jueves, 24 abril 2014

Está pasando

Las fundaciones podrán controlar hasta el 100% de una entidad financiera

La nueva ley de cajas impedirá a sus directivos sentarse en los bancos

  • La nueva ley de cajas obligará a todas estas entidades a convertirse en fundaciones bancarias antes de finales de 2014. Además, establece finalmente la incompatibilidad para sentarse en el patronato de la fundación y en su filial bancaria, y viceversa, aunque deja vía libre a los directivos para estar en el consejo de otras compañías.
Temas relacionados:

El Ministerio de Economía ha aprovechado la nueva visita de la troika y la aprobación de la segunda ronda de ayudas por casi 1.900 millones de euros para las cajas del Grupo 2 -Liberbank, BMN, Ceiss y Caja3- para someter a consulta pública la nueva ley de cajas, con la que se pone punto y final a este sector, salvo en el caso testimonial de dos pequeñas entidades, Caixa Pollença y Caixa Ontinyent.

La aprobación de esta norma es una de las condiciones impuestas por Bruselas para la concesión de los más de 40.000 millones de euros en ayudas públicas que la CE ha facilitado a una parte de la banca española, principalmente antiguas cajas de ahorros.

La futura ley, que podría entrar en vigor entre finales de 2013, obliga a todas las cajas, salvo a las menores de 10.000 millones de euros en activos, a convertirse en fundaciones bancarias. Aunque hace distinciones. Aquellas que controlen más del 30% de un banco -La Caixa, las tres cajas que controlan Kutxabank, Ibercaja, Unicaja y Liberbank y está en duda BMN- deberán hacerlo en un plazo de un año desde que se apruebe, es decir, antes de finales de 2014. Para las que tengan un porcentaje menor la obligación cumple en cinco meses.

Las entidades sanas podrán, eso sí, controlar hasta el 100% de sus filiales bancarias sin que se especifique tiempo. Pero cuanto mayor sea la participación mayor serán las exigencias de transparencia y solvencia. Así, las cajas que posean más del 50% del banco deberán presentar ante el Banco de España un plan financiero en el que especifiquen la manera en la que harán frente a las posibles necesidades de capital en que puedan incurrir y los criterios básicos de su estrategia de inversión en entidades financieras. Además, deberán crear un fondo de reserva con el que hacer frente a las posibles necesidades de recursos propios de la entidad participada "que pudieran poner en peligro el cumplimiento de sus obligaciones en materia de solvencia".

Las fundaciones bancarias que posean el 30% hasta el 50% de un banco o tener su control deberán de acordar un protocolo de gestión de la participación financiera y tendrán que presentar el plan financiero ante la institución que dirige Luis María Linde.

Bruselas había exigido inicialmente que todas las cajas perdieran el control de sus filiales bancarias, pero al final la troika comunitaria ha cedido, pero bajo unas duras exigencias de transparencia y solvencia.

El texto actual del borrador de ley fija la incompatibilidad entre los consejeros del patronato de la fundación y los de su filial bancaria. De esta forma, y a falta de la tramitación parlamentaria del texto, las actuales cúpulas de La Caixa y CaixaBank, Unicaja, Ibercaja, Kutxabank o Liberbank deberán salir de la fundación o del banco en año y medio.

Los patronatos de las fundaciones tendrán hasta 20 miembros. De ellos, la representación de las administraciones públicas y entidades y corporaciones de derecho público no podrán tener una presencia superior al 25%. Sus miembros ejercerán su cargo gratuitamente, aunque cobrarán dietas. Este porcentaje, no obstante, les garantiza aún una cierta influencia sobre el banco que controla la fundación.

Cuanto mayor es el peso en un banco, mayor será la influencia del Estado

El Estado incrementará su nivel de competencia a medida que la caja aumente su presencia en el banco. Así, si la caja posee menos de un 30%, el Estado solo tendrá competencia sobre el gobierno corporativo; si posee entre el 30% y el 50%, el supervisor también deberá analizar la participación bancaria, y si supera el 50%, la capacidad de control del Banco de España será "máxima". La institución que encabeza Luis María Linde, además, determinará si una persona que ha sido imputada puede convertirse en directivo de una caja, según establece la futura ley, que incluye un mayor "escrutinio" en lo que afecta a la honorabilidad, experiencia y compatibilidad de estos cargos. El texto establece que las cajas que no tengan obligación de ser fundaciones volverán a su origen, es decir, serán entidades de crédito de carácter fundacional y finalidad social cuyo ámbito de actuación será su comunidad autónoma.

Una norma calificada de positiva

Apoyo de CECA

La CECA emitió ayer un comunicado en el que considera "positivo" que el anteproyecto de ley de las cajas evite un modelo de venta forzosa, con plazos prefijados, que, en las condiciones actuales, abocaría a pérdidas de valor. "El sistema propuesto, a través de obligaciones de exigencia creciente conforme aumenta la participación, permite una desinversión gradual y prudente".

Control del 10%

En la norma se indica que las fundaciones bancarias serán aquellas que mantengan una participación en la entidad de crédito que alcance, de forma directa o indirecta, al menos un 10% del capital o de los derechos de voto de la entidad, o que le permita nombrar o destituir algún miembro de su órgano de administración. Las antiguas cajas que han sido nacionalizadas por completo deberán convertirse en fundaciones especiales, estarán desvinculadas por completo de un banco y dependerán de su comunidad autónoma.

Obra social

La fundación bancaria tendrá finalidad social y orientará su actividad principal a la atención y desarrollo de la obra social y a la adecuada gestión de su participación en una entidad de crédito, según consta en el borrador de la ley.

Retribuciones

La ley no contempla un límite a las retribuciones de los directivos de las cajas de ahorros, pero, sin embargo, obliga a las entidades a presentar ante el Banco de España un informe anual sobre su gobierno corporativo.

Fondo de reserva

El Banco de España establecerá las nuevas exigencias del fondo de reserva

LOS ESPECIALISTAS

TIEMPO DE REFLEXION...PASADO

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00