sábado, 1 noviembre 2014

Está pasando

Análisis técnico

Pronóstico confirmado: la bombogénesis será alcista

  • El vendaval alcista se prepara en el Ibex. Fuertes vientos en toda Europa ratifican el final de la consolidación a cierre semanal. Las grandes olas han provocado la rotura de los últimos diques bajistas que aguantaban en pie. El frente cálido alcanza la ribera de los 1.500 puntos en Wall Street. Cuando una fuerza militar se mueve con rapidez, es como el viento, en el sentido que llega sin avisar.

El Campeador cerró la semana en máximos, superando los 8.721 puntos. Los alcistas dejan todo dispuesto para asaltar los 9.000 puntos, nivel que presenta duras resistencias. La directriz bajista del largo plazo y la parte superior del canal bajista del medio, sobre los 9.400 puntos. El selectivo español podría hacer un alto en el camino, para desarrollar el segundo hombro de la figura de HCH invertido que advertimos hace algunos meses en el gráfico semanal. Superando los 9.400 puntos, la tendencia bajista iniciada en 2007 estaría vista para sentencia. La proyección de subida de la figura alcista es de 3.000 puntos, dejando al Ibex con capacidad de alcanzar los 12.240 puntos para el futuro, máximos alcanzados en el año 2010. LOS 9.000 EN EL PUNTO DE MIRA

CH.F.

Gran cierre semanal para la renta variable en su conjunto. Los primeros efectos de la ciclogénesis explosiva se mostraron con contundencia en la última sesión. Todos los selectivos europeos perforan las resistencias del corto plazo impuestas por el extenso lateral, ya hay principio de confirmación. Tanto el Emperador europeo como el Káiser alemán, únicos que faltaban, lo consiguieron definitivamente. Especialmente violento fue el temporal alcista en el selectivo germano. Arrasó literalmente la resistencia de los 7.800 puntos.

El Campeador aprovechó el impulso europeo para trazar nuevos máximos, cerrando por encima de su resistencia, después de esperar estoicamente a sus homólogas en primera línea de combate. Al otro lado del charco, Wally pisa por primera vez los 1.500 puntos desde el año 2007. Una semana muy importante para el ejército de los toros, abierto el cerrojo bajista, deja las puertas abiertas a la continuación de la ofensiva iniciada a primeros de año. Los osos han sido derrotados y tendrán que buscar apoyos en las duras resistencias situadas más arriba.

Comienza la ofensiva hacia los 9.000

NASDAQ 100 4.158,210 1,400%
Petroleo Brent 84,510 -1,549%
Oro 1.173,920 0,000%
Plata 16,140 0,000%
EUR x USD 1,2526 -0,666%
IBEX 35 10.477,800 2,090%
DAX XETRA 9.326,870 2,330%
CAC 40 4.233,090 2,220%
EUROSTOXX 50 3.113,320 2,550%
DOW JONES 17.390,520 1,130%

S&P 500 2.018,050 1,170%
FTSE 6.546,470 1,280%

Nada más comenzar la sesión del viernes, el ejército bajista lanzó su último ataque kamikaze sobre el búnker de los 8.600 puntos del Ibex. Como todos los efectuados durante la pasada semana fracasó. La estrategia alcista de cansar al enemigo dejándole atacar y resistiendo, funcionó a la perfección. Respondieron de manera centelleante sobre los 8.616 puntos con un imponente contraataque que fulminó los últimos máximos relativos. El Campeador alcanzaba los 8.734 puntos pasadas las once de la mañana. Los osos ya muy debilitados, no pudieron hacer frente en los 8.721 puntos. El resto de la jornada, tranquila consolidación sobre los 8.700 puntos para terminar la sesión cerca de máximos en los 8.724 puntos, rompiendo la resistencia. La subida fue del +0,68%.

Queda trazada una sólida y extensa vela alcista en la conquista, con ligera sombra inferior en el gráfico diario. Consolidaciones aparte, apunta ya directamente hacia los 9.000 puntos. No será difícil ver el primer intento de asalto en el corto plazo, tras confirmar Europa la ruptura del lateral. Pero es zona de fuerte resistencia, las subidas y la sobrecompra son ya muy elevadas. Habrá que tener mucha precaución a partir de ese nivel, no será sencillo romperlo a la primera. El volumen de negociación continúa en niveles bajos. Vigilaremos si se produce aumento en el caso de aproximarse a los 9.000 puntos. Podría ser la señal de los grandes tiburones, estarían saliendo para llevarse parte del botín y provocar una consistente recogida de beneficios.

Ahora que reina la euforia, los grandes titulares de los medios hablan de recuperación y muchos aconsejan que es momento de entrar para aprovechar las subidas, es cuando el mercado asesta sus golpes y da las lecciones más duras. No olvide que esta guerra está basada en el engaño y caen los incautos. Un trader jamás debe incurrir en estas trampas, ni dejarse llevar por seductoras opiniones de terceros. Tiene la suya propia y debe estar basada en el gráfico, sobre las delgadas líneas rojas que marcan soportes y resistencias. Y con su gran aliada, la tendencia.

Esta nos dice ahora que no es momento de aventurarse al mercado, es muy tarde. Ya abrió su ventana de trading en tendencia en los 7.200 puntos, tras confirmar el doble suelo sobre los 6.000 puntos. Y dio opciones de añadir posiciones en los 7.800 puntos, cuando rompió la extensa bandera de consolidación, desarrollada durante último trimestre del pasado año. Es momento de mantener y esperar, nada más. Querer subir a un tren en marcha es peligroso, lo mismo ocurre cuando se invierte en el medio/largo plazo. Si se llega tarde a la estación, mejor esperar el segundo convoy, es decir, esperar una corrección. Otro escenario bien diferente se abre para los traders del corto plazo e intradías, estos sí pueden continuar aprovechando el próximo impulso que se acaba de confirmar, con destino a los 9.000 puntos.

En el gráfico semanal, dibuja una peonza verde que supera la anterior en forma de martillo, deshaciendo el escenario de posible agotamiento y quedando como simple consolidación. Asciende un +1,4% en cómputo de los cinco días. Dos claras zonas quedan sobre el chart semanal donde los bajistas estarán esperando. Los mencionados 9.000 puntos, junto a la directriz bajista del largo plazo que se inicia en los máximos del año 2007. Y los 9.400 puntos, nivel que delimita la parte alta del canal bajista del medio plazo que dio comienzo en 2010 sobre los 12.240 puntos. Coincide además con la complicada media móvil de las 200 sesiones. Rotos esos niveles, el Campeador habrá puesto la primera piedra para hablar del final de la tendencia bajista del largo plazo, de más de cinco años de duración.

Posiblemente, el alcance de tan importantes resistencias, coincidirá con la llegada del Dax alemán a sus máximos históricos sobre los 8.150 puntos y del S&P 500 a los suyos sobre los 1.576 puntos. Toda precaución será poca en caso de alcanzarse. La batalla promete ser muy cruenta. Mientras no se pierdan los 8.520 puntos en el Campeador, mínimos de la consolidación, la ofensiva de los toros seguirá su curso y no habrá riesgo de caer en busca del segundo hueco alza abierto en los 8.485/453 puntos. La tendencia alcista iniciada en los 6.000 puntos no se verá comprometida mientras el amplio hueco entre los 8.167/286 puntos sea cerrado.

Victoria en retaguardia

Terminan las divergencias en Europa. El Emperador europeo consiguió poner fin al tedioso lateral de dieciséis días de duración a cierre semanal. Ascendió un +0,78% hasta los 2.744 puntos, dibujando una extensa y sólida vela en la rotura sin apenas sombras. La resistencia de los 2.725/30 ha caído, poniendo punto y final al proceso consolidativo. La ofensiva queda abierta en busca de los 2.887 puntos, más arriba los máximos del año 2010 y 2011 sobre los 3.044/77 puntos. Mientras los alcistas mantengan el sólido doble suelo desarrollado durante la consolidación en los 2.684 puntos, todo apunta hacia las alturas.

El ejército bajista no tuvo más remedio que rendirse y la divergencia con sus homólogas queda disuelta. En el gráfico semanal, el Eurostoxx asciende un +1,28% trazando una sólida vela con sombra inferior que supera los pequeños doji y martillo previos. La media móvil de las 20 sesiones asciende rápidamente en busca del cruce al alza con la de 200 sesiones. Los alcistas dejan la retaguardia, para unirse al grupo de cabeza en el frente de combate.

Los osos quedaron devastados en el Káiser alemán poniendo punto y final también a la divergencia. El ejército alcista usó la misma táctica que en la bandera de consolidación durante el otoño del pasado año. Retrocedieron hasta el límite haciendo creer a sus adversarios en la posibilidad de romper a la baja el lateral y mostrando una falsa debilidad. Una vez los bajistas salieron completamente de sus trincheras exhibiendo sus fuerzas, la división de panzers sometió a un intenso fuego artillero con sus cañones de 88 milímetros. Arrasó completamente las tropas enemigas en la emboscada, la trampa fue todo un éxito. Cruzan la resistencia de los 7.800 puntos y cierran la semana en los 7.857 puntos, con una subida del +1,42 en la última sesión.

El Dax deja trazado un espectacular marubozu sin apenas sombras en el gráfico diario. La media móvil de las 20 sesiones vuelve a girarse al alza tras insinuar el giro de descenso. En la semana asciende un +2,02% dibujando una potente vela semanal de impulso, con robusto cuerpo real y larga sombra inferior. Los blindados vuelven a tomar la iniciativa en busca de la batalla final en los máximos históricos. Los 8.000/150 puntos esperan, niveles que frenaron al selectivo germano los años 2000 y 2007. Con el Káiser tomando el mando nuevamente, la continuación de la ofensiva alcista en el continente será complicado detenerla. Dejan un fuerte soporte sobre los 7.635 puntos para el corto plazo en el irregular y extenso lateral.

No cede la primera línea de combate

Imparable el Gentleman inglés y sus tropas de operaciones especiales de las SAS. Han barrido a sus oponentes durante toda la semana, haciendo bueno el lema de su regimiento; "Quién arriesga gana". Los alcistas comienzan a romper la parte alta del canal que viene desarrollando desde los 5.260 puntos. El viernes cerró la sesión en los 6.284 puntos con un ascenso del +0,31%. Traza una pequeña peonza en forma de martillo, tras la extensa vela alcista del día anterior que le dejó enfrente de la directriz superior del mencionado canal. Durante la semana se apunta un +2,11% en la ofensiva.

Se dibuja un gran marubozu alcista sin sombras en el gráfico semanal. No hay el menor atisbo de agotamiento, el Footsie se pone en camino hacia los 6.377 puntos, sin que sus adversarios hayan dado un sólo golpe. A falta del cierre mensual, parece confirmase el amplio doble suelo del largo plazo, entre los 4.800 y los 6.105 puntos. La proyección de dicha figura le levanta hasta los 7.300 puntos para el futuro, más allá de sus máximos históricos en los 6.950 puntos. Conquistada definitivamente la última resistencia de los 6.105 puntos, en una hipotética corrección debería funcionar como soporte en el futuro, principio de polaridad.

La legión francesa del general De Gaulle tampoco permitió mayores incursiones bajistas tras volver al interior del lateral. Los alcistas respondieron con fuerza desde la media móvil de las 20 sesiones, terminando la semana con nuevos máximos en los 3.782 puntos. A cierre, el Cac quedó en los 3.778 puntos con un ascenso del +0,69%. Dibuja una sólida vela al alza con mínima sombra en la parte superior. Todo apunta ya hacia la parte alta del canal alcista del largo plazo sobre los 4.000 puntos. Podría encontrar ligera resistencia enemiga en los 3.866 puntos. Los mínimos del lateral en los 3.680 puntos quedan como soporte para el corto plazo. En el gráfico semanal, deja un martillo de impulso para continuar con la ofensiva una vez puesto punto y final a la consolidación. Sube un +0,98 en la semana.

El César italiano no pudo terminar la última jornada en positivo, cedió un ligero -0,17% hasta los 17,726 puntos. Dibujó un limpio doji trazando máximos en los 17.874 puntos. Habrá que ver si es de agotamiento en las próximas sesiones y las legiones se toman un pequeño descanso, tras las meteóricas subidas desde principios de año. De momento parece poco probable, viendo como Europa confirma el final de la consolidación. Pero también es cierto que a partir de los 18.000 puntos empiezan las dificultades y los combates se irán endureciendo. En cualquier caso, tan sólo sería una ligera tregua, para aliviar la alta sobrecompra mientras no se pierdan los 17.000/158 puntos. En la semana asciende un +0,98%, dibujando una peonza con pequeño cuerpo real y sombras en ambos extremos que supera el doji previo. Calma antes del asalto a los 18.000 puntos.

La primera huella en zona hostil

El general Custer termina otra brillante semana conquistando los 1.500 puntos con una subida del +0,41%. Cinco años han pasado desde su última pisada en tan alta cota. El Séptimo de Caballería no detiene la ofensiva lo más mínimo, tras romper la resistencia de los 1.474 puntos. Dibuja una pequeña vela al alza sin apenas sombra alcanzando los 1.503 puntos, después del doji previo dejando dudas en lo más alto. No hubo marcha atrás en forma de vela bajista. Los toros se preparan para ir en busca de los máximos históricos.

Al S&P 500 le espera Gettysburg en los 1.576 puntos. Sólo perdiendo el canal acelerado y la clavicular del HCH invertido sobre los 1.530/50 puntos, podríamos hablar de una falsa ruptura. Nivel que coincide con la media móvil de las 50 sesiones. Más arriba, la mencionada resistencia de los 1.474 puntos y la media de las 20 sesiones, servirán también de soporte ante un eventual contraataque bajista. En la semana se anota un +1,14%, dibujando una extensa vela alcista con ligera sombra inferior en el gráfico semanal. Da nítidas órdenes, la invasión debe continuar.

La tecnología logró sacudirse el miedo tras el desplome de Apple el jueves pasado. La compañía de la manzana dejó un terrible hueco a la baja, perdiendo importantes soportes del medio/largo plazo. Habrá que seguir muy de cerca su comportamiento en las próximas sesiones. De continuar la abrupta caída, podría arrastrar al mundo del chip con ella, debido a su gran peso. El Nasdaq Composite abrió la última sesión con hueco al alza y terminó la semana en los 3.146 puntos, con una subida del +0,50%. Dibuja una nueva vela en forma de peonza tras el martillo invertido previo que detuvo a los bajistas en los 3.124 puntos.

Todo apunta a la superación de la vela doji con máximos en los 3.161 puntos. Los alcistas deben romper los 3.200 puntos para confirmar éxito de su homóloga de parqué y no generar divergencias. Mientras no se cierre el gran hueco entre los 3.021/083 puntos y se mantenga la clavicular del HCH invertido sobre los 3.030 puntos, no habrá deterioro en el asalto de los toros. En el gráfico semanal, traza una pequeña peonza verde con pequeñas sombras en ambos extremos, sube un+0,48 durante los cinco días.

El American Film Institute considera a Audrey Hepburn la tercera mejor actriz de todos los tiempos, por detrás de Katharine Hepburn y Bette Davis. La Segunda Guerra Mundial la marcó terriblemente. Estudió para ser bailarina, pero la guerra hizo estragos en su constitución por la desnutrición. Pese a seguir estudiando y practicando, Audrey se vio en la disyuntiva de elegir una nueva profesión, fue la de actriz. Dijo en una ocasión: "Es demasiado pedir que continúe mi éxito. No pido eso. Todo lo que haré será mi mejor esfuerzo".

De la misma manera, los alcistas han demostrado su mayor ahínco, cosechando una gran victoria y poniendo fin al lateral en Europa. Terminada la consolidación, es de esperar que el éxito continúe en el corto plazo, con un nuevo impulso hasta alcanzar las duras resistencias que esperan todos los índices. Será entonces, cuando haya que preguntarse si los bajistas permitirán al General Custer y al Káiser alemán entrar en subida libra absoluta. Todo un reto.

LOS ESPECIALISTAS

HOY EN JAPON

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

"Pensamiento dinámico" y trabajo en equipo, claves de un buen análisis

Inteligencia competitiva

Cátedra de Servicios de Inteligencia y Sistemas Democráticos

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00