viernes, 1 agosto 2014

Está pasando

Rajoy no cederá en la supresión de competencias en pequeños municipios

El rechazo del PSOE amenaza con descafeinar la reforma local

  • El Ejecutivo enfrenta a la posibilidad de que se aligere en la tramitación parlamentaria que afronte a recursos judiciales. Rajoy no cederá en la integración de los pequeños municipios en las diputaciones o en la reducción de concejales.
Temas relacionados:

número de reformas estructurales que le quedan pendientes de aprobar. Y la primera de ellas puede ser la de la Administración Local, cuyo anteproyecto de ley, si no hay cambios de última hora, se presentará en el Consejo de Ministros de este viernes. El objetivo de esta norma es garantizar la prestación de servicios en los ayuntamientos y para ello el Ejecutivo ha tratado hasta el último momento de pactar la reforma con el PSOE, el principal partido de la oposición que aún mantiene una gran cuota de poder municipal, especialmente en Andalucía.

Los esfuerzos, según fuentes de ambos partidos, han resultado baldíos. Las negociaciones se rompieron la semana pasada y todo apunta a que el Ejecutivo aprobará esta norma sin el apoyo de los socialistas. Los principales puntos de fricción, según esas mismas fuentes, son la supresión de competencias y servicios en los municipios de menos de 20.000 habitantes (el 95% de los 8.116 ayuntamientos que existen en España), que recaerían en manos de las Diputaciones, la reducción del número de concejales y la limitación en su sueldos.

Pese a suavizar el borrador, en el que las Diputaciones pasan de controlar a tutelar las competencias, los socialistas creen que con esta medida se produce una "voladura controlada de los ayuntamientos", tal y como lo calificó el secretario de Política Municipal, Gaspar Zarrías. En su opinión, el proyecto del Ejecutivo es una "privatización encubierta" de los servicios municipales. El anteproyecto establece que, desde la entrada en vigor de la norma, los municipios tendrán un año "para hacer una evaluación de sus servicios y ajustarlos a los principios de sostenibilidad financiera". Los socialistas interpretan que esta medida supone "un atentado contra la autonomía local" y anuncian que plantarán batalla para defender a sus concejales. "A cara de perro", subrayó el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, el domingo en un acto en Toledo. De este modo, el principal partido de la oposición aprovechará la tramitación parlamentaria para tratar de suavizar algunos de los términos de la norma e incluso no descarta recursos judiciales, tal y como ha hecho con la reforma laboral, el copago sanitario o la tasa de un euro por receta. Esta ofensiva contra la reforma local puede acabar descafeinando algunos de los grandes cambios contenidos en la norma.

Las conclusiones de la vigésima reunión intermunicipal del PP, celebrada el pasado fin de semana en Almería, dejan poco margen para los cambios exigidos por los socialistas. En el texto se aboga por la "racionalización y profesionalización de las estructuras organizativas y de gestión de los municipios y diputaciones", mientras que en el caso de la autonomía financiera de los ayuntamientos, los populares consideran que "el proceso de evaluación servirá para promover la generación de economías de escala y potenciar las Diputaciones".

La FEMP trata de mediar para que haya acuerdo

La Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), como el organismo más representativo del poder municipal, trató ayer de quemar las últimas naves con el fin de que la reforma de la administración local se presente como un gran pacto entre los dos partidos políticos más votados. A primera hora de la mañana, el presidente de la FEMP, Íñigo de la Serna (alcalde popular de Santander), se reunió con los portavoces de los grupos políticos representados en la Federación para tratar de recomponer los lazos rotos entre PP_y PSOE la semana pasada. De la Serna apeló a la responsabilidad política y a la lealtad institucional para abordar la reforma de la Ley de Bases de Régimen Local. "La sociedad está exigiendo que aparquemos los intereses partidistas y alcancemos grandes pactos de cara a una reforma que hará más solventes y sostenibles a los ayuntamientos, al tiempo que permitirá ofrecer a los ciudadanos unos servicios de más calidad y a un menor coste", argumentó en su intervención.

Por el tono del comunicado difundido ayer, los portavoces de los distintos grupos se mostraron reacios al acuerdo, por lo que el máximo dirigente de la FEMP les recordó que aún existe margen "para alcanzar acuerdos parciales", al tiempo que subrayó que, una vez que el texto pase por el Consejo de Ministros, las entidades locales podrán seguir realizando aportaciones de cara a mejorar el anteproyecto, tanto en la Comisión Nacional de la Administración Local (CNAL), como en el posterior trámite parlamentario. "Seguiré trabajando hasta el último minuto para lograr acuerdos sobre una reforma en la que los ayuntamientos salgan fortalecidos", resaltó.

LOS ESPECIALISTAS

Ley de Propiedad Intelectual: una oportunidad perdida (Antonio Fernández)

Talento en movimiento

Observatorio Internacional de Propiedad Intelectual

MATIZAR EL MANTRA DE QUE EL FUTURO SIEMPRE SERA MEJOR

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

La deuda en argentina

La ventana a los mercados

Cortal Consors

EEUU, el 4% de PIB, y el retorno a la prosperidad

EEUU y mercados emergentes

Jorge Díaz-Cardiel

Bruselas golpea a Rusia (con cuidado)

La UE, del revés

Bernardo de Miguel

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00