miércoles, 1 octubre 2014

Está pasando

El retroceso se debe a los menores extraordinarios contabilizados y a las pérdidas en su división europea

Ford rebaja un 72% su beneficio neto en 2012

  • Ford registró un beneficio neto atribuido de 5.665 millones de dólares, lo que supone una disminución de casi el 72% en comparación con las cifras del ejercicio anterior.
Temas relacionados:

El grupo automovilístico estadounidense Ford registró un beneficio neto atribuido de 5.665 millones de dólares (4.227 millones de euros), lo que supone una disminución de casi el 72% en comparación con las cifras del ejercicio anterior, según datos de la empresa.

Ford explicó que este fuerte retroceso del resultado neto correspondiente al pasado ejercicio es consecuencia de los menores extraordinarios contabilizados en 2012, en comparación con los 12.400 millones de dólares (9.253 millones de euros) de 2011, y de las pérdidas de 1.753 millones de dólares (1.308 millones de euros) contabilizadas en su división europea.

Sin contar con los efectos extraordinarios, el beneficio neto de Ford en 2011 fue de 5.972 millones de dólares (4.456 millones de euros), por lo que el resultado de 2012 caería un 5,1% respecto a la cifra ajustada de 2011.

La facturación de la multinacional con sede en Dearborn (Michigan) se situó en 134.300 millones de dólares (100.223 millones de euros) en 2012, lo que representa una disminución del 1,4% si se compara con la cifra de negocio del ejercicio precedente.

El presidente y consejero delegado de la empresa, Alan Mulally, afirmó que el equipo de la compañía cerró 2012 una vez más con unos "resultados sólidos", lo que, en su opinión, pone de manifiesto que el plan estratégico One Ford "está funcionando".

"Estamos bien posicionados para otro ejercicio fuerte en 2013, para lo que continuaremos nuestro plan para ofrecer a nuestros clientes en los mercados de todo el mundo una familia completa de vehículos, con la mejor calidad, eficiencia de consumos, seguridad, diseño inteligente y valor", añadió.

El resultado bruto de la corporación estadounidense en el conjunto del pasado año se situó en 7.966 millones de dólares (5.944 millones de euros), lo que representa una caída del 9% en comparación con los datos del año previo.

En el cuarto trimestre de 2012, Ford registró un beneficio neto atribuido de 1.598 millones de dólares (1.192 millones de euros), un 88% menos si se compara con el resultado neto de 2011, que contó con una elevada cifra de extraordinarios. En este período, la empresa facturó 36.500 millones de dólares (27.238 millones de euros), un 5,4% menos.

El consorcio automovilístico estadounidense comercializó un total de 5,66 millones de vehículos en todo el mundo en el conjunto del pasado año, lo que se traduce en una rebaja del 0,4% en comparación con la cifra de 2011.

Por otro lado, la multinacional automovilística registró unas pérdidas antes de impuestos de 1.753 millones de dólares (1.308 millones de euros) en su división europea en 2012, en comparación con los 'números rojos' de 27 millones de dólares (20 millones de euros) de 2011.

Ford explica que este incremento de sus pérdidas antes de impuestos en Europa es consecuencia del "desfavorable" mix de ventas registrado en el mercado y de la caída de las matriculaciones en la región europea. La firma contempla que en 2013 sus operaciones se vean también afectadas por las difíciles condiciones en Europa.

La cifra de negocio de Ford en Europa en 2012 fue 26.600 millones de dólares (19.850 millones de euros), un 21,3% menos. En el último trimestre de 2012, la empresa perdió 732 millones de dólares (546 millones de euros), lo que supone multiplicar casi por cuatro los 'números rojos' de 2011.

La corporación está inmersa en un plan de reestructuración en Europa, que contempla el cierre de tres plantas (Southampton y Dagenham, en Reino Unido, y en Genk, Bélgica), así como la supresión de 6.200 empleos. Este programa recoge que la empresa recupere la rentabilidad a mediados de década y alcanzar a largo plazo un margen de entre el 6% y el 8%.

De este plan de reestructuración europeo se beneficiará la planta valenciana de la compañía en Almussafes, que en 2014 recibirá la nueva generación de modelos Mondeo, S-MAX y Galaxy, que se fabricaban en Genk.

Para el presente ejercicio, la empresa estadounidense prevé obtener unos resultados "sólidos", con un beneficio operativo en el entorno del de 2012 y con un margen operativo de la división de Automoción en línea con los del pasado año.

LOS ESPECIALISTAS

Las 24 horas del vía crucis de Cañete

La UE, del revés

Bernardo de Miguel

¿SOLO ES POR LA SINCRONIZACION?

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

El QE “a la europea” de Draghi

El color de los mercados

Renta 4

Cuatro pilares del nuevo curso académico

Escuelas de negocio

Juan Luis Manfredi

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00