viernes, 31 octubre 2014

Está pasando

Decimosexta Encuesta Mundial de PwC a consejeros delgados

Los líderes de las multinacionales no se creen del todo la recuperación

  • La mayoría de los presidentes y consejeros delegados de multinacionales de todo el planeta no terminan de creerse la recuperación económica. Solo uno de cada tres espera que los resultados de su compañía mejoren este año, según la decimosexta edición de la Encuesta Mundial de CEOs elaborada por PwC y presentada hoy en Davos.
Temas relacionados:

"Cuando la gente me pregunta: ¿qué crees que va a pasar en los próximos cinco años?, yo levanto mis manos y respondo: no tengo ni idea y tu tampoco. ¿Como podemos arreglárnoslas con este grado de incertidumbre? Pues bien, pienso que lo primero y más importante que debemos hacer es adoptar la actitud adecuada para el proceso de cambio y reinvención que debemos afrontar". Esta es la reflexión de Peter Tortorici, consejero delegado de la multinacional estadounidense GroupM Entertainment Global, cuando se le pide que evalúe la situación económica actual que se vive ahora mismo en el planeta.

Este primer ejecutivo forma parte de los más de 1.300 consejeros delegados y presidentes compañías multinacionales que han participado en la decimosexta Encuesta Mundial de CEOs elaborada por PwC y presentada ayer en la localidad suiza de Davos con motivo de la celebración del Foro Económico Mundial.

Según una de las principales conclusiones de este trabajo, los líderes empresariales mundiales no terminan de creerse la recuperación económica que se espera en muchas regiones. Así, solo uno de cada tres encuestados (el 36%) se declara muy seguro de que su compañía mejorará sus ingresos en este año. Los ejecutivos de la Unión Europea son aún más escépticos en este terreno y solo el 22% confía en mejorar los resultados de su empresa en 2013. Pero, según los autores de este trabajo, "los consejeros delegados más pesimistas del mundo" en este aspecto son, sin duda, los españoles: apenas dos de cada diez se muestra muy confiado en que su empresa mejore en este ejercicio.

Si bien, la percepción más general de la situación mejora levemente entre los líderes empresariales de todo el mundo ya que el 52% cree que la economía mundial se mantendrá en 2013 en las circunstancias actuales, frente al 48% que lo opinaban el pasado año.

Pero ¿qué les preocupa a estos primeros ejecutivos multinacionales? Los consejeros delegados de todo el mundo están muy nerviosos por todas las posibles amenazas fiscales y políticas en muchas partes del mundo, según este informe.

La creciente volatilidad económica encabeza la lista de preocupaciones de la mayoría (en concreto para el 88% de los encuestados), como ha ocurrido en los dos últimos años.

Temor a los gobiernos

Aunque el segundo lugar de esta lista lo ocupan para el 71% las respuestas de los gobiernos a los déficit fiscales y a la carga de la deuda. Esta preocupación se eleva al 82% de los ejecutivos españoles y al 89% de los estadounidenses que son los más concernidos por este asunto.

Finalmente la tercera amenaza detectada por los más altos directivos es la del riesgo de un exceso de regulación en los mercados, que temen un 69%. "Los reguladores mundiales buscan la estabilidad del sistema financiero y eso implica unas nuevas reglas. En ese camino, no es raro que se los reguladores se extralimiten legislando", opina el consejero delegado y director de DBS Group de Singapore.

En general, las respuestas de los consejeros delegados y presidentes de grandes compañías españolas fueron más pesimistas que la media mundial respecto a sus temores. Además de ser los que más negro ven el futuro de sus empresas este año, los directivos españoles también tienen más miedo a las decisiones de los gobiernos para atajar los el déficit fiscal, ya que lo temen un 82%, once puntos más que la media mundial.

Al tiempo, el 86% de estos mismos ejecutivos españoles exigen a los gobiernos que una des sus prioridades debería ser "garantizar la estabilidad del sector financieros", algo que solo le piden los gobernantes el 63% de los líderes empresariales del resto del mundo.

Por otra parte, las medidas que están tomando las cúpulas empresariales para atajar la crisis económica también son más dramáticas entre los dirigentes de las compañías españolas que la media. El 86% de los españoles ha hecho ajustes de costes en 2012 frente al 77% de la media mundial. Y el 50% ha aplicado recortes de plantilla en las multinacionales españolas mientras que solo el 25% de los directivos del resto del mundo despidió a parte de sus trabajadores.

Dicho todo esto, los líderes empresariales de España y del resto el mundo coinciden en una cosa y son bastante optimistas: nueve de cada diez se muestran "relativamente o muy confiados" respecto al crecimiento de los tres próximos años.

Gran temor a las revueltas sociales

La grave y prolongada crisis económica que atraviesa España, sobre todo en lo que se refiere a la destrucción del empleo y el tejido productivo, ha situado al país a punto de convertirse en un polvorín social.

Ese es, al menos, el miedo manifestado por el 64% de los dirigentes empresariales españoles, que temen que se produzcan importantes tensiones sociales en España este año, frente al 17% directivos del resto de multinacionales que teme estos conflictos ciudadanos en el resto del mundo.

Sólo los altos ejecutivos de empresas de Venezuela y Sudáfrica manifiestan este temor para sus países más que en España.

China y EE UU son los mercados preferidos

Los máximos directivos multinacionales de España y del resto del mundo tienen a China y Estados Unidos como principales objetivos empresariales para este año. Pero no por el mismo orden. Para los españoles el destino más estratégico para sus empresas será EE UU, escogido por el 32% de los encuestados, seguido de China (22) y Alemania (18%). Mientras que para los presidentes de las grandes compañías del resto del mundo, China será en 2013 su principal mercado para expandirse, según el 31% de los participantes en este informe; seguido de EE UU (23%) y Brasil (15%. Alemania se sitúa como cuarto objetivo mundial (12%).

Volver a situar al cliente en el centro

Independientemente del sector donde desarrollen su actividad. El 51% de los altos directivos empresariales sitúan la ampliación de su base de clientes como uno de sus tres prioridades de inversión para 2013.

Este porcentaje se eleva al 56% en el caso de los españoles. Es más, estos últimos colocan mayoritariamente (el 52%) el reto de ampliar sus servicios de atención al cliente entre sus prioridades inversoras; algo que solo preocupa al 38% de los ejecutivos del resto del mundo.

"Para nuestros accionistas, los clientes vuelven a ser absolutamente lo más importante", asegura Andrew Bradler, consejero delegado de CLP Holdings en China.

LOS ESPECIALISTAS

HOY EN JAPON

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

"Pensamiento dinámico" y trabajo en equipo, claves de un buen análisis

Inteligencia competitiva

Cátedra de Servicios de Inteligencia y Sistemas Democráticos

Mentalidad empresarial ganadora

Gestiona para ganar

Luis Soler

¿Cuál es el momentum de las bolsas?

La ventana a los mercados

Cortal Consors

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00