viernes, 25 julio 2014

Está pasando

Análisis técnico

Los kamikazes llegan al Ibex

  • Desesperado ataque bajista en todo el continente europeo, con violentos enfrentamientos en una jornada terminal cargada de movimientos extremos. El final está cerca pero nadie se rinde. Wall Street pone rumbo a los 1.500 puntos, los alcistas vencen y perforan el canal. Una fuerza militar se establece mediante la estrategia, distrae al enemigo para que no pueda conocer cuál es tu situación real.

EL EUROSTOXX RESISTE, PERO NO CONSIGUE DERROTAR A LOS BAJISTAS. Después de la complicada y dura sesión de ayer, los toros logran repelar el ataque de los osos sobre la media móvil de las 20 sesiones. Salvan el directriz alcistas y mantienen vivo el pequeño HCH invertido con el largo martillo que debería servir para romper el lateral. Las fuerzas están muy igualadas, ningún ejército logra romper el proceso de consolidación entre los 2.684 y los 2.725/30 puntos. EL EUROSTOXX RESISTE, PERO NO CONSIGUE DERROTAR A LOS BAJISTAS

CH.F.

Durísima sesión la vivida ayer en nuestro continente que acabó nuevamente sin conclusión en el proceso de consolidación, ningún ejército pudo cantar victoria. Los bajistas dominaron los combates en todos los frentes menos en el italiano. Las legiones del César se mostraron intratables durante todo el día. Mientras todos los selectivos sufrían el fuerte acoso de los osos, el Mibtel los mantenía a raya y con notables ascensos. El lastre europeo fue de nuevo el Káiser germano, el temor alcista a los máximos históricos se acentúa a medida que avanza. El Campeador continúa esperando en lo más alto y luchando con bravura en la estrecha franja de terreno de los 8.590/675 puntos. En Wally, los alcistas se abren camino en el frente de los 1.500 puntos, trazando nuevos máximos.

Si algo quedó claro ayer en la violenta sesión en el Campeador, fue la importancia de los niveles de contención que ambos bandos vienen dibujando sobre el gráfico. La trinchera alcista de los 8.590/600 puntos parece inexpugnable. Tantas veces intentan su asalto los bajistas, tantas veces los toros responden con solidez. Lo mismo ocurre en lo alto, los osos contestan con gran coraje cada vez que se pisan los 8.675 puntos. Entre ambas zonas se mantiene un feroz batalla. Nadie se rinde, nadie muestra signos de flaqueza llegada la hora de defenderlos. Los fuertes bandazos vistos ayer pueden ser un indicio terminal, se están usando las últimas fuerzas y se combate a cara de perro por el desenlace final.

La sesión se inició con hueco a la baja hasta los 8.655 puntos, llegando hasta los 8.642 en los primeros instantes. Tras el primer golpe, los toros reaccionaban en un suspiro y de una contundente embestida, se plantaban sobre los 8.674 puntos cerrando el hueco de apertura. Pareció que llegaba la hora de los 8.700 puntos. Los osos habían fracasado defendiendo el gap y sus adversarios atacaban exultantes, arropados por la buena sesión del día anterior. Era todo demasiado bonito para ser verdad. En menos de media hora, los bajistas asestaron un devastador zarpazo que trazaba mínimos sobre los 8.588 puntos. Ver para creer, sólo había pasado una hora de enfrentamientos y se habían visitado ambas trincheras. Quedaba claro que la jornada iba a ser no apta para cardíacos. Los kamikazes bajistas habían entrado en escena para inmolarse en un intenso desesperado por romper el búnker de los toros.

S&P 500 1.987,980 0,050%
Petroleo Brent 105,480 -0,085%
Oro 1.292,490 -0,039%
Plata 20,400 0,443%
EUR x USD 1,3448 -0,111%
IBEX 35 10.904,100 0,400%
CAC 40 4.388,250 -0,510%
EUROSTOXX 50 3.214,740 -0,170%
DOW JONES 17.083,800 -0,020%
NASDAQ 100 3.983,188 -0,080%

FTSE 6.827,850 0,090%
DAX XETRA 9.782,090 -0,120%

Después del ataque suicida por los 8.600 puntos, los alcistas devolvían la afrenta con una fugaz ofensiva, haciendo retroceder a sus adversarios hasta los 8.650 puntos sobre las doce del mediodía. Ambos bandos quedaron exhaustos y permanecieron dos horas sin buscar el enfrentamiento. A las dos de la tarde, los osos volvían a la carga con fuerza, alcanzando los 8.613 puntos. Y de nuevo los alcistas ponían las cosas en su sitio con estoicismo, conquistaban los 8.665 puntos. Los combates volvían a adquirir intensidad extrema. Aún quedaban los últimos kamikazes bajistas. Una hora antes del final los bombardeos alcanzaron los 8.619 puntos. A cierre, el Campeador terminaba la vibrante sesión sobre los 8.632 puntos, con un descenso del -0,39%. No se rompió el muro.

Queda dibujada una pequeña peonza que deja un día más al Campeador sin cambios sobre el gráfico. El volumen de negociación se mantiene en niveles bajos y las medias móviles continúan su ascenso sin signos de giro. Destaca la de 200 sesiones que sube con claridad tras completar el giro al alza. Habrá que seguir esperando a que alguno de los dos ejércitos logre echar a su enemigo de sus bien defendidas trincheras. A priori, los alcistas deberían imponerse para ir en busca de los 9.000 puntos mientras los 8.590/600 puntos se mantengan en pie. Para continuar con el avance, Europa debe confirmar la ruptura en todos los selectivos. Si los bajistas quieren tener alguna oportunidad, tendrán que perforar la directriz acelerada junto a la media móvil de las 20 sesiones sobre los 8.485/53 puntos y están muy lejos de conseguirlo. Antes de ese nivel, los toros tienen efectivos para responder sobre los 8.520. El aguante mostrado por sus tropas en lo más alto es una clara señal, quieren continuar con la ofensiva.

Europa

La sesión en el Emperador europeo fue de auténtico vértigo también. Tras la apertura, los osos lanzaron un despiadado ataque que perforó la directriz alcista perdiendo por tres puntos los 2.700 puntos. La media móvil de las 20 sesiones hizo de barrera y logró levantar de nuevo a los toros con ferocidad hasta los 2.726 puntos. Terminó el combate sobre los 2.716 puntos con un descenso del -0,36%. Mantiene la pequeña figura de HCH invertido y salva la línea de tendencia. Deja un precioso martillo de larga sombra que debería servir para poner punto y final al diabólico lateral que no parece tener fin. Sólo si los osos consiguen cerrar por debajo de los 2.684 puntos, perforando la citada media móvil y la directriz tendrán oportunidades para buscar el hueco de los 2.659/35 puntos y la media de las 50 sesiones. Tras la figura de ayer, los alcistas deberían levantar en el Eurostoxx una sólida vela de ruptura para acabar con la consolidación.

El Káiser alemán lo pasó muy mal ayer. Desde el principio los bajistas atacaron con severidad y llevaron al selectivo alemán hasta los últimos mínimos relativos. Alcanzaron a los 7.639 puntos, dejando atrás claramente la media móvil de las 20 sesiones. Por momentos tuvieron la victoria en sus manos, pero no remataron el asalto. Los toros respondieron desde el precipicio y lograron terminar la sesión sobre los 7.696 puntos, con un descenso del -0,69% y a pocos puntos por debajo de la mencionada media móvil. Dibuja un martillo de robusta cabeza roja habilitando un posible doble suelo en mínimos. No hay tiempo para más, si los tanques germanos no logran arrancar y conquistar los 7.800 puntos, los bajistas tendrían claras opciones de buscar los 7.500/475 puntos en busca de la media móvil de las 50 sesiones. Pondrían así en entredicho la salida al alza del resto de Europa. Veremos si el Dax sigue con esa manifiesta debilidad.

Sin grandes turbulencias pasó la sesión el Gentleman inglés. Los alcistas siguen muy fuerte sin dar pie a sus adversarios tras romper resistencias. Se trazaron mínimos en la jornada sobre los 6.149 puntos para terminar en el punto de partida con un mínimo descenso del -0,09% hasta los 6.179 puntos. Queda trazado un doji en el Footsie en lo más alto que muestra el rechazo a ceder posiciones. Todo indica que continuaran los ascensos, los osos no quieren guerra con el selectivo británico.

El general De Gaulle pudo contener a los bajistas y cerrar por encima del lateral ya roto. Se trazaron mínimos sobre los 3.724 puntos, cerrando la sesión sobre los 7.341 con un descenso del -0,59%. Dibuja una vela con cuerpo real rojo y sombra inferior de la misma longitud. De momento, los alcistas no ceden tras la ruptura al alza del proceso de consolidación, pero fallan en la salida. No se dibuja una sólida vela alcista que deje atrás los 3.733 puntos. Si los osos quieren daño deberán romper los 3.700 puntos y la media móvil de las 20 sesiones.

Por último, el gran triunfador de la sesión, el César italiano. Después de las rápidas y breves caídas iniciales que alcanzaron los 17.394 puntos, las legiones respondieron con una fuerza sorprendente para trazar nuevos los máximos sobre los 17.764 puntos. El Mibtel italiano deja trazado un esbelto martillo de pequeña cabeza verde que cierra en los 17.715 puntos, con una subida en solitario del +0,48%. Todo preparado para el asalto a los 18.000 puntos. A pesar de ser el selectivo que más ha subido desde primeros de año, sigue siendo el más fuerte de Europa. No muestra el más mínimo indicio de agotamiento. Impresionante.

Wall Street

Las tropas del general Custer no se dejaron intimidar por los kamikazes bajistas. Tras los primeros ataques que alcanzaron los 1.481 puntos, los toros reaccionaron y terminaron por romper la parte superior del canal alcista. La victoria ya está completada en el selectivo americano que finaliza la sesión sobre los 1.492 puntos, con un ascenso del +0,44%. Todo preparado para el asalto de los 1.500 puntos. Dibuja una sólida vela de impulso con sombra inferior. Mientras los 1.474 puntos se mantengan en manos alcistas no habrá mayor problema en romperlos. Contrasta la fortaleza del S&P 500 con las dudas europeas.

En la tecnología, tampoco los toros se dejaron llevar por las caídas iniciales y el Nasdaq Composite terminó la sesión con un ascenso del +0,27% hasta los 3.143 puntos. Dibuja un pequeño martillo sobre los últimos máximos alcanzados para seguir con la ofensiva en busca de los 3.200 puntos. Veremos si termina despegando con un extensa vela termine por alejar a los toros de los 3.100 puntos.

Pablo Casals, uno de los mejores violonchelistas de todos los tiempos dijo: "Cada hombre debería pensar que es una de las hojas de un árbol y que el árbol es toda la humanidad. No podemos vivir sin los demás, sin el árbol". A los 95 años de edad fue entrevistado por un joven periodista que le dijo: "Usted tiene 95 años y es el más grande violonchelista que jamás ha existido. ¿Por qué sigue practicando más de seis horas al día?". A lo que Casal contestó: "Porque creo que estoy haciendo progresos". Veremos si los progresos en los índices americanos conducen a la victoria a los selectivos europeos en el extenuante proceso lateral.

LOS ESPECIALISTAS

¿SE QUIEREN JUBILAR?

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

La inversión residencial en Estados Unidos

La ventana a los mercados

Cortal Consors

El turismo, los millennials y la innovación

Convertir la novedad en valor

Francisco González Bree

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00