jueves, 23 octubre 2014

Está pasando

Entrevista

"La mediación tiene cada vez un papel más importante"

  • Nacida en Madrid en 1966, Sonia Gumpert es la nueva decana del Colegio de Abogados de Madrid. Está especializada en Derecho procesal y en negocios internacionales y es socia del despacho Monereo, Meyer, Marinel-lo.

Carlos Capa

21-01-2013 10:27

Temas relacionados:

Sonia Gumper

PABLO MONGE

Sonia Gumpert Melgosa acaba de tomar posesión como nueva decana -la primera mujer en sus más de 400 años de historia- del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid (ICAM). Este mandato, que se desarrollará durante los próximos cinco años, se ha visto precedido por una áspera y larga campaña electoral (hasta 14 candidaturas se presentaron a la elección), tachonada por los incidentes que el día de la votación, el pasado 18 de diciembre, situaron -entre policías y denuncias- en primera plana informativa a un colectivo por lo general discreto. Sobreseído el procedimiento penal que instó la Comisión Electoral del ICAM, la nueva decana traslada con decisión -se atisba su cultura y formación germánica- su proyecto de Colegio, el más grande de España, y su análisis de situación de la justicia y el sector legal.

Pregunta. Asume usted el decanato del ICAM en un momento de máxima efervescencia en el mundo legal. La frenética actividad reformadora del Ministerio de Justicia tiene a los abogados presentes en numerosos frentes. ¿Cómo afrontará este escenario?

Respuesta. Es un gran reto. Los cambios en el mundo de la justicia y también la situación de crisis que vivimos hacen que asumir esta responsabilidad nos hará agudizar el ingenio, sin duda.

"La financiación de la justicia gratuita no se cubre con las previsiones recaudatorias de la Ley de Tasas"

"La abogacía debe ahora ganar peso, y tiene que haber una fuerte interlocución con la judicatura"

"Queremos dotar al turno de oficio de una deontología propia"

P. La gestión de la justicia gratuita en la Comunidad de Madrid ha sido objeto de una sostenida polémica entre el ICAM y el Gobierno regional. ¿Se abre un nuevo marco de relaciones con la comunidad?

R. Sí, creo que sí. Hasta ahora el Colegio no ha sido muy transparente en este asunto y tenemos que conocer más. Vamos a introducir cambios, como la implantación del expediente electrónico que la región venía demandando, que van a dar más agilidad a la gestión. El ICAM va a mantener unas buenas relaciones con la Comunidad de Madrid, abiertas a la negociación y al encuentro, en la convicción de que compartimos el interés de que la justicia gratuita funcione y funcione bien.

P. Uno de los ejes de su campaña es el turno de oficio. ¿Cuáles son las primeras medidas que adoptará su junta en relación a este servicio?

R. La que ya he citado del expediente electrónico me parece fundamental. También queremos dotar al turno de oficio de una deontología propia, porque tiene una problemática específica como otras especialidades de la profesión.

P. La Ley de Tasas se está aplicando de forma efectiva desde hace ya unas semanas. ¿Mantendrá el ICAM su posición contraria a la norma? ¿Qué medidas impulsarán?

R. Sin duda. Vamos a avanzar en el estudio de vías o recursos que podemos apuntalar o reforzar desde nuestra oposición. La Ley de Tasas (Ley 10/2012, de 20 de noviembre) es insostenible para la abogacía y para la ciudadanía.

P. ¿Cómo debe financiarse la justicia gratuita sin recurrir a este modelo de tasas judiciales?

R. Es que la financiación de la justicia gratuita no se cubre con las previsiones recaudatorias de la Ley de Tasas y además es un argumento trampa. La justicia gratuita se debe financiar con los impuestos, como el resto de servicios públicos garantizados por la Constitución.

P. Otro de los cambios es el avance y extensión de la figura de la mediación. ¿Qué se debe hacer en esta materia?

R. La mediación tiene un papel muy importante. Ha traspasado el ámbito de menores, familia... para instalarse ya en los ámbitos civil y mercantil. Cualquier abogado, yo como procesalista lo tengo muy claro, tiene como objetivo procurar el mejor interés de su cliente, y un pleito, hoy por hoy, no es un buen negocio para un cliente; lleva tiempo, es caro, tiene un factor inevitable de impredecibilidad, mientras que la mediación, guiada por un abogado, es un instrumento más barato, rápido y eficaz. In extremis habrá conflictos que se tengan que resolver en vía judicial, pero la mediación es idónea en muchos casos.

P. También forma parte del paquete de reformas el Consejo General del Poder Judicial. En un formato de gobierno más reducido, se verá menoscabada la influencia de la abogacía, que hasta ahora ha mantenido vocales en el Consejo.

R. La abogacía en estos momentos debe ganar peso y se deben buscar canales para que esto suceda. Tiene que haber una fuerte interlocución con la judicatura, con la que los abogados trabajamos cotidianamente, ya sea por canales orgánicos u otros que se establezcan.

P. El anteproyecto de Ley de Servicios Profesionales afecta directamente a los colegios profesionales. ¿Mantendría como está la actual regulación de las profesiones de abogado y procurador?

R. Cumplen funciones muy distintas y no creo que sea fácil fusionarlas. Llevado el asunto del papel a la práctica, habría enormes dificultades. Desde mi experiencia en la práctica procesal creo que sería difícilmente asumible compatibilizar ambas funciones. Por otra parte, hay un problema deontológico. En la abogacía de forma especial, y esto se plasma en la vinculación del abogado al Colegio. No creo que hagamos ningún favor, especialmente al cliente, sustrayendo parte de nuestra actividad a este imprescindible control deontológico compatibilizando funciones tan diferentes. No veo tampoco ningún beneficio profesional o económico para la abogacía.

P. ¿Son necesarios 83 colegios de abogados en España?

R. No sé si todos y cada uno son necesarios. Siempre he creído en la eficiencia y en el corporativismo sano y bueno, que consiste no solo en defender al colegiado, sino también al ciudadano, por ejemplo del intrusismo. También existe una cuestión territorial, no sé si es operativo que en algunas provincias haya un solo colegio de abogados.

P. La aprobación de esta nueva regulación multiplicará el peso de los grandes colegios en el Consejo General de la Abogacía Española (CGAE). ¿Debe pesar más el número de colegiados que el número de colegios?

R. Es una vieja discusión. Quiero valorarlo más en profundidad, aunque la realidad es que el Colegio de Abogados de Madrid representa un tercio de toda la abogacía española.

P. La jornada electoral de su elección estuvo salpicada de incidentes, impugnaciones, forcejeos...

R. En el Colegio ya no debe tener más recorrido. Lo que tenemos ahora mismo es ilusión por desarrollar el cometido que nos han encomendado los votantes.

LOS ESPECIALISTAS

¿POR QUE LOS TIPOS DE INTERES REALES SON TAN BAJOS?

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

La amenaza del ébola y la innovación de proceso

Convertir la novedad en valor

Francisco González Bree

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00