viernes, 1 agosto 2014

Está pasando

Análisis técnico

Carnicería en el Ibex, la maldición continúa

  • Turno del Campeador, los bajistas despedazan al selectivo español después de finiquitar al italiano. Europa resiste los zarpazos y mantiene soportes. En Wall Street sólo vieron osos en el parque Yellowstone. Un ejército prefiere un terreno elevado y evita un terreno bajo, aprecia la luz y detesta la oscuridad.

Oscuro final en el gráfico mensual del selectivo español. Deja trazado una posible figura bajista en forma de estrella fugaz, con un doji de lápida. La figura de los tres cuervos negros no ha podido ser superada, su maldición continúa, los 8.625 puntos no han sido superados a cierre de enero. Las cosas se tuercen en el corto plazo pero nada más. El movimiento correctivo puede dar forma al segundo hombro de la figura alcista en forma de HCH invertido que ya vimos en su momento y que termine por superar la siniestra figura alada, para atacar posteriormente los 9.000 puntos. Niveles clave, el hueco de los 8.286/167 puntos. Por debajo los 7.490/500 puntos. Perder ese nivel sería muy peligroso y dejaría a los osos en situación hacer realidad la maldición. Visitar de nuevo los 6.000 puntos. EL IBEX NO PUEDE ABATIR LOS TRES CUERVOS NEGROS

CH.F.

Ayer le tocó al selectivo español. Los osos hincaron sus afiladas garras con durísimos zarpazos que causaron estragos en el Campeador. El aviso que dejaron el día antes en el César italiano no era en vano. El ejército bajista cambia su estrategia y decide asolar uno a uno a los selectivos europeos, en un despiadado efecto dominó. El resto de Bolsas sufrieron daños de diversa consideración, sin que la sangre llegase al río.

Triste final de mes para los dos índices mediterráneos que habían permanecido en primera línea de combate desde primeros de año. Aunque han sido muy serios y rápidos los dos ataques perpetrados, dibujando poderosas velas bajistas, no son definitivos para afirmar que ha llegado el final de los ascensos. Al puzzle le siguen faltando piezas. Hay soportes muy importantes que perforar. Y la gran esperanza sigue estando al otro lado del charco, en Wally no ven las agresivas zarpas de los osos, el general Custer impone respeto a sus adversarios.

En el Campeador hay dos motivos que han causado obsesión y nerviosismo en los alcistas durante las últimas sesiones. Una de ellas, ya comentada en multitud de ocasiones en estos análisis, es la maldición de la figura bajista de los tres cuervos negros en el gráfico mensual que pesa sobre nuestro selectivo. Los osos han conseguido cerrar el mes por debajo de la figura, es decir, no se han superado los 8.625 puntos. Esta figura, que consta de tres extensas y sólidas velas rojas, pide nuevos mínimos tras un gran rebote después de su desarrollo. La maldición mientras no se supera la primera vela que da inicio a la pauta es esa. ¿Ve usted al Ibex por debajo de los 6.000 puntos? Mientras no haya un cierre mensual que anule a los alados negros, la duda queda. ¿Cree usted en las maldiciones? Ahí lo dejo.

NASDAQ 100 3.892,496 -2,100%
Petroleo Brent 104,610 -0,210%
Oro 1.284,720 0,205%
Plata 20,350 0,000%
EUR x USD 1,3392 0,030%
IBEX 35 10.509,100 -1,850%
DAX XETRA 9.204,320 -2,160%
CAC 40 4.193,050 -1,250%
EUROSTOXX 50 3.070,890 -1,430%
DOW JONES 16.563,300 -1,880%

S&P 500 1.930,670 -2,000%
FTSE 6.643,420 -1,290%

El siguiente motivo de inquietud venía ligada al primero. No era otro que ver la vela mensual dibujada en el mes enero en lo alto. Pues bien, tampoco llegan buenas noticias con la nueva figura desplegada. Es un extenso doji de lápida, acaba en mínimos. Esta vela representa las tumbas de los muertos caídos en la batalla. Deja en el aire una posible estrella fugaz para el mes de febrero. Pauta que también hemos comentado alguna vez. Tras una fuerte tendencia alcista y cerca de posibles resistencias, se abre con hueco al alza y sube con fuerza para terminar de nuevo en mínimos, dibujando el doji de lápida. Avisa de la imposibilidad de seguir con el ascenso. Habrá que esperar un mes para ver si se desarrolla una envolvente bajista que trace nuevos mínimos por debajo de la vela previa al doji, en los 7.670 puntos. Superando la parte alta del doji se anula la estrella fugaz.

En cuanto al gráfico diario, la sesión de ayer dibuja un poderoso marubozu bajista, sólido de principio a fin en el Campeador. Los bajistas se emplearon a fondo durante toda la sesión. Se abrió con hueco a la baja hasta los 8.542 puntos. El soporte de los 8.520 puntos aguantó escasos minutos después de intentar el rebote los alcistas. Una vez cedido, los osos empezaron con la carnicería. Espeluznante zarpazo hasta los 8.408 puntos en tan solo una hora. Se repetían las agresivas formas del día anterior en el César. El resto de la mañana, los toros buscaron la forma de romper los 8.440 puntos, pero no hubo éxito y se perdieron los 8.400 puntos.

Fue desde los 8.376 puntos y pasadas las dos de la tarde cuando los toros vieron la luz y lograron alcanzar los 8.444 puntos. Por un momento pareció que serían capaces de recuperar los 8.500 puntos. El ataque fue violento y con rabia. Europa se mantenían los descensos pero sin perder niveles clave. El sueño de la remontada planeaba en el Campeador. Qué diferente hubiera sido un martillo como vela diaria recuperando soportes a cierre. Pero los bajistas los tenían muy claro, había que hacer daño y dejar pautas potencialmente bajistas. Y lo hicieron, nuevo salvaje zarpazo para acabar la sesión en 8.362 puntos, con un descenso del -2,45%. El volumen de negociación aunque no fue excesivamente alto si aumentó con respecto a sesiones anteriores. La media móvil de las 20 sesiones detiene su ascenso, quedando su línea en posición recta.

La sólida envolvente bajista dibujada en el selectivo español queda situada sobre directriz alcista que le guía desde los 5.900 puntos. Muy cerca del gran soporte que los alcistas no deberían ceder o el escenario podría ponerse muy preocupante, el hueco abierto entre los 8.286 y los 8.167 puntos. Si los osos consiguen cerrar el gap y perforar la media móvil de las 50 sesiones, abrirían la caja de los truenos. Podrían llevar al Campeador a visitar los niveles de rotura de la extensa bandera de consolidación desarrollada el último trimestre del pasado año, sobre los 7.800 puntos. Más abajo los 7.670 y los 7.490 puntos junto a la media móvil de las 200 sesiones, últimas barreras de contención.

Esperemos que en el mes de febrero, los alcistas defiendan con uñas y dientes el mencionado hueco que con mucha probabilidad sea alcanzado en breve. Cubriendo el gap y saliendo con fuerza al alza, dejaría claro que el fuerte descenso de final de mes ha sido para testear el soporte y confirmar su solidez. El siguiente paso sería volver a máximos en busca de los 9.000 puntos. Ahora el hueco bajista dejado ayer por encima de los 8.520 puntos es la trinchera bajista a batir. Veremos que nos depara los próximos veintiocho días, tras el brillante comienzo de año con el trágico final de enero.

Como resumen rápido en el resto de Europa, todos los selectivos mantuvieron los soportes clave del corto plazo a final de mes, los mínimos de sus respectivos laterales. Pero frustraron la prometedora salida de la consolidación. Queda en aire la sospecha de un posible fallo alcista. Ha destacado con luz propia el Gentleman británico y su meteórica ascensión hasta los 6.354 puntos. Ayer se dejó un -0,73% situándose en los 6.276 puntos.

También el general De Gaulle, se mantiene por la mínima encima del lateral de consolidación, sobre los 3.732 puntos, cedió un -0,87% en la ofensiva bajista de ayer. El Káiser alemán termina el mes en lo alto del túnel, perdiéndolo ligeramente por escasos trece puntos. Queda situado en los 7.776 puntos, los blindados sólo se dejaron un -0,45%. El César italiano rebotó por sobreventa tras la masacre del anterior hasta los 17.439 puntos y mantuvo a cierre mensual el soporte de los 17.158 puntos. Ascendió un +0,86%. En Wally, ligeros descensos para terminar el mes del -0,26% en el general Custer hasta los 1.498 puntos. Los osos no pueden iniciar de momento ofensiva en el otro lado del Atlántico. El Nasdaq Composite acabó plano el mes de enero sobre los 3.142 puntos.

Nuevo mes y nueva temática en el último párrafo de los análisis de la mano de nuestra amiga María Pilar Cremades (@Maipista). En febrero nos ofrece el deporte del fútbol y las frases más destacadas pronunciadas por míticos futbolistas de todos los tiempos. Comenzamos con Alfredo Di Stefano, jugador histórico de los clubes River Plate, Millonarios y Real Madrid que le dijo a un portero. "No te pido que atajes las que vayan dentro, pero por lo menos no te metas las que vayan fuera". Veremos si el Campeador mantiene el hueco clave del corto plazo sobre los 8.286/167 puntos o le meten gol hasta los 7.500 puntos el mes de febrero, para desarrollar hasta el límite el segundo hombro, de la figura de HCH invertido que hablamos en pasados análisis. Feliz fin de semana a todos.

LOS ESPECIALISTAS

La Guerra de hace 100 años

La UE, del revés

Bernardo de Miguel

Ley de Propiedad Intelectual: una oportunidad perdida (Antonio Fernández)

Talento en movimiento

Observatorio Internacional de Propiedad Intelectual

MATIZAR EL MANTRA DE QUE EL FUTURO SIEMPRE SERA MEJOR

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00