miércoles, 26 de noviembre de 2014

Está pasando

El precio por generar con este mineral no incluye los nuevos impuestos

Industria endosa a las eléctricas parte del coste de la subvención al carbón

  • El precio regulado que las eléctricas reciben por producir con carbón nacional no recogerá a partir de ahora el coste de los impuestos que entraron en vigor el 1 de enero. Un nuevo conflicto se cierne entre las empresas e Industria por una medida que costará a las afectadas 12 euros MWh.
Temas relacionados:

El relevo en la secretaría de Estado de Energía a finales del año pasado, con la salida de Fernanado Marti y la entrada de Alberto Nadal, ha provocado graves retrasos en la aprobación de varias normas del sector eléctrico, algunas relevantes, como es el caso de la orden ministerial sobre los peajes de acceso a las redes para 2013. Hasta ayer, último día de enero, seguía si ser publicada esa tarifa, lo que dificulta la liquidación mensual por parte de la Comisión Nacional de la Energía (CNE) a las empresas que reciben sus ingresos de los mismos, como es el caso de las distribuidoras, REE o las del régimen especial que reciben primas a la producción eléctrica.

Otra norma aún sin aprobar es la resolución ministerial sobre las cantidades de carbón nacional que deben quemarse a partir de este año en las centrales térmicas, así como el precio regulado que recibirán en el mercado mayorista (pool), tal como establece el real decreto sobre restricciones por garantía de suministro. Esta resolución, cuya propuesta está ya en manos de la CNE para su dictamen, ha provocado un profundo malestar entre las eléctricas implicadas y así lo han transmitido en sus alegaciones en el consejo consultivo de la electricidad de la CNE.

Todas ellas (Endesa, Iberdrola, Gas Natural Fenosa, HC Energía y Eon España) y la patronal que las agrupa, Unesa, han denunciado que el precio regulado que cobrarán sus centrales y que figura en dicha resolución no incluye el coste de los nuevos impuestos al sector que entraron en vigor el 1 de enero. En este caso, el céntimo verde al carbón (impuesto de hidrocarburos) y el 7% sobre los ingresos por la generación que afecta a todas las tecnologías.

Fuentes empresariales calculan que entre los dos gravámenes suman un 14%. Por tanto, teniendo en cuenta que el margen que tenían era del 8%, pierden el 6%. En volumen, la broma supondrá 12 euros/MWh, según sus alegan las empresas afectadas. La resolución fija hasta 2014, año en que caduca la norma, una reducción de la producción con este combustible autóctono del 20% (entre 2009 y 2012 sequemaron 20 millones de toneladas).

Pero esta no es la única consecuencia económica que tendría una resolución que ya llega tarde. Además de generar por debajo de costes, las eléctricas consideran que este precio artificialmente bajo tirará hacia abajo de los precios del resto de las tecnologías en el pool, que es un mercado marginalista.

Si la resolución sigue adelante, a las empresas les quedan dos caminos: o paralizar la producción en las centrales de carbón, lo cual constituiría un incumplimiento del RD que les obliga a ello, o acudir una vez más a los tribunales para denunciar la incongruencia entre un real decreto que establece que el precio regulado del carbón deberá recoger todos los costes (fijos y variables) y el reglamento que lo desarrolla hasta 2014. "O se deroga el decreto o la resolución, tal y como está redactada, es incompatible", aseguran en el sector.

El real decreto de farragoso nombre (procedimiento de resolución de restricciones de garantías de suministro) fue aprobado por el Gobierno de Zapatero en 2009 tras un largo conflicto con las eléctricas. Con él se pretendía buscar una solución a la crisis del carbón provocada por la caída de la demanda y por la escasa competitividad de este combustible (millones de toneladas estuvieron casi un año almacenadas en las instalaciones de las centrales).

Según la norma, hasta 2012, una decena de centrales térmicas deberían quemar, a un precio regulado de 45 euros por MWh, los casi 10 millones de toneladas almacenados en estos momentos y los otros 10 millones que se extraerían después de las minas. Ello suponía consumir en tres años un 130% de la producción anual de carbón nacional. El lucro cesante para las tecnologías desplazadas, como el gas, se compensarían con pagos por capacidad.

La primera medida de Alberto Nadal

El nuevo secretario de Estado de Energía, Alberto Nadal, ha mantenido ya numerosas reuniones con empresas y asociaciones del sector. Han sido encuentros por separado que han servido solo para intercambiar impresiones. Y la primera impresión ha sido, en general, positiva para sus interlocutores en cuanto a las formas y "a la voluntad de diálogo" que ha transmitido a las compañías. "Una persona razonable, inteligente y educada", tal como lo define un alto ejecutivo de una de las empresa. Por todo esto y por lo traumático que les resultó la etapa de Fernando Marti como secretario, en el sector están dispuestos a dar un voto de confianza a su sucesor. Se manifiestan incluso benevolentes con el retraso en la publicación de la orden ministerial de los peajes eléctricos, siempre que ello sirva para algo. Alberto Nadal les ha dicho que está estudiando a fondo la situación para buscar soluciones al déficit de tarifa. Fuentes próximas al ministerio aseguran que la orden estaba ya lista la semana pasada y que le faltaba el visto bueno de la Comisión Delegada para Asuntos Económicos.

Sin embargo, la propuesta de resolución sobre el precio regulado que recibirán las eléctricas por quemar carbón nacional en sus centrales hasta 2014, no parece un buen comienzo. Aunque hay quien asegura que se trata un texto "de la herencia recibida" de Marti, lo cierto es que este reglamento ha sido elaborado por Nadal. La medida ha encendido los ánimos de las eléctricas de Unesa, que aseguran que tirará los precios del pool, entre otras consecuencias.

En el sector no quieren a Nadal como enemigo dadas las cualidades que le atribuyen. Los augurios se despejarán con la orden de los peajes de los que, al menos, ha eliminado los peligrosos peajes progresivos.

La demanda se hunde

Por otro lado,la demanda de energía eléctrica sigue cayendo en picado y encadenó en enero siete meses de bajadas. Según REE, la demanda peninsular descendió un 4,3% el primer mes del año, una vez corregidos los efectos del calendario. En total, 22.474 GWh.

La energía eólica ha situado por primera vez como la primera fuente de electricidad en un trimestre:_16.410 GWh, lo que supuso un 36% más que en el mismo periodo del año anterior. En enero, la eólica cubrió el 27% de la demanda seguida de la nuclear (19,7%); cogeneración (12,9 %); hidráulica (12,4%); carbón (12,4 %); termosolar (2 %) y fotovoltaica (1,8 %).

LOS ESPECIALISTAS

DEL IMPULSO MONETARIO AL CRECIMIENTO

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Preparación para la reunión de la OPEP

La ventana a los mercados

Cortal Consors

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00