miércoles, 23 abril 2014

Está pasando

El Estado ha ingresado por impuestos 300 millones frente a los 75 de ayudas

El PIVE deja a las arcas públicas cuatro veces el dinero invertido

  • Gracias al Plan PIVE de ayudas a la renovación del parque automovilístico, el Estado ha ingresado 296 millones de euros en recaudación fiscal. El presupuesto de este grupo de ayudas, que se ha consumido en sólo 59 días, es de 75 millones. El impacto económico de la mayor producción de coches en España ronda los 1.000 millones de euros.
Temas relacionados:

El Plan PIVE es un rotundo éxito", declaró ayer ante la prensa sin ambages Mario Armero, vicepresidente ejecutivo de la patronal española de fabricantes de automóviles Anfac. Llevan meses avanzando que la iniciativa era extremadamente positiva en cuanto a revitalización de un sector con ventas en caída libre y asegurando que también era beneficioso para las arcas públicas pero hasta ayer no decidieron demostrarlo en cifras.

Según los datos de Anfac Research, el Estado ha ingresado 296 millones vía recaudación fiscal relativa al automóvil, casi cuatro veces más de lo que presupuestó en concepto de ayudas a la compra de vehículos eficientes. La cantidad que ha destinado el Gobierno a este plan a través del IDAE, organismo vinculado al ministerio de Agricultura Medio Ambiente, ha sido de 75 millones. Estaba previsto que el plan de incentivos durara hasta mayo pero su presupuesto se agotó el pasado 10 de enero, 59 días después de su puesta en marcha.

De los 75.000 vehículos vendidos en el marco de esta iniciativa, un tercio de estos, alrededor de 25.000, son "demanda adicional", afirman desde Anfac, es decir, que no se hubieran vendido de no existir este plan. En el periodo entre octubre de 2011 y enero de 2012, se vendieron en España 167.000 vehículos. Entre octubre de 2012 y enero de 2013, el periodo de impacto del PIVE, se han matriculado 192.400 unidades. Implica un crecimiento de la demanda de un 15%.

El impacto económico completo asciende a 930 millones de euros, según sus cálculos, derivados de los efectos directos, indirectos e inducidos de estas mayores compras. Las fábricas españolas han sacado al mercado 26.000 unidades más gracias al PIVE, aseguró Aranzazu Mur, directora del departamento económico de Anfac. Además, se han preservado 4.500 empleos, de los que alrededor de un 30% serían de nueva creación en distintas áreas del sector. Armero puntualizó que el PIVE ha permitido que se suspendan procesos de expedientes temporales de regulación de empleo, que estaban en marcha y no han tenido que aplicarse de momento.

Anfac y el resto de las asociaciones del sector, como son la patronal de concesionarios Faconauto, la de vendedores Ganvam y la de importadores Aniacam, han pedido al Gobierno y a sus interlocutores en el ministerio de Industria que prorroguen esta iniciativa o que pongan en marcha otro sistema de este tipo. En el Foro Cinco Días celebrado el martes, el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ya avanzó que el interés del Gobierno es mantener de algún modo estas ayudas a la compra. "Yo creo que habrá prórroga pero no lo puedo afirmar con rotundidad", apuntó el ministro. Soria también adelantó que podría tener una dotación presupuestaria "mayor" que la de este plan y que estarían estudiando ampliar los incentivos a otro tipo de vehículos, no sólo los turismos. Desde el sector, se especula con una dotación de 100 millones de euros y que se aprobará una pieza separada para vehículos comerciales de hasta 3,5 toneladas de peso.

"Sabemos que el Gobierno está trabajando en ello, aunque no tenemos más noticias al respecto", puntualizó el vicepresidente de Anfac. Armero subrayó que lo que España necesita son ideas "productivas y útiles" como el Plan PIVE y que también desde Bruselas se fomentan los planes de ayuda.

¿Y por qué no un Plan Integral del Motor?

"El ministro de Industria dijo en una ocasión que en España hay dos sectores muy fuertes: el turismo y el motor. El turismo tiene un Plan Integral para su promoción. ¿Y por qué no puede tenerlo el motor?", afirmó Mario Armero en un momento en el que dejó aflorar sus aspiraciones para el sector del automóvil. Armero avanzó que su "deseo" sería que en 2013, "con nuevos planes de incentivo a la compra y la ansiada recuperación económica en el segundo semestre", se alcance un volumen de matriculaciones de alrededor de 900.000 unidades. "Sería el volumen ideal para el año que viene, con el consiguiente impacto económico que tendría para poder llegar en 2014 al millón de unidades", afirmó el vicepresidente de Anfac, recalcando claramente que es una "opinión personal".

Lo que no es una opinión sino que está basado en cálculos de la patronal es que el mercado caerá otro 10% aproximadamente en 2013, hasta los 630.000 vehículos vendidos, si se excluye el impacto del PIVE actual al inicio de año y no se aprueban otras medidas favorecedoras para el sector. "No podemos dejar caer las ventas por debajo de esa cifra", aseguró Armero. En sus cálculos, el mercado natural de vehículos para España está "alrededor de las 1,2 millones de matriculaciones al año".

LOS ESPECIALISTAS

TIEMPO DE REFLEXION...PASADO

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00