domingo, 31 agosto 2014

Está pasando

La City

Freno al avance del móvil

Temas relacionados:

Es igual de verdad que el móvil y los nuevos dispositivos electrónicos nos hacen cada día la vida más cómoda como que empieza a ser preocupante la obsesión de muchas personas por no desprenderse de su teléfono ni para comer. Tanto es así que ya es bastante común en EE UU que cuando un grupo de amigos se reúne para cenar o comer todos decidan colocar sus smartphones en el centro de la mesa. Si durante la velada algún móvil suena y su dueño no logra vencer la tentación de contestar, ese comensal será finalmente quien pague la factura de todos los participantes. Parece que la medida consigue el efecto deseado, aunque algunos realizan auténticos esfuerzos para no apretar la tecla de descolgar. Será el precio que hay que pagar porque las nuevas tecnologías no nos devoren.

LOS ESPECIALISTAS

Fiascos Van Rompuy

La UE, del revés

Bernardo de Miguel

El altavoz del Marketing de Escucha Activa: 7 claves de éxito

Tu ADN Digital

Luis Ferrándiz, Nicolás Infer y Nacho Prada

Amazon y el videojuego en directo. ¿El nuevo El Dorado?

Convertir la novedad en valor

Francisco González Bree

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00