valencia, el plan de CaixaBank es conducir ambos procesos en paralelo con el objetivo de atarlos a mediados de 2013. Semejante crecimiento inorgánico, al que el consejero delegado admite que han dedicado "más énfasis" que al orgánico, les ha permitido adelantar el objetivo de tener el 15% de cuota de mercado a finales de 2014, hoy ya en el 14,6%.

La situación del grupo, según datos del Banco de España manejados por la entidad, les hace además tener relación con el 22,2% de los clientes del país y acaparar el 20% de las nóminas y prácticamente el mismo tanto de pensiones.

LOS ESPECIALISTAS

¿SUBIRAN ALGUNA VEZ LOS TIPOS DE INTERES?

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

¿Cómo afrontar septiembre en renta variable?

La ventana a los mercados

Cortal Consors

Sobre la intuición

De talentos y talantes

Antonio Pamos

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00