miércoles, 3 septiembre 2014

Está pasando

Editorial

Así es difícil construir Europa

Temas relacionados:

No cabe la menor duda de que uno de los debates -tanto desde el punto de vista de los principios como desde el punto de vista estrictamente pragmático- más trascendentes que hay sobre la mesa en estos momentos es el del futuro europeo. El consenso generalizado es que la apuesta correcta es encaminarse hacia una Europa cada vez más integrada, con una sólida comunión de intereses, instituciones y objetivos. Ese camino parece haber empezado a emprenderse, aunque sea muy lentamente, con proyectos como el de la unión bancaria. Sin embargo, esa idea de construcción de una Europa cada vez más firme se encuentra demasiadas veces con sorpresas desagradables, que siembran el desconcierto. Ayer mismo, la_Comisión Europea impuso una cuantiosa multa a Telefónica y Portugal Telecom por unos hechos claramente discutibles. Pero esa no es la cuestión de fondo. Sí lo es que Bruselas no centre todas sus energías en conformar y asegurar un modelo de sociedad de la información en el que Europa -instituciones, empresas y ciudadanos- tenga algo que decir frente a la cruel dictadura de los gigantes estadounidenses -Google, por ejemplo-, que dominan el mundo digital. Es hora de dejar de preocuparse del estéril pasado y defender el futuro si se aspira a una Europa realmente fuerte.

LOS ESPECIALISTAS

Escocia remueve el mosaico europeo

La UE, del revés

Bernardo de Miguel

El traje beige de Obama

Vistiendo a Gatsby

Elitista

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00