domingo, 26 octubre 2014

Está pasando

Dos décimas menos que la previsión del Gobierno, según las estimaciones del Banco de España

La debilidad de la demanda provoca una caída del PIB del 1,3% en 2012

  • Acabado el efecto del adelanto de compras por los cambios en el IVA, el desplome del consumo de los hogares y del gasto público acentuó la contracción del PIB en el último trimestre del año. El Banco de España constata que la actividad retrocedió un 0,6% en tasa trimestral y un 1,3% en el conjunto del año.
Temas relacionados:

Fachada Banco de España

EFE

No hubo sorpresas y al final se cumplieron las previsiones que apuntaban un final de ejercicio más complicado que el trimestre anterior. Y es que durante los últimos tres meses del año confluyeron varios aspectos que agravaron la caída del consumo de los hogares que se viene registrando desde que se inició la crisis. Se acabó el efecto del presunto adelanto de compras por la subida del IVA, se acentuó el desplome del consumo público y se contrajo el gasto de los hogares afectados por la supresión de la paga extra a los funcionarios.

Todo ello hizo, según el último informe de coyuntura del Banco de España, que la economía agudizara su contracción en el cuarto trimestre. En tasa trimestral la caída fue del 0,6%, tres décimas más que en el trimestre anterior, mientras en términos interanuales el descenso alcanzó el 1,7%. Esto hace que en el conjunto del año la actividad se contrajera un 1,3%, dos décimas menos que la previsión elaborada por el Ejecutivo en su cuadro macroeconómico. Así, la demanda nacional registró un retroceso en el conjunto de 2012 del 3,9%, desplome mayor que el del ejercicio anterior al que contribuyeron todos sus componentes, tanto de consumo como de inversión.

Previsiones del FMI

También te puede interesar

En concreto, el consumo privado disminuyó en torno a un 2%, muy afectado por las duras medidas de ajuste del gasto aplicadas por las administraciones en la recta final del año y el impacto que ha tenido sobre los principales bienes y servicios el incremento de precios. Las buenas noticias, un año más, vinieron del sector exterior, que fue capaz de atenuar la caída de la actividad interna. El Banco de España estima que su aportación fue de 2,6 puntos positivos, apoyada por el avance de las exportaciones y el descenso de las importaciones. No obstante, en la segunda mitad del año se constató que el enfriamiento de la recuperación en algunos de los principales socios comerciales de España frenó el aumento de las ventas al exterior. Por su parte, la última revisión de las previsiones que maneja el FMI sobre España arroja pocas novedades en cuanto a la dirección y el sentido de la crisis. Agrava el pronóstico para 2013, cuando prevé que el PIB_caiga un 1,5%. Con ello, el país seguirá a la cola de la recuperación entre las economías avanzadas. Peor solo estará Grecia.

LOS ESPECIALISTAS

¡BEACON! Tecnología de corto alcance para móviles

Tu ADN Digital

Luis Ferrándiz, Eduardo Vázquez y Nacho Prada

Rajoy no sueña con Europa

La UE, del revés

Bernardo de Miguel

¿LES GUSTA EL ORO?

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00