lunes, 21 abril 2014

Está pasando

La cifra de negocio creció un 7%

Roche incrementó un 2% su beneficio neto

  • La farmacéutica Roche obtuvo en 2012 un resultado neto superior en un 2 por ciento al que registró el año anterior y que se elevó a 9.773 millones de francos suizos (7.849 millones de euros), según comunicó hoy.

Severin Schwan, director general de la farmacéutica suiza Roche, presenta los resultados de la empresa en 2012

EFE

La cifra de negocio de la compañía suiza aumentó el 7 por ciento y se situó en 45.499 millones de francos (36.544 millones de euros), aunque si se excluyen los efectos de las variaciones del tipo de cambio -debilitamiento del dólar frente al dólar estadounidense y al yen-, el crecimiento fue del 4 por ciento.

De manera general, estos resultados fueron impulsados por las ventas de productos para el tratamiento del cáncer y de análisis clínicos.

La división "Pharma", especializada en medicamentos, observó un aumento de sus ventas del 7 por ciento, con lo que representaron 35.232 millones de francos (28.297 millones de euros), un resultado al que contribuyó decisivamente la fuerte demanda de Estados Unidos, China, Brasil y Rusia.

En la división "Diagnostics", centrada en los métodos de diagnóstico, la evolución fue del 5 por ciento, hasta los 10.267 millones de francos (8.246 millones de euros). En este caso, los mercados más dinámicos fueron los de Asia Pacífico, América Latina y Japón.

En vista de las ganancias obtenidas, Roche indicó que su Consejo de Administración propondrá un aumento del 8 por ciento en el dividendo, que será de 7,35 francos (5,90 euros).

"El ejercicio 2012 fue muy bueno para Roche. Alcanzamos nuestros objetivos financieros, crecimos por encima del mercado y nuestra fuerte cartera de productos nos permite seguir creciendo a buen ritmo", declaró el director general de la compañía, Severin Schawan.

Con un aumento del 10 por ciento, hasta los 15.400 millones de francos (12.371 millones de euros), el flujo de caja libre operativo se mantuvo sólido el año pasado y contribuyó al descenso del endeudamiento neto del grupo (de 15.600 a 10.600 millones de francos entre principios y finales de 2012).

La proyección del grupo para 2013 incluye mantener un crecimiento de las ventas en la línea del año pasado y aumentar el beneficio por acción de actividades recurrentes por encima de las ventas.

La tecnología sanitaria tampoco se paga

A falta de los datos de cierre de 2012, las últimas cifras disponibles de septiembre de 2012 reflejan que la deuda de las Comunidades Autónomas con el sector de tecnología sanitaria asciende a 2.570 millones de euros, según comunicó el pasado mes de octubre la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin). La situación de morosidad se refleja también en los plazos medios de pago, que se sitúan en una media de 242 días. Asimismo, las empresas del sector indican que de esta deuda, alrededor de un 10%, es decir, unos 272 millones de euros corresponden a facturas anteriores al 31 de diciembre de 2011 y que no fueron pagadas a través del Plan de Pago a Proveedores puesto en marcha por el Gobierno.

Esta situación no es nueva para el sector sanitario. A 31 de diciembre de 2011, las comunidades autónomas tenían una deuda que ascendía a 11.599 millones de euros, sólo en medicamentos hospitalarios (6.369 millones) y productos y tecnologías sanitarias (5.230 millones de euros). Otra parte, hasta sumar más de 15.000 millones de euros, correspondía a pago a a las farmacias y la actividad concertada. Esta situación límite se alivió en gran parte con el plan de pago a proveedores.

Las patronales calificaron este pago como "la mayor operación de saneamiento de la deuda sanitaria jamás realizada en España", que además daba solución a una de las "más importantes demandas" del sector en los últimos tiempos, "con consecuencias dramáticas para muchas compañías y que estaba afectando muy negativamente a la imagen internacional de España".

Ahora, el problema está en encontrar una "solución estructural a la deuda", afirman fuentes del sector, no basada en pagos extraordinarios.

LOS ESPECIALISTAS

Las exportaciones no van bien

El economista observador

José Carlos Díez

Legislatura desaprovechada

La UE, del revés

Bernardo de Miguel

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00